viernes 3 marzo 2017
Oculta

A trabajar a Abbey Road

El guatemalteco Nico Farias pondrá el lunes 6, sus pies en los más prestigiosos estudios  de grabación de Londres, Abbey Road. Este ingeniero de sonido, dispondrá del mismo equipo empleado por los Beatles, Pink Floyd, U2 entre muchos muchos más.

Por: Jorge Sierra

Abbey Road Studios es uno de los estudios de grabación más míticos en el mundo de la música. Fue allí, justo en la calle Abbey Road, de Londres, Inglaterra, donde los Beatles grabaron casi toda su obra, y lo mismo Pink Floyd (Dark Side of the Moon) por no mencionar Enya, Iron Maiden, Radiohead, U2 y un gordo etcétera. Y es que su estructura garantiza excelente sonido, nutriéndose a diario de técnicos, ingenieros y productores, es decir, de gente que investiga, inventa, que construye con rigor equipo y desarrolla técnicas de grabación que los mantienen vigentes. Pues allí, en el estudio 2, pondrá sus pies este lunes 6, a las 8 de la mañana, el ingeniero y productor guatemalteco Nico Farias, graduado como tal el año pasado en Berklee College of Music, Boston, EE. UU.

Una invitación

La razón por la que el joven de 22 años está allí, es para grabar algo que suena a funk, a jazz contemporáneo en una suerte de fusión del grupo The GrooBand. Trabajo que hará en mancuerna con el cantante y guitarrista español Emilio Esteban, que conoció en Berklee. “Emilio y yo somos amigos desde hace un par de años. Creo que admiramos y confiamos en lo que cada uno hace. Hay que saber hacer las cosas y ser alguien placentero a la hora de trabajar”. Cabe apuntar que The GrooBand está conformado por dieciséis músicos españoles.

Para este proyecto cuenta el ingeniero guatemalteco, “me reuní en España en diciembre con Esteban y me platicó sobre estas sesiones y me invitó a ser el ingeniero de sonido en el estudio 2 de Abbey Road”.

A partir de ese ofrecimiento, Farias se puso manos a la obra y examinó los más pequeños detalles del reverenciado lugar. “Desde que me hicieron la invitación me di a la tarea de estudiar a fondo absolutamente cada micrófono, ecualizador, compresor, instrumentos y rincón del estudio 2 de Abbey Road para que la sesión sea un éxito y el productor este contento con los resultados, con el objetivo final. La literatura que consulté para prepararme fue, Recording The Beatles de Kevin Ryan y Brian Kehew y Abbey Road: The Best Studio In The World de Alistair Lawrence y los manuales del equipo”.

Los inspiradores

En ese examen se topó con sorpresas deslumbrantes y supo que con ese equipo, como ingeniero de sonido, se dará un banquete. “Una de las cosas que más me emociona es que tendré a mi disposición el mejor equipo del mundo: micrófonos Neumann desde U47’s hasta KM57’s, C12M; los legendarios Fairchild 660’s; preamplificadores Neve Montserrat, Neve 33609/J y una lista interminable. El equipo es exactamente el que utilizaron, The Beatles, Pink Floyd, Oasis, John Williams y muchas leyendas en sus históricas grabaciones. Solo de pensar el hecho de trabajar y crear música con el mismo equipo y en el mismo lugar que la gente que me inspiró a seguir esta profesión lo hizo, me emociona y me sensibiliza de una manera que jamás había sentido en mi vida. No lo puedo expresar en palabras”.

Por lo mismo, ingresar a Abbey Road tiene inquieto al guatemalteco. Y no es para menos dada la fama que le acompaña. “Abbey Road tiene una legendaria reputación en todo el mundo, además de ser el primer estudio de grabación oficial en la historia de la música”. En efecto, este será un reto para él, aunque en su currículum está el haber pisado los mejores estudios de grabación de Los Ángeles, California (Stagg Street Studios e Igloo Music) y también el haber ya grabado bandas en ese estilo. “En la universidad grabé a varios formatos, entre ellos ensambles similares de funk, jazz y fusión. Son géneros muy comunes en Berklee por lo que me siento muy a gusto y familiarizado con el sonido del estilo”.

El trabajo le tomará a Farias dos días sin parar. Quizá sea un tiempo corto pero hay que considerar que la grabación se realizará en vivo en el estudio, a excepción de las voces y algunos layers (capas) que se harán en overdubs (sobreimposiciones).