[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Donald Trump podría enfrentar acciones judiciales


foto-articulo-Internacionales

Procedimientos legales o quizá comisiones investigadoras: absuelto por el Senado en un juicio político, el expresidente estadounidense Donald Trump aún podría ser responsabilizado por los eventos del 6 de enero en el Capitolio.

Trump niega cualquier responsabilidad por estos hechos y sus abogados destacaron que, en una ocasión durante ese discurso, pidió manifestaciones “pacíficas”. 

La presidenta demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, anunció el lunes la próxima creación de una comisión investigadora independiente, “siguiendo el modelo” de la creada tras los atentados del 11 de septiembre de 2001. 

Será la encargada de investigar “el ataque terrorista doméstico llevado a cabo el 6 de enero de 2021 contra el Capitolio”, escribió Pelosi.

La idea también ha ganado terreno entre los republicanos, apoyada incluso por el senador Lindsey Graham, un gran aliado de Trump, que dijo el domingo en ‘Fox’: “Necesitamos una comisión como la del 11 de septiembre para comprender lo que sucedió y asegurarnos de que nunca vuelva a suceder”.

“Moralmente responsable”

Aunque lo absolvió en el Senado porque sintió que la Cámara Alta carecía de competencia para juzgarlo, el poderoso líder republicano, Mitch McConnell, planteó tras el proceso la amenaza de acciones legales. Dijo que las acciones de Trump en torno a la invasión del Congreso fueron “un vergonzoso, vergonzoso abandono del deber”.

“No hay duda, no, de que el presidente Trump es, de hecho y moralmente, responsable”, afirmó en la cámara. “Todavía es responsable de todo lo que hizo mientras estuvo en el cargo”. “Todavía no se ha salido con la suya en nada”, expresó McConnell.

Condena difícil

“Todos esos expertos legales que dijeron que era un caso muy sencillo de ‘incitación’, bueno, esta es su oportunidad de probarlo”, ironizó Jonathan Turley profesor de Derecho Constitucional de la Universidad George Washington en la cadena ‘Fox News’. “Realmente dudo que (las acusaciones) puedan sobrevivir, si no un juicio, al menos una sentencia en apelación. Creo que el caso colapsaría”. Una condena parece aún más complicada dado que el discurso del presidente del 6 de enero podría estar protegido por la Primera Enmienda de la Constitución, que garantiza la libertad de expresión. De acuerdo a un sondeo de Quinnipiac publicado el domingo, el 45 por ciento de los estadounidenses piensa que Trump es responsable de la violencia y debería hacer frente a demandas penales. -AFP

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lionel Toriello
Malestar en la Cámara de los Lores

Según decía Plutarco, el estado natural –y primitivo– del hombre es la anarquía. Pero la anarquía, por aquello de la implacable ley del más fuerte, conduce a la tiranía y esta, tras revestirse de explicaciones místicas o ideológicas, a la monarquía o a algún otro tipo de despotismo.  Al poder absoluto lo desafían sus pares rivales, lo que conduce a la oligarquía –como en los regímenes feudales– que al evolucionar en busca de equilibrios, puede –aunque no automáticamente– conducir a la democracia.  Las aspiraciones populares desbocadas también pueden conducir de la democracia, nuevamente, a la anarquía, cerrando un círculo que se repite sin fin.  El genio romano –según Plutarco– tomó elementos de la monarquía (el Consulado), de la oligarquía (el Senado) y de la democracia (la Asamblea Popular), para desembocar en ‘la República’, un sistema estable y poderoso –de pesos y contrapesos– que perduraría por largo tiempo.  Un clima social decadente, no obstante, con la pérdida efectiva de los equilibrios republicanos, condujo en la Roma antigua a un renovado despotismo –esta vez “imperial”– y finalmente a la debacle anarquista, con su “noche de los mil años”. Durante el Renacimiento, el estudio de los clásicos buscó derivar lecciones de la historia y condujo a la búsqueda de un “contrato social explícito” –las constituciones– aspirando a limitar la arbitrariedad de los gobernantes y así preservar permanentemente el espíritu republicano: la división de poderes del Estado en un Organismo Ejecutivo, un Legislativo y un Judicial. El reparto de los frutos de la civilización, sin embargo, puso presión sobre los sistemas republicanos, dando lugar a la búsqueda perpetua de un “orden nuevo de cosas”, que postuló Hegel y que aprovecharon los marxistas para introducir un nuevo –pero no menos cruel– despotismo.  Fucuyama creyó que con el derrumbe del muro de Berlín y de la Unión Soviética habíamos llegado, por fin, “al fin de la Historia”; pero aún no cante victoria, ciudadano, parece que “aún nos falta un cacho”…

noticia Aquiles Faillace
Guatemala, S. A.: el País de la Eterna Privatizadera

Los “otros” 7 mil 400 y el alcalde, muestra de lo que se viene.

noticia Renato Recinos, colaborador
Griezmann, en el banquillo una vez más

Tras haber pasado casi todo el partido contra el Huesca en el banquillo de suplentes, Antoine Griezmann suma su quinto partido empezando de suplente esta temporada.

 



Más en esta sección

Filgua 2021: La feria revela a algunos de sus invitados, conócelos

otras-noticias

La serie de El señor de los Anillos ya tiene fecha en Amazon, entérate aquí

otras-noticias

Estos son algunas casos en los que intervino Rafael Curruchiche

otras-noticias

Publicidad