Miércoles 20 DE Marzo DE 2019
Oculta

Los discos que vienen con el frío

En la escena nacional aparecen de nuevo discos que se alejan de lugares comunes. El folk urbano se nutre con más gente, el jazz mantiene un fuerte respiro y el rap engorda su espíritu.

Fecha de publicación: 19-02-16
Por: Jorge Sierra elPeriódico
Más noticias que te pueden interesar

Diana Primavera

“Estado Natural”

Regreso comienza con guitarra sola. Luego aparecen los bongós, bajo, batería y violín con el que se define el aire tropical que desea. De hecho, es el mismo aire que se respira en las ocho canciones que componen la placa.  Resulta que Diana Primavera (Martínez) es quetzalteca pero ya adolescente se comió Cuba. Vivió allí varios años y ahora radica en Tijuana, México. Desde allí ha construido, junto a músicos de varios países (vive en zona fronteriza), una carrera que le permite cantar en distintas estilísticas y colores, reggae, cumbia, afrocubano y jazz. Cuenta mucho el atractivo fraseo de su voz, y el brillo de su versatilidad y tono. En este disco no es tan amplia en géneros como sí lo es en vivo, pero en cambio muestra la solidez de sus composiciones junto a una banda completa (incluye trompeta, saxofón, quena, charango, sonido de órgano). De las canciones más notables por su estructura e interpretación vale mencionar Estado natural, La cuenta arriba, Cartas y Lo que me busca (junto a El Gordo).

Kontra

Kontrastes

Para crear y grabar Kontra es autor fértil y de inquietud bárbara. Ahora lanza este nuevo disco con nueve tracks inéditos. En algunos, se hace acompañar de figuras como el rapero NDR (Lenin Lira), los cantantes Cynthia Fión y Diego Rodas (Rotz), Francis Rodríguez y Carlos Springmuhl (Hot Sugar Mama), Pablo Quinteros (Messas) y aportes sonoros de básico3. Como notará, ahora se ve con otras gentes para buscar nuevas experiencias y así enriquecer su material. En la práctica, aunque a veces resulte interesante y funcione con cierta naturalidad, no termina de quedar claro si las alianzas son o no positivas para la dinámica del material. En efecto, hay notoria madurez artística, sus letras siempre tan actuales como sencillas las arropa a ritmo a veces funky y soul, con loops en tempos medios. El trabajo no tiene estridencias ni complicaciones, tampoco pretende ser lo que no es. Hay brillantes y sólidas piezas como, De vuelta, Lluvia de ideas, Anestesia y Modo de avión.

Sofi Kuba

Clouds in the attic

La batería y compositora Sofi Kuba (Rivera) ha hecho un trabajo encomiable. Sobre todo en las condiciones locales. Hacer un EP de jazz a los 25 años de edad y en términos de neo bop y brasileño es en verdad temerario en un país tan conservador y tan corto de miras en materia de música. Se fortaleció con la compañía de algunos colegas que saben del género como, la saxofonista y cantante Rosse Aguilar, y el bajista Alejandro Álvarez. Por lo mismo se rescatan piezas como, Clouds in the attic y Dustlight. Lo que se lamenta es que no haya solos de batería ni despabilados solos de piano. El sonido y el fraseo en la trompeta de Julio Oliva definen la primera pieza, aunque escaso en lenguaje jazzístico. La parte sobresaliente del EP es Come what may, a ritmo de partido alto, cuyo núcleo emocional es el scat de Aguilar y con el que ratifica su liderazgo como cantante del género. Como compositora, esta primera batería de jazz de Guatemala, da sus primeros pasos y disfruta de tonadas melódicas calmas, en donde sopla el viento que alientan su espíritu joven y aventurero.

Etiquetas: