Sábado 15 DE Diciembre DE 2018
Oculta

La Guatemala bajo la alfombra

Hoy por la noche se presenta Cuadros sin costumbre, un texto recopilatorio de crónicas/poemas/cuentos de Julio Serrano. Llega de la mano de la editorial Metáfora y es producto de escarbar en el archivo de una época de experimentación.

Fecha de publicación: 25-05-16
Por: Jaime Moreno elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

En la primera década del siglo XXI el mundo literario guatemalteco fue un hervidero de ideas. Posguerra, autodeterminación, recambio generacional, revisión de la propia identidad, todo retratado desde la poesía, la narración y todo lo existente entre ambos términos. De esa época surgieron gran cantidad de textos que solo vieron la luz en espacios efímeros o en formatos no impresos. A esa etapa pertenecen las letras incluidas en Cuadros sin costumbre, que Julio Serrano presenta esta noche en La Casa de Cervantes. A partir de las 19:00 horas. En el acto lo acompañan Marvin García, el editor, junto con Carmen Lucía Alvarado y Sebastián Escalón.

Serrano hace una pausa en el proceso de materialización del proyecto Ser el fuego, con el cual ganó la primera beca Yaxs y que está ya en su última fase, para traer desde el archivo una serie de híbridos, entre crónica, cuento y poema, escritos hace ya varios años. Lo cierto es que es una compilación salida de un momento de euforia, de experimentación, en el que la construcción de identidad popular estaba marcada por la mercadotecnia y por un proceso cultural de prueba y error. Según el propio Serrano, es parte de un discurso de “reproducción de conceptos clasistas”, de “descontextualizción” de actores sociales y de lecturas pesadas y densas sobre la realidad nacional. Para el escritor, es un tipo de texto del cual no muchos se responsabilizarían. “Entré en una crisis fuerte, ya armado el libro, en 2011”, dice.

“Me quité la culpa, vi cosas que me gustaban, formas que ya no utilizo. Ya no escribo así, pero es el registro de ese tiempo. Estaba tan inseguro de él que lo di a distintos lectores y mis mejores filtros vinieron de los milenials. Lograban hacer conexiones con los textos”, recuerda.

A finales del siglo XIX José Milla dio forma al imaginario popular gracias a sus Cuadros de costumbre, una especie de fotografías correctas de lo que debía ser la sociedad de su tiempo. Esa corrección social era retratada mediante textos breves, joviales, que escondían detrás un panorama oscuro, turbio. “Les quedaba pequeña la alfombra, dejaban muchos bultos bajo ella”, dice Serrano acerca de esos ejercicios. Cuadros sin costumbre es lo opuesto. Julio se coloca desde una posición escenográfica, un bus, la calle, un taxi, para captar con su relato distintas narraciones de la Guatemala bajo la alfombra. “Es la versión escrita de un proceso de documentación callejera que hacíamos en Cuatro Caminos, un colectivo”, afirma. Esas visiones muestran un paisaje desolado, donde la vida es eso que se mueve como sorteando obstáculos y en el que “lo correcto” es solo un rumor lejano y artificial. “De mis libros, es el que tiene una carga de conexión social más fuerte. Lo leo y puedo ver qué procesos internos tuve para que hoy sea un libro. La mayor parte es una transcripción de la realidad, una que es alucinante. Yo no puedo fabular para adultos, para niños sí, pero la realidad me sobrepasa aquí”, explica el autor.

El libro se compone de varias secciones, incluida una que recopila algunos poemas. “La parte de Barrio son poemas que publiqué en línea en 2009. Eran 48 textos que destruí en 48 blogs distintos”, comenta Serrano.

Libro quetzalteco

La edición de Cuadros sin costumbre llega desde el altiplano nacional, gracias al trabajo de la editorial Metáfora. No es casualidad, Serrano nació en Quetzaltenango en 1983 y ese nexo nunca lo ha perdido. “Quería un libro quetzalteco”, dice. Metáfora fue la encargada de cumplir el deseo. Es el título 26 de la editorial y para Serrano es una de las editoriales más inteligentes. “Trabajan bajo demanda”, dice al tiempo que afirma que “No es un negocio, no hay forma que una editorial así lo sea”. Sobre el producto final, ilustrado por Alexander Socop y editado en diversos colores de papel, Serrano espera que sea una aventura para el lector. “Es un libro con el que la mara se la va a pasar bien. En literatura eso es muy importante para mí. Reivindica mucho el gozo y la celebración, la lectura placentera. Es un libro para tener en el baño”, finaliza.

Presentación


Hoy, a las 19:00 horas. En La Casa de Cervantes (5a. calle 5-18, zona 1). Comentan Carmen Lucía Alvarado, Sebastián Escalón, Marvin García y el autor. Entrada libre.

Etiquetas: