[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Surge nueva polémica por política migratoria


foto-articulo-Internacionales

La política migratoria del presidente estadounidense Donald Trump de separar a las familias migrantes implementada en 2018 volvió a la palestra ayer en plena campaña electoral tras una publicación de un informe en ‘The New York Times’, según el cual el entonces fiscal general ordenó “quitarles a los niños” a sus padres.
El diario estadounidense publicó un reporte basado en un borrador del informe del inspector general del Departamento de Justicia, Michael E. Horowitz.
Según la publicación en base a notas de personas que estuvieron en una reunión, el entonces fiscal general, Jeff Sessions, dijo a los abogados del gobierno: “Tenemos que quitarles a los niños”.
Sessions –que encabezó el Departamento de Justicia en 2017 y 2018– se había desmarcado de la polémica y afirmó en una entrevista que el gobierno “nunca había tenido la intención de hacer eso”.
Trump decretó en 2018 una política “tolerancia cero” en la frontera con México ante la creciente llegada de indocumentados, la mayoría familias de Centroamérica que huían de la pobreza y la violencia en sus países.
Este plan implicó la separación de cerca de 2 mil 700 niños de sus padres para disuadir la inmigración, pero ante la ola de indignación en Estados Unidos y en el exterior, el mandatario decidió suspender su aplicación.
A menos de un mes de las elecciones, el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, agitó la polémica y dijo que “las familias huían de la persecución y la violencia en busca de seguridad”.
“En lugar de darles refugio, el gobierno de Donald Trump les arrebató a sus hijos”, indicó Biden en Twitter. “El objetivo era la crueldad”, agregó.

 

Vuelve al Salón Oval

Haciendo caso omiso de las advertencias sobre los riesgos de contagio, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue a trabajar al Salón Oval ayer, jactándose de superar el COVID-19 seis días después de dar positivo. “Creo que en realidad fue una bendición de Dios que me lo haya agarrado”, dijo el mandatario en un video publicado en Twitter. Trump atribuyó su estado de salud a la terapia experimental de anticuerpos sintéticos que le fueron administrados. Y prometió, sin entrar en detalles, que este tratamiento estaría rápidamente disponible “gratis”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Presidente Giammattei promete fortalecer al Ejército
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Inscripción de planillas para directivos del CANG finaliza este viernes
noticia AFP
Murillo: EE. UU. “vive el derrumbe del mito de la perfección”

La vicepresidenta de Nicaragua y esposa de Daniel Ortega fue sancionada por la administración Trump en noviembre de 2018, acusada de violar los derechos humanos.



Más en esta sección

Fuerzas de seguridad de Guatemala se enfrentan a migrantes

otras-noticias

Proyecto plantará un árbol por cada muerto de COVID-19 en Brasil

otras-noticias

Biden promete firmar desde el día de su investidura decretos sobre pandemia, economía

otras-noticias

Publicidad