Miércoles 18 DE Septiembre DE 2019
Oculta

Sean, el rebelde

Sean Penn, actor consagrado de Hollywood y ahora envuelto en el escándalo por una entrevista con el narcotraficante Joaquín Guzmán, se ha caracterizado por una serie de activismos y rebeldías a lo largo de su carrera.

Fecha de publicación: 11-01-16
Por: Brian Knowlton AFP

El actor estadounidense Sean Penn, ganador de dos Oscar y respetada figura de Hollywood, multiplicó las iniciativas por fuera del mundo del cine, en solidaridad con Haití, para denunciar los efectos del cambio climático… o para entrevistar al capo del narcotráfico Joaquín el Chapo Guzmán.

Como integrante de la brat pack, una camada de jóvenes actores que renovó Hollywood en los años ochenta, y marido en esa década de la superestrella Madonna, Penn atrajo la atención del público mucho antes de que ganara las estatuillas doradas por sus papeles en el drama Río Místico, en 2003, y la biografía Milk, en 2008.  Pero su labor humanitaria y su compromiso político no han sido los de un actor que solo busca aparecer en los grandes medios de comunicación.  Una semana después del devastador terremoto de 2010 en Haití, Penn viajó al empobrecido país caribeño. Se instaló en una pequeña tienda de campaña, con una pistola Glock a su lado por razones de seguridad, y repartió medicinas, cargó pesadas bolsas de arroz y lavó pisos.   El grupo sin fines de lucro que fundó, J/P Haitian Relief Organization, ahora emplea a más de 300 trabajadores.

Cinco años antes, tras el huracán Katrina, que arrasó la ciudad de Nueva Orleans, Penn atravesó las zonas anegadas para ayudar a las poblaciones afectadas. “Exhibiendo una mezcla de valentía, altruismo y temeridad”, trasladó a nado a gente atrapada en sus casas hacia zonas más elevadas, destacó la revista Vanity Fair.  En 2012 estuvo en Pakistán para socorrer a las víctimas de otras devastadoras inundaciones.

A menudo, Penn ha desatado controversias. Fue duramente criticado por haber visitado Irak en diciembre de 2002. Dos meses después pagó US$56 mil por la publicación de una columna en The Washington Post en protesta por la proyectada invasión estadounidense a ese país, que se concretaría en marzo de 2003 por iniciativa del presidente George W. Bush. Niño mimado de los sectores anti-establishment, se reunió en 2007 con el  presidente venezolano Hugo Chávez, acérrimo adversario de Bush, en Caracas, y el presidente cubano Raúl Castro le concedió la primera entrevista dada a un extranjero.

Entre los mejores

Hoy Penn es visto como uno de los mejores actores y cineastas. El director de Milk, Gus Van Sant, llegó a llamarlo “el Marlon Brando de nuestra generación”.  Ganó su primera nominación al Oscar en 1995, por la película Dead Man Walking, en la que encarna a un detenido en el corredor de la muerte, y obtuvo nominaciones por Sweet and Lowdown (1999) y por su papel de un padre con problemas mentales en I am Sam (2001).

Cuando recibió el Oscar por su interpretación de Harvey Milk, el político homosexual de San Francisco asesinado por un colega, Penn defendió los derechos de los gais. Un año antes, declaró al diario francés Le Monde que las temporadas de premios son habitualmente una ocasión “para recompensar la manipulación y el muy buen márquetin”.

Penn debutó junto a Tom Cruise en Más allá del honor, en 1981, pero a diferencia del actor de la saga de Misión imposible jamás apostó a ser “el muchachito lindo de la película”. En Estados Unidos se hizo conocer por su papel en la comedia de culto Picardías estudiantiles (1983), en la que interpreta a un adolescente de pésimo rendimiento escolar. A Penn se le ha vinculado sentimentalmente con una pléyade de superestrellas. Tras su separación de Madonna, tuvo un tormentoso matrimonio y dos hijos con la actriz ganadora del Globo de Oro Robin Wright. También estuvo vinculado con Scarlett Johansson y Charlize Theron.

La fundación del actor organizó un evento el sábado en Beverly Hills.  Penn habló con pasión sobre la muerte de un joven en Haití, a quien le negaron un tratamiento médico. “No podemos depender de los gobiernos”, dijo, retomando una de sus habituales prédicas.

55


Años tiene el actor estadounidense Sean Penn.