Miércoles 22 DE Mayo DE 2019
Oculta

Jazz para cerrar festival

Este domingo 26, el cuarteto Jazzimba se presenta en la Gran Sala del Teatro Nacional para mostrar su oferta musical y clausurar el 12 Festival de Junio.

Fecha de publicación: 24-06-16
Por: Jorge Sierra elPeriódico

El cuarteto Jazzimba recién empieza a ganar terreno en la escena nacional. En cuatro meses se ha abierto espacio en la escena del jazz en Guatemala, en parte por esa oferta de originalidad tímbrica que tiene, tanto por el formato acústico como por la incorporación de la marimba guatemalteca en su formación. En esa velocidad de acontecimientos que tiene, el próximo domingo 26, a las 18:00 horas, en la Gran Sala del Teatro Nacional, al cuarteto le tocará clausurar la XII edición del Festival de Junio.

Integrado por el trompetista Jacobo Nitsch, el percusionista Leonel Hernández, el bajista Alejandro Álvarez y el marimbista Fernando Vásquez, aprovecharán la ocasión para presentar algunos temas del repertorio de Freddie Hubbard, Mongo Santamaría, David Friedman, obra de los guatemaltecos Roberto Estrada, German Giordano y del bajista Álvarez, pero también piezas tradicionales del repertorio guatemalteco presentadas en clave de jazz. Esta vez, el grupo ofrecerá un punto más de experimentación al acompañarse de la Big Band de la Universidad del Valle, del pianista Víctor Arriaza y del discjay Básico 3.

Hay que recordar que Jazzimba nació por la inquietud de estos músicos (Nitsch y Vásquez), el trompetista que tras su estadía en EE. UU., tuvo el deseo de perfilar un estilo que tuviera rasgos auténticamente chapines, como ocurre con el jazz mexicano, el cubano o el africano. Y Vásquez por su lado también tras su acercamiento a maestros de Berklee College of Music, de tocar con el vibrafonista alemán Stefan Bauer, amén de su reconocimiento al trabajo de grandes intérpretes del instrumento.

Marimba sin fronteras

El trompetista Nitsch sabe que conforme pasa el tiempo, el grupo se hará de material original. E igual que las vías de exploración que el grupo se plantea no se detendrá, como se verá en esta presentación. Por su lado, el mismo maestro Vásquez, director habitual de la Marimba de Concierto de Bellas Artes, reconoce que la marimba guatemalteca apenas comienza a abrirse camino en los terrenos de la música contemporánea. Y él está dispuesto a llevarla a esos terrenos. De hecho, la institución artística que dirige incorpora a partir de ahora un segmento de música contemporánea, incluido el jazz.

El bajista Álvarez también tiene algo que decir: “lo atractivo de Jazzimba es evidentemente la incorporación de la marimba. Luego, también la sonoridad de la batería/percusión. Pero primordialmente la marimba por ser el instrumento nacional”. Ya a la hora de tocar en conjunto siente que “el bajo presenta una base como siempre, pero con libertad, propio del jazz, e igual hago líneas como tratando de empatar con lo que se desarrolla”.

Feliz y original

Finalmente reconoce lo que es integrarse a este proyecto, “desde que empecé fue retador. Primero porque el repertorio es diferente a lo que he venido tocando, hoy un par de piezas son muy ajenas a lo que he escuchado. Hace poco, tocamos algo de un autor hindú bastante extraño para mí, y traté de llenar los espacios que habían, pero curiosamente en la grabación original no había bajo y en cambio yo lo tenía que fusionar en el contexto instrumental de Jazzimba. Tocar esto es refrescante para mí. Y el material nacional que tocamos es bonito en sus arreglos, sea en forma de bossa nova o en 6/8, pero no el 6/8 habitual sino diferente. Yo feliz”, afirma el bajista.

Al final, el público descubrirá un grupo que busca ganarse un espacio a base de jazz, en términos donde no solo cuenta una hermosa melodía, sino también un alterado y ziszagueante ritmo y libertad en la interpretación.