Lunes 23 DE Septiembre DE 2019
Oculta

“Solo unas 15 personas sabemos quién es Banksy”

Se abre una polémica muestra no autorizada de los trabajos del enigmático artista callejero, curada por su exmanager Steve Lazarides.

Fecha de publicación: 26-06-17
Por: María Prieto dpa

Aunque las obras críticas con el establishment del artista callejero británico Banksy son reconocidas a escala mundial, su verdadera identidad sigue siendo un enigma. Y una de las pocas personas que conoce su secreto, su exmanager Steve Lazarides, confiesa que jamás revelará el misterio.

En entrevista telefónica, Lazarides repasa su relación con el artista callejero de fama global que ha logrado colarse por la puerta grande en el mundo del arte con trabajos que destilan ironía, sarcasmo y atizan a los poderes establecidos y a la realidad actual.

The art of Banksy, una muestra no autorizada de la que usted es comisario, se exhibirá en Berlín hasta mediados de septiembre. ¿Estamos ante una retrospectiva?

-Esta la colección de Banksy más amplia mostrada hasta el momento. Se pueden ver unas 65 obras, entre ellas, algunas icónicas como Kate Moss o La niña con el globo. También en Berlín se podrá ver Forgive us our trespassing por primera vez en Europa. Bueno se expuso en Estambul (Turquía) hace un año y medio.

¿Le resultó difícil convencer a los coleccionistas para que prestaran sus obras para la muestra?

– Sí, porque los coleccionistas son como niños. Ellos aman sus obras y no les resulta fácil tener una pared vacía en su casa por un determinado tiempo. Fue difícil convencerlos pero lo logramos.

¿Con qué argumentos lo consiguió?

– Insistimos en que había muchas piezas que solo habían sido vistas en vivo por un número reducido de personas. Porque hay mucha gente que vio las obras de Banksy reproducidas en libros o a través de Internet pero muy poca que las haya visto en la vida real.

¿Cuántas veces le han preguntado por la identidad de Banksy?

– (Se ríe) Si cada vez que me preguntan recibiese un euro, ahora sería muy rico.

¿Le resulta complicado guardar el secreto?

– No, a pesar de que no tenemos relación porque no nos hablamos desde hace casi una década, no voy a revelar su identidad.

De lo que se deduce que usted no es Banksy.

– (Se ríe) Ya me gustaría serlo, pero lo cierto es que estoy bastante contento de ser Steve Lazarides.

¿Cree que Banksy llegará a revelar su identidad?

– No tengo ni idea. Traté de convencerlo de que dijese quién es hace muchos años, pero él decía que la gente esperaba que fuese un Brad Pitt a lomos de un caballo blanco enfrentándose al Estado Islámico y venciéndolo con tan solo una mano.

¿Cuántas personas saben quién es realmente Banksy?

– Quizás unas diez o 15 personas.

Siendo así, parece raro que ninguno se haya ido de la lengua.

– Creo que hemos llegado a un punto en que los medios de comunicación tampoco quieren saber quién es. Es una historia mediática interesante de contar: “el desconocido Banksy”. Para mucha más gente es más interesante así que si, por ejemplo, se dijese que Banksy se llama Dave Smith, tiene 52 años y que vive en Brighton.

¿Cómo conoció a Banksy?

– Nos conocimos hace muchos años en una exposición de fotos. Yo en aquel momento era fotógrafo. Nos entendimos bien y le pregunté si podía hacer fotos de alguno de sus trabajos. Así empezó todo.

¿Y vio su potencial?

– Vi algo que me gustó mucho. Él fue siempre extremadamente popular y el grupo de gente que le seguía creció y creció. Creció de forma exponencial hasta que se convirtió en un fenómeno global.

Banksy es famoso por su sarcasmo y sus mensajes antiestablishment, pero ¿cree que ya se ha convertido en un artista establishment?

– Creo que lleva siendo un artista establishment desde hace bastante tiempo, quizás desde los últimos cinco o diez años. Logró mucha popularidad en muy poco  tiempo. Ahora Banksy es un icono  internacional y no puedes ser  un icono global sin ser parte del establishment.

La entrada a la muestra cuesta casi €20 (unos US$22). ¿Cree que esta exposición puede molestar a Banksy, un artista muy crítico con proyectos de tinte comercial y anticapitalista?

– Probablemente. Creo que es probable al cien por cien.

Se cobra una entrada cuyo precio, para la media, es elevado y se  exponen obras que se han podido ver en la calle gratis. ¿Entiende  que haya voces críticas?

– Si esta fuese una exposición de, por ejemplo, Keith Haring en la que se mostraran más de 60 de sus obras nadie se quejaría del precio de la entrada, aunque él también era un artista callejero como Banksy pero sus obras ya no se pueden ver en la calle. Uno puede pagar esta entrada o se puede gastar miles de euros en billetes de avión para ir a ver las obras de Banksy que están por todo el mundo. Estas críticas me persiguen desde hace unos 25 años, pero quien no quiera gastarse el dinero que mire las obras a través de Internet. A la gente le gusta ver el arte en vivo, por eso van al Louvre y hacen cola para ver la Mona Lisa.

Sobre el lugar en el que se  celebra la exposición en Berlín. Es un local que forma parte del Hotel Adlon, uno de los más lujosos de la capital (situado en la Puerta de Brandeburgo). ¿Subyace una intención de provocar o ha sido casualidad?

– Siempre me gusta exponer en lugares diferentes o extraños, elegimos esta sala porque antes era una discoteca. No buscaba ser una provocación, yo ni sabía que pertenecía al hotel Adlon, simplemente me gustó porque era un lugar original para hacer la muestra.

¿Cree posible que Banksy acuda a visitar esta exposición?

– Lo dudo mucho. Cuando trabajaba con él jamás puso un pie en alguna de las exposiciones que él mismo organizaba así que no creo posible que acuda a ver una muestra que alguien hace de su trabajo.