Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Oculta

Una novela histórica con espías

Ken Follet regresa con Una columna de fuego, que esta semana se puso a la venta en España y Latinoamérica.

Fecha de publicación: 18-09-17
Por: Chris Melzer DPA
Más noticias que te pueden interesar

Una columna de fuego es el título de la nueva novela de la saga Los Pilares de la Tierra de Ken Follet que llega a las librerías en España y Latinoamérica, una historia de espías ambientada en el siglo XVI. Editada en español por Plaza y Janés, Follett, uno de los escritores más famosos y rentables de la actualidad, prosigue en Una columna de fuego la saga que comenzó con Los pilares de la Tierra (1989) y continuó con Un mundo sin fin (2007). La historia transcurre durante “el próspero y convulso reinado de Isabel I de Inglaterra” y con las guerras de religión como telón de fondo. La acción se sitúa en la ciudad ficticia de Kingsbridge.

Las novelas históricas son muy  exitosas, lo mismo que las de espías. ¿Con su novela histórica de espías quería garantizarse un número uno?

– Sí, se podría pensar eso. Y tampoco es tan erróneo. Sí quería unir una historia maravillosa que transcurriera en el pasado con la tensión de una novela de espías.

Al final de un capítulo, Ned, el héroe de la historia, dice que siente que el mundo se desmorona a su alrededor. ¿Es esa su visión sobre nuestro mundo?

– Ned dice eso después de enterarse del horror de la matanza de San Bartolomé (la matanza de hugonotes durante las guerras de religión de Francia del siglo XVI), en la que murieron miles de personas. Por eso se entiende esa visión negativa, creo. Yo no diría algo así hoy en día. Pero esos pensamientos de Ned se  entienden en esa situación.

¿Es usted más bien una persona optimista?

– Sí, sin duda.

Nuestro mundo parece estar resquebrajándose…

– Sí, hay un par de reminiscencias del siglo XVI en nuestra época. En el siglo XVI había guerras y violencia, muerte y tortura. Y el motivo eran las rivalidades religiosas. En nuestro siglo esto también lo vemos en los hechos, por más que me desagrade. Me gustaría que los lectores vean estos paralelos y conecten los puntos entre el siglo XVI sobre el que escribí y el XXI que están viviendo.

El terrorismo religioso es hoy en día el terrorismo islamista. ¿Está preocupado?

– Sí, por supuesto. Todo el mundo está preocupado. ¿No nos sentimos todos amenazados? ¿No nos conmociona a todos ver cómo se mata a personas inocentes por los motivos más tontos?

¿Y qué piensa usted sobre los servicios secretos? ¿Son un arma importante dentro de una democracia fuerte o un peligroso Estado dentro del Estado?

– Creo que hacen un trabajo importante y ningún Estado puede renunciar a ellos. Se evitaron muchos atentados terroristas porque los servicios secretos pudieron detener a tiempo a las células terroristas o las conspiraciones. Así se salvaron muchas vidas. El problema es que un servicio secreto es secreto y por lo tanto muy difícil de controlar. Todos los primeros ministros y presidentes pensaron siempre que tenían a los servicios bajo control. Y es una tarea sumamente ardua. Pero en una democracia es muy importante controlarlos.

En sus libros los malos son siempre muy malos y los buenos son casi perfectos. ¿No confía en que sus lectores puedan discernir los matices?

– Hmmm, no lo veo tan así. Estos personajes son complicados. Y cada persona tiene también un lado malo. Así es el mundo, y las personas malas muchas veces son simplemente inherentemente malas. Eso no quiere decir que también puedan ser encantadoras, como Pierre en mi libro, que es un hombre muy encantador y sexy. Y Ned no es completamente un santo. También hace cosas de las que se avergüenza. Por ejemplo, interroga a un sospechoso mientras en una habitación contigua otro grita de dolor a tiempo de ser torturado. Todos diríamos que eso es algo malo, pero lo hace. Él se siente mal, pero lo hace de todos modos. No es un santo.

Usted recibe mucho correo de sus fanes. ¿De qué se quejan los lectores?

– Interesante pregunta. La mayoría se queja de las escenas de sexo. Eso lo descubrí en las charlas posteriores a las conferencias. Hay muchas mujeres que me dicen que pasan esas partes. Lo siento mucho, pero no creo que sea correcto dejarlas de lado. En ese entonces todo eso estaba presente, la guerra, la violencia y la muerte. Simplemente no lo puedo ignorar.

El novelista

Ken Follett nació en 1949 en Gales, pero creció en Inglaterra. De joven, cuando era periodista, escribió varios libros. Su mayor éxito llegó en 1990 con Los pilares de la tierra. En la novela de la Edad Media, Follett relata la construcción de una catedral y las intrigas a su alrededor. Sus novelas casi siempre tienen un trasfondo histórico. Recientemente publicó una trilogía que presenta la historia de varias familias en el contexto de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, así como en la Guerra Fría.

Etiquetas: