martes 12 septiembre 2017
Oculta

“La literatura debe humanizarse más” Renato Buezo

El escritor nacional Renato Buezo obtuvo el premio BAM Letras de novela 2017. El trabajo ganador fuae El Flaco, historia que aborda la vida de un joven boxeador. Buezo conversó digitalmente con elPeriódico acerca de la novela y su labor como escritor.

Por: Jaime Moreno elPeriódico

¿De qué va el libro?

– El libro es la historia de un muchacho que crece en una sociedad donde el boxeo es el deporte popular. Él tiene problemas familiares, con la ley y personales que le van impidiendo lograr sus sueños. Sin embargo como es muy bueno para pelear, se va generando un mito en la comunidad donde vive y eso lo empuja a no detenerse y a seguir aunque vaya por un camino complicado. él sigue adelante y persevera.

Es un muchacho que en el fondo sabe que su vida no está bien y entiende que necesita, como cualquier otro ser humano, de la ayuda de Dios. Vive situaciones que lo alejan y otros personajes que intentan persuadirlo para que se acerque más a Dios y deje lo que le está causando daño.

¿Cuál fue su proceso de concepción?

– Esta novela al principio comenzó como un cuento y pues había varias situaciones dentro del cuento que permitían abrir la estructura y fue así como El Flaco se convierte en una novela.

¿Cuáles son sus influencias?

– No tengo ninguna influencia en particular. He disfrutado distintos libros a lo largo de mi vida como lector. Creo que las influencias van llegando conforme uno se va encontrando con la lectura. Hay libros a los que uno regresa, como mi primer libro que era prohibido leer. Mi abuelo tenía una gran librera y tenía un espacio abierto con libros que uno de niño podía leer y otro espacio con llave, con libros prohibidos. Pero mi abuelo un día habló de un libro en la cena y se dio cuenta que a mí me interesó, por lo que dejó el primer libro de la serie Caballo de Troya, de Juan José Benítez, por ahí para que yo lo encontrara.

La primera parte de ese libro es un relato casi ingenieril sobre un viaje a través del tiempo, y al final deciden viajar a la época de Jesús. A pesar de ser muy técnico, la narración era tan buena que me mantuvo interesado en el objetivo final del libro, que es que el hombre siempre va a necesitar de Dios. Es por eso que en El Flaco, el personaje principal también descubre este secreto y es cuando se pone interesante y su vida toma un sentido para bien y vale la pena ver cómo termina.

¿Cómo debe afrontar la literatura la realidad que la rodea?

– El porcentaje de nuestra sociedad que se acerca a leer una historia escrita, en este caso a una novela, cada vez va siendo menor; porque el ser humano siempre es atraído por las historias, pero hoy las historias están tan a la mano gracias a las redes sociales y muchas veces son más cercanas y más reales. La literatura debe humanizarse más, acercarse más al lector y contar historias que sean más afines a lo que las personas estamos viviendo.

Ahora creo que el lector de redes sociales o el fanático del cine se pierde de un mundo muy interesante al no acercarse a un libro. Al final quien termina construyendo la historia es el lector con su imaginación. Creo que detrás de cada largometraje, de cada documental… detrás de cada imagen… existe un cuentacuentos, un escritor… alguien que antes de mostrar algo al mundo se lo mostró a sí mismo escribiendo, por lo que la Literatura es el paso más apasionante para disfrutar una historia e imaginarla junto a su escritor.

Literatura: mercado y creación. ¿Cómo conviven ambas dinámicas?

– Uno escribe lo que no ha leído y le gustaría leer. Al final es esa voz narrativa que despierta dentro de quien escribe lo que dicta la creación de un libro y no el mercado. Suele suceder lo contrario, a pesar de que existen editoriales pequeñas que se apasionan por la lectura, que permiten al escritor llevar su propio ritmo y estilo. Muchas grandes casas editoriales primero investigan las tendencias y los intereses del mercado para darle al lector lo que quiere.

¿Cómo conviven? Pues cuando un libro está terminado y pasa el filtro del editorial, ya se vuelve un producto. 

Este año Asturias está de aniversario ¿Cuál es su presencia en el mundo literario actual?

– Asturias no ha cambiado, en su mayoría a Asturias se le sigue leyendo porque hay que leerlo por estar en un programa de estudio y no por lo que realmente es. Siempre es importante que los niños aprendan sobre Asturias, pero también creo que es importante abrir espacios en la escuela para leer a muchos más para llenar la mente de nuevas historias apasionantes que trascenderán en su futuro. Es decir, lo mismo puedo decir de Baldor.