Martes 17 DE Octubre DE 2017
Oculta

Las ciudades de Cepeda

En Guatemala circula el disco del colombiano que apuesta por canciones latinas sin caer en lo previsible. Es cuidadoso al elegir el material. Le acompañan grandes músicos, como el cubano Gonzalo Rubalcaba y la Orquesta Filarmónica de Praga.

Fecha de publicación: 17-12-16
Por: Jorge Sierra elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

La televisión de su país (Colombia) le ha dedicado grandes espacios para que hable de su nuevo disco Mil ciudades. Y hay razón, porque además de ser uno de los más queridos y más cercanos del público, el cantante y compositor colombiano Andrés Cepeda, ganador del Grammy Latino, lanzó su undécimo disco (noveno de estudio) en el que a la par del colectivo La Corporación, cinco productores, formidables músicos y diferentes estudios de grabación, da forma a un repertorio que va desde la balada, pasando por lo caribeño hasta llegar al bolero y entregar así, uno de sus discos más consistente e iluminado de su carrera, de circulación ya en Guatemala.

Detrás de las canciones

Entre los 14 tracks que incluye la placa, de cuidadosa hechura, se encuentran, Mil ciudades, Desesperado, Canta conmigo, Eres parte de todo, La felicidad, No te vayas todavía y Por el resto de mi vida, entre otras. Algunas de ellas, son de su autoría pero en realidad mucho tuvo que ver el colectivo La Corporación (compositores), pero también recolectaron canciones de Lázaro Horta, Pavel Nuñez y Ricardo Montaner, entre otros. En la producción participaron Tommy Torres, Julio Reyes Copello, Dan Warner, Mauricio Pantoja y Bernardo Ossa. Para redondearlo todo, tocaron músicos como el pianista cubano Gonzalo Rubalcaba (uno de los diez mejores pianistas de jazz del mundo), también los batería Vinnie Colaiuta y Lee Levin, y el bajista Carlitos del Puerto. Sin olvidar la participación de The City of Prague Philarmonic Orchestra y la Miami Symphony Services.

Mil ciudades es una producción que contó con el apoyo de La Corporación, que es un colectivo de músicos y compositores, que imparten talleres. Con sus integrantes se eligió el tipo y la calidad de las canciones. “Las produjimos y vimos cuál tenía sentido, y luego empezamos a buscar el equipo soñado con el que las queríamos hacer. Con los cuatro productores por ejemplo, queríamos utilizar un juego de herramientas. Terminamos haciendo 19 canciones pero solo grabamos 14, en condiciones rigurosas con diferentes ideas, con diferentes versiones. Y se tuvo la ocasión de grabar en Bogotá, Praga y en Los Ángeles”, dice el colombiano.

Los boleros

Entre las canciones que ofrece, se encuentra el bolero, Locura mía. “Encontramos el momento justo para que el mundo la conozca”, dice el intérprete sobre el tema del colombiano Jaime Enríquez. Y añade: “No es un bolero antiguo, es moderno, es bellísimo”. Una marca de identidad en la obra de Cepeda es que en casi todos sus trabajos discográficos suele incorporar boleros. “Vivo enamorado del bolero. En una ocasión me enamoré profundamente y al mismo tiempo tuve un revés, empecé a sentir remolinos emocionales fuertes. A partir de ello, esas canciones tuvieron sentido para mí y quise escribir dentro del género y cantarlos. Desde ese momento, me enamoré del bolero porque la vida me enseñó que yo tenía un corazón muy cercano a él. Y se volvió una parte importantísima de mi repertorio”.

Otra canción dentro de esa línea se encuentra Bolero sin fin, de Lázaro Horta, “una canción muy linda que es un homenaje al bolero mismo”, dice el cantante y donde cuenta con el apoyo del pianista cubano. “Gonzalo fue generoso con nosotros porque ya había grabado la Orquesta Filarmónica de Praga y escuchó al piano de referencia. Así Gonzalo grabó 16 tomas para la canción. Y al final, él mismo escogió la mejor toma. Hizo un trabajo agotador. Nadie hace un track tantas veces. Es un regalo tocar con él”.

El disco lanzado el día de su cumpleaños, tiene como bandera Mil ciudades, que son la cantidad de urbes donde el colombiano ha encontrado cómplices a sus canciones, es decir un público que ha sentido, viajado y compartido lo mismo que él. Y seguro que seguirá encontrando más.