Domingo 24 DE Marzo DE 2019
Oculta

Pilar Sordo llega a Guatemala

Es una de las psicólogas más taquilleras de América Latina. Sus libros son “best sellers” y sus observaciones en torno a los hijos y a la pareja son muy fáciles de comprender.

 

Fecha de publicación: 12-08-15
Por: jorge sierra
Más noticias que te pueden interesar

“Para nadie es un misterio que hoy la sexualidad y la genitalidad, en términos estrictos, se inicia antes de lo que ocurría en nuestra generación y la forma de iniciación también es distinta”, es como empieza a plantear el tema de la educación de los hijos la psicóloga chilena, Pilar Sordo, una de las cien mujeres líderes en su país durante tres años consecutivos. La experta en niños y en parejas, autora de varios libros, llega a Guatemala, el próximo jueves 20 de agosto, en el hotel Camino Real, para ofrecer dos conferencias.

 

 Sobre dos temas

 

La primera charla inicia a las 15:30 horas, con el título No quiero crecer, donde explica cómo entender y orientar a los hijos en los retos de la infancia y la adolescencia. Y la segunda será a las 18:30 horas, titulada ¡Viva la diferencia! En el que responde por qué no somos iguales hombre y mujer, pero somos complemento.

 

Sordo dice que existen diferencias psicológicas entre lo femenino y lo masculino. De acuerdo a sus investigaciones, llega a la conclusión que lo femenino tiende a valorar más el proceso para alcanzar sus metas, mientras que el hombre más en los objetivos. “Si vamos al supermercado con un hombre, él –mayoritariamente– tenderá a ir solo a los productos que le hacen falta; la mujer, por su parte, va a recorrer todos los pasillos”.

 

Difícil separar

 

Otro punto según ve, es que el hombre tiende a separar y a ordenar, mientras que la mujer a reunir, a juntar. “Las carteras de las mujeres son un estupendo ejemplo”, dice Sordo. Y continúa: “A las mujeres nos cuesta tanto mantener todo separado y ordenado. Por lo general, en una cartera de mujer se puede encontrar desde un remedio hasta un útil escolar de uno de sus hijos, y esto porque a nivel de estructura mental pareciera que nos cuesta mucho más poder separar o dividir nuestros procesos afectivos en distintos compartimentos”.

 

Por supuesto, su estudio arroja más elementos y más aspectos que seguro presentará en la charla, como eso que el hombre es monofocal, mientras que la mujer es multifocal, esto es, que lo hombres se concentran con mayor facilidad en una sola cosa, mientras que las mujeres tienen una capacidad que les permite concentrarse en distintas cosas a la vez (televisión, teléfono, comida, tareas de los niños, etcétera) y otra, que ambos tienen diferencias en sus capacidades para externar su felicidad y su deseo sexual.

 

Al final su idea es conocernos y aceptarnos, y conocer y aceptar también al complemento más allá del género y más cerca de nuestra propia humanidad.

Etiquetas: