[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

360 A vuelo de pájaro


El expresidente francés Nicolas Sarkozy fue declarado culpable de corrupción por un tribunal de París, convirtiéndose en el segundo jefe de Estado del país en la era moderna en ser condenado por un delito después de dejar el cargo.

¿Recuerda todas esas historias sobre el apocalipsis minorista, de las tiendas al detalle y de los centros comerciales, los conocidos malls? Pues resulta que la predicción de la muerte inminente del ladrillo y cemento no fue muy exagerada. Los valores de los centros comerciales de EE. UU. cayeron un promedio del 60% después de las tasaciones en 2020, ya que se borraron –se dieron por perdidos– alrededor de US$4 millardos en valor de 118 propiedades ancladas al por menor, con deuda de valores respaldados por hipotecas comerciales.

Warren Buffett, el icónico Oráculo de Omaha, está jugando a lo seguro. Los últimos resultados anuales de Berkshire Hathaway, y la carta adjunta a los inversores del Oráculo de Omaha, revelan un tema claro: Warren Buffett no está tomando tantos riesgos, o grandes cambios en la negociación, como solía hacerlo. Berkshire es un conglomerado que posee en su totalidad empresas en industrias como las de seguros, ferrocarriles y venta minorista. También tiene participaciones minoritarias en las mejores empresas estadounidenses: Apple, Coca-Cola, Bank of America y otras. Berkshire posee más del 5% de Apple, una compañía de US$2 billones.

Berkshire reportó ingresos netos de US$35.8 millardos para el cuarto trimestre, lo que refleja el auge del mercado de valores de la era de la pandemia. 

Berkshire está gastando más de sus US$138 millardos en efectivo, en inversiones más pequeñas, en lugar de implementarlo en las grandes adquisiciones que hizo en el pasado. El conglomerado recompró alrededor de US$25 millardos de sus propias acciones el año pasado, un récord para una empresa que hasta hace poco se mostraba reacia a gastar su efectivo de esta manera.

Buffett elogió las recompras, en Berkshire y en las empresas en las que invierte, escribiendo: “Como nos aseguró una sensual Mae West: Demasiado bueno puede ser … maravilloso”.

Buffett admitió un gran error en su última incursión en la negociación de un gran éxito de taquilla. Escribió que los US$37 millardos que pagó por Precision Castparts, un fabricante de partes de aviones, era demasiado. (La transacción de 2016 resultó en una amortización de US$10 millardos el año pasado). “Nadie me engañó de ninguna manera”, escribió. “Simplemente fui demasiado optimista”.

Berkshire informó una caída de casi el 50% en su beneficio neto el año pasado, aunque el beneficio operativo se redujo en menos del 10 por ciento.

Las mayores apuestas de Berkshire no parecen particularmente contrarias. Incluyen una participación de US$120 millardos en Apple y participaciones mayoritarias en el ferrocarril Burlington Northern y Berkshire Hathaway Energy. Las acciones de Berkshire han subido, pero han tenido un rendimiento inferior al S&P 500 en los últimos años.

Buffett no es optimista sobre los bonos, y escribe que los inversores en bonos enfrentan un “futuro sombrío” en medio de signos de ansiedad en los mercados de deuda, y advirtió que los “préstamos arriesgados” y otras formas de impulsar los rendimientos de la renta fija conducirían a la ruina. 

A los inversionistas no parece importarles que Buffett haya dejado su supuesta pistola elefante para grandes adquisiciones, al menos por ahora. “Realmente no tiene que encontrar al elefante porque ya tiene dos elefantes acorralados que necesitan ser alimentados”, dijo Thomas Russo, un accionista de Berkshire, refiriéndose a las compañías ferroviarias y de energía. Eso sugiere que los inversores están de acuerdo con Berkshire centrándose en las recompras y sus negocios existentes en lugar de nuevas apuestas audaces, por ahora.

La FDA aprueba la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson. El tratamiento de una sola vez es el último en obtener la aprobación de emergencia, ya que la disminución de nuevos casos de coronavirus parece haberse estancado. Pero los suministros de la vacuna de J. & J. serán limitados al principio.

El presidente Joe Biden no sancionará al líder número dos de Arabia Saudita por el asesinato de Jamal Khashoggi. La decisión de no castigar al príncipe heredero del país, Mohammed bin Salman, por su aprobación del asesinato de Khashoggi en 2018 fue la última señal de que el acto tiene consecuencias limitadas.

Cripto: el bitcóin cayó a cerca de US$43 mil ayer, aproximadamente un 26% de su máximo histórico de US$58 mil 354 hace una semana. El fondo de bitcóin más grande del mundo se vendió, lo que generó dudas sobre la eficacia de la criptomoneda como cobertura contra la inflación, un argumento clave entre los defensores de su impresionante repunte. Bill Gates advirtió que, a menos que seas tan rico como Elon Musk, no debes tocarlo. JP Morgan, sin embargo, recomendó agregar hasta el 1% de su cartera con monedas digitales.

Leído para usted estimado lector en New York Times, The Economist, Washington Post, Bloomberg, Newsweek, The Times, CNBC, Deal Book, Morning Brew y Quartz.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Jose Rubén Zamora
Su historia de incompetencia, corrupción y negligencia criminal la perseguirán por siempre 
noticia Silvia Tejeda
Metros y minas: ¿negocio ilegal y oscuro?
noticia Redacción Deportes
Báez le da el triunfo a Antigua

Antigua dominó el partido y lo ganó con gol de su ariete paraguayo, pero lo anotó en los mejores minutos de Achuapa…

 

 



Más en esta sección

Empresa del primo del Presidente duplica contratos en el Estado

otras-noticias

MP pide Q747 millones más para 2022 y no explica para qué

otras-noticias

Giammattei hace lo mismo que muchos rusos están haciendo: vacunarse con dosis de marcas aprobadas

otras-noticias

Publicidad