[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Patrullas ciudadanas en Birmania para impedir las detenciones de la junta


La junta dirigida por el general Min Aung Hlaing persigue en particular a quienes fomentan la desobediencia civil, y muchos funcionarios se unieron a las protestas haciendo huelga.

foto-articulo-Internacionales

En Rangún, las patrullas ciudadanas no dudan en desafiar el toque de queda, recorrer las calles desiertas y levantar barricadas para impedir las detenciones de la junta militar, que tomó el poder el 1 de febrero con un golpe de Estado.

“Por supuesto, tenemos miedo porque los soldados están armados”, susurra Myo Ko Ko, de 39 años. “Pero seguimos observando. Nadie debe ser detenido”. 

Desde hace varias noches, deambula cerca de la enorme cúpula dorada de la famosa pagoda de Shwedagon, en el centro de la capital económica, poniendo barricadas en algunas calles de su barrio. No muy lejos, sus vecinos golpean ollas y sartenes para advertir de la presencia de intrusos.

El despliegue de vehículos blindados el domingo no disminuyó su motivación.  

De todos modos, “debemos garantizar la seguridad de nuestro pueblo”, señala Myo Ko Ko, antes de instalarse en un puesto de control improvisado por su patrulla. 

“Verificamos todos los coches porque hemos oído que la policía se esconde en vehículos sin matrículas” para ir a detener a los opositores. 

Unas 400 personas han sido detenidas desde el golpe de Estado del 1 de febrero que derrocó al gobierno civil de Aung San Suu Kyi, entre ellas políticos, activistas, médicos y miembros de la sociedad civil.

La junta dirigida por el general Min Aung Hlaing persigue en particular a quienes fomentan la desobediencia civil, y muchos funcionarios se unieron a las protestas haciendo huelga.

Persecución

También se organizan operaciones para localizar a posibles sospechosos. 

Los residentes temen que la liberación masiva de más de 23.000 prisioneros por parte del ejército la semana pasada sea un pretexto para desplegar saboteadores.

“Perseguimos a un hombre y lo atrapamos, pero cuando lo interrogamos no conseguimos nada concreto. Todo lo que sabemos es que acababa de salir de la cárcel”, dijo Myo Ko Ko, explicando que lo había entregado a la policía. 

En otro barrio de la ciudad, los residentes también están en guardia y las imágenes difundidas en las redes sociales muestran a algunos de ellos armados con palos y barras de hierro.

“Instalamos sacos de arena para bloquear la carretera durante el toque de queda” decretado de las 20h00 a las 04h00, dijo Ko Ko Naing, un comerciante de 45 años.

La tensión sigue en aumento desde el golpe de Estado.

Min Aung Hlaing concedió el sábado poderes excepcionales a la policía, que puede realizar registros sin orden judicial o detener a personas durante un breve periodo sin autorización de un juez.

El ejército también hizo pública una lista de siete destacados activistas buscados.

Se publicaron órdenes de detención, pidiendo a la gente que ayude a la policía a encontrar a estos “fugitivos” y la junta advirtió que cualquiera que les proporcione ayuda o refugio será objeto de represalias.

“No dormimos bien, hay muchos rumores”, dice Tun Tun, un taxista que, a pesar de la posible violencia, defiende la idea de las patrullas ciudadanas. 

“No tenemos elección. Tenemos que estar en el lado correcto” contra los militares. 

El miedo está en la mente de todos porque las dos últimas revueltas populares de 1988 y 2007 fueron reprimidas con sangre por el ejército.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europapress
Las pestañas naturales de esta perrita causan sensación en Internet
noticia Europa Press
Así duerme una manada de delfines mulares en la profundidad del océano
noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Victoria presenta iniciativa para garantizar gratuidad de vacunas contra COVID-19

La bancada propone que no se incremente el endeudamiento del país.



Más en esta sección

Organizaciones plantean amparo por integración “ilegal” de Junta Directiva del Congreso

otras-noticias

Movimiento La Cosecha impulsa el turismo sostenible alrededor del café

otras-noticias

Congreso sesiona para elegir a magistrados de la CC

otras-noticias

Publicidad