[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Coágulos de sangre: otra complicación del virus


Los mecanismos biológicos del coronavirus continúan representando un reto para la comunidad científica.

foto-articulo-Internacionales

Después de 18 días en cuidados intensivos en Los Ángeles, los médicos que trataban al actor canadiense Nick Cordero, gravemente enfermo con el nuevo coronavirus, le amputaron la pierna derecha porque un coágulo permanente bloqueó la circulación de la sangre.

Este es uno de los oscuros descubrimientos de la pandemia: la enfermedad de COVID-19, que inicialmente se creyó que era una afección respiratoria virulenta, ataca mucho más que a los pulmones. Se ha comprobado que otros órganos, como los riñones, el hígado, el cerebro y otras partes del organismo humano resultan afectados.

Los coágulos en los vasos sanguíneos pueden sofocar las extremidades. Cuando se forman en las venas de la pierna (flebitis), pueden subir hacia los pulmones, bloquear la arteria y detener su actividad (embolia pulmonar). En el corazón, pueden causar un ataque cardíaco y si llegan al cerebro, un derrame cerebral.

Todos estos escenarios se han observado en pacientes con COVID-19 que no tenían factores de riesgo aparte de haber contraído el nuevo coronavirus. La relativa juventud de algunos pacientes es una sorpresa. Médicos estadounidenses han expresado su preocupación por derrames cerebrovasculares en pacientes de entre 30 y 50 años de edad.

Normalmente, para estos casos se administran anticoagulantes como la heparina. Pero no siempre funciona y a veces causa hemorragias internas.

Un artículo reciente realizado en Holanda para la revista ‘Thrombosis Research’ encontró que el 31 por ciento de 184 pacientes sufrieron complicaciones trombóticas, una cifra que los investigadores calificaron de “notablemente alta”, incluso aunque las consecuencias extremas como la amputación son raras.

La causa exacta del aumento de la coagulación sanguínea en pacientes con COVID-19 sigue sin estar clara y es tan nueva como el virus, aunque los médicos consideran que obedece a la inflamación severa del organismo humano, los fluidos y el estrés del sistema respiratorio.

Cecilia Mirant-Borde, doctora de cuidados intensivos durante 25 años en el Hospital de Veteranos de Nueva York, , explica que ha descubierto innumerables microcoágulos en los pulmones, lo que aclararía otro misterio del COVID-19: porqué los respiradores artificiales parecen tan ineficaces. De hecho, la sangre no puede circular bien en los pulmones debido a los coágulos… y se va al cuerpo sin ser oxigenada. El respirador no puede hacer nada al respecto.

Primero en China, luego en Europa y ahora en Estados Unidos, los médicos aprenden en el trabajo e intentan documentar el fenómeno.

El problema que estamos teniendo es que, si bien entendemos que hay un coágulo, todavía no entendemos porqué. No sabemos. Y eso nos asusta”.
Lewis Kaplan, médico de la Universidad de Pensilvania.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Especialistas en montar escenas
noticia Europa Press
Mar de los Sargazos: de vivero natural a zona muerta

Las estaciones oceánicas incluyeron el norte, centro y sur del mar de los Sargazos.

noticia
Presentan al nuevo simbionte en la secuela de Venom

Sony lanza el primer tráiler oficial de Venom: Let There Be Carnage, la esperada secuela de Venom de 2018.



Más en esta sección

Sputnik V: La ruta de un contrato que fracasó

otras-noticias

Guatemala al instante

otras-noticias

Machu Picchu celebra 110 años de su salto a la fama mundial

otras-noticias

Publicidad