Miércoles 24 DE Abril DE 2019
Oculta

Volcanes de Guatemala

Guadalupe del Valle expone una serie de xilografías en la Galería El Attico.

Fecha de publicación: 16-01-18
Por: Redacción elPeriódico

“La otra montaña, que está al frente del otro lado del valle, es espantosa y desagradable a la vista, porque está cubierta de cenizas, y piedras y guijarros calcinados, estéril y desprovista de toda verdura, donde no se oye más que el ruido del trueno y de los metales que se funden en la tierra, y donde no se ven más que llamas y torrentes de fuego y azufre que arden perpetuamente y llenan el aire de mortales y pestíferos olores. De esta manera Guatemala está situada entre un paraíso y un infierno, que por tanto jamás se ha abierto de manera para consumir la ciudad”. Con esta cita de Thomas Gage a propósito del volcán de Fuego, fechada en 1648 y aparecida en sus crónicas de viajes en La Nueva España y Guatemala, el doctor Alfredo Mackenney nos introduce en la serie de xilografías Gigantes de Guatemala, debidas a Guadalupe del Valle, que se presentan a partir de hoy en la Galería El Attico.

Un volcán es parte del horizonte guatemalteco, en muchos lugares de la geografía del país, nos dice en el catálogo de la muestra la escritora Gloria Hernández, “activos, durmientes o extintos, los volcanes han desempeñado un papel esencial en la cosmovisión de nuestra cultura mesoamericana: sus habitantes hemos combinado en nuestra visión del mundo un diálogo eterno con el medioambiente. Así, la observación de los volcanes ha devenido referencia determinante en cuanto al desarrollo de la geografía, la astronomía, la religión, la agricultura, la mitología y, por supuesto, el arte. Y esta contemplación ha penetrado profundamente en nuestra conciencia colectiva. Desde tiempos prehispánicos, los volcanes eran considerados seres vivos: parte de un universo dinámico y apasionado que controlaba a los demás fenómenos climáticos, meteorológicos y hasta conductuales. El resultado de esta dialéctica es la de una convivencia casi mágica y muy respetuosa con el entorno natural”.

“Como buena observadora de su entorno –agrega Hernández– Del Valle nos maravilla con esta circunstancia geográfica, recreada en hermosas reproducciones de los volcanes guatemaltecos: sus particularidades, sus diferencias, sus personalidades y su fuerza latente. Toma conciencia de la propia contingencia individual como artista y retoma el simbolismo de estos bellos colosos que nos rodean en su aspecto fecundo y purificador. Y, como Vulcano, talla en sus grabados, con arte y con paciencia, la magia y la belleza”.

 

“Los grabados de Lupe –escribe la curadora Marcela Valdeavellano– son poemas realizados con gubias sobre planchas de madera que trascienden la representación de cada magno espacio que ella investigó personalmente con el apoyo de los conocimientos del doctor Alfredo Mackenney. Sin embargo, cada grabado, aunque se base en la imagen material de cada coloso, nos abstrae de su imagen para encontrarnos entre las incisiones magníficas del buril que dejan al descubierto nuestra dualidad a través del blanco y negro, que la tinta dilucida mediante su adhesión a la superficie de la plancha, la que no cubre las incisiones del dibujo planificado en negativo, pero con la mente y el espíritu más positivo y profundo que Lupe comparte en esta muestra”.

Guadalupe del Valle Pellecer (Guatemala, 1951) ha expuesto individualmente en diversas galerías y participado en exposiciones colectivas en la Bienal Paiz y en el Banco G y T Continental, entre otras. En esta muestra trabajó bajo la guía de Marvin Olivares.

 

Gigantes de Guatemala

> Xilografías de Guadalupe del Valle

> Galería El Attico

> (14 avenida 15-45, zona 14)

> Inauguración:

Martes 16 de enero, 19:00 horas.

 

Etiquetas: