[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Trump rechaza una invitación a defenderse ante el Congreso en proceso en su contra


foto-articulo-Internacionales

Denunciando una investigación “injusta”, la Casa Blanca rechazó en la noche del domingo participar en una audiencia en el Congreso de Estados Unidos que marca el comienzo de una nueva fase en el proceso de destitución contra el presidente Donald Trump.

Tras dos meses de investigación, la Cámara de Representantes -controlada por los demócratas- arranca esta semana el debate jurídico para determinar si los señalamientos contra el presidente son suficientemente graves para justificar una acusación en su contra y abrir un juicio político.

El Comité Judicial de la cámara baja debe comenzar a valorar este asunto el miércoles en una audiencia con especialistas constitucionales. Trump fue invitado a “participar” en persona, por medio de sus abogados o enviando preguntas escritas a los testigos.

Pero en la noche del domingo, la Casa Blanca se negó a comparecer.

“No puede esperarse que participemos de manera justa en una audiencia cuando aún deben ser designados los testigos y mientras sigue sin aclararse si el Comité Judicial permitirá al presidente un proceso justo a través de audiencias adicionales”, escribió el abogado de la Casa Blanca Pat Cipollone en una carta al jefe de ese comité, Jerry Nadler.

“Bajo las actuales circunstancias no pretendemos participar en su audiencia del miércoles”. “Pero si realmente deciden hacer un proceso justo en el futuro, podríamos evaluar participar”, agregó.

– “Crímenes y delitos graves” –
Trump está en medio de una tormenta política porque pidió a Ucrania investigar a Joe Biden, uno de sus potenciales adversarios en la elección presidencial de 2020 y cuyo hijo estuvo en la junta directiva de un grupo de gas de ese país.

El mandatario republicano asegura que estaba en su derecho de señalar un posible caso de “corrupción” y dice que no ejerció ninguna presión sobre Kiev.

Pero la oposición demócrata está convencida de que abusó de su poder para favorecer su campaña de reelección, especialmente al congelar una ayuda militar de casi 400 millones de dólares destinada a ese país en guerra con Rusia.

Durante dos meses, la Cámara de Representantes ha avanzado en la investigación. Pese a que la Casa Blanca se negó a cooperar, fueron escuchados unos 15 testimonios que presentaron elementos comprometedores para el presidente.

“La cuestión es saber si constituyen un acto de traición, corrupción u otros crímenes o delitos graves”, aseguró la legisladora demócrata Zoe Lofgren, refiriéndose a los motivos de destitución citados en la Constitución de Estados Unidos.

– “Dejar de quejarse” –
Mantenido al margen de la fase investigativa, Trump fue invitado a defenderse en esta nueva etapa del proceso.

Nadler le había dado margen hasta el próximo viernes para manifestar su postura.

“El presidente debe decidir: puede usar esta oportunidad de estar representado en las audiencias o puede dejar de quejarse”, aseguró el legislador, adversario de vieja data del mandatario.

El Comité Judicial debe considerar al menos cuatro cargos de acusación o artículos de “impeachment”: abuso de poder, corrupción, menosprecio del Congreso y obstrucción de la justicia.

Los republicanos parecen listos a refutarles todo. “Estén preparados para un espectáculo sin sustancia”, estimó Doug Collins, el legislador a cargo de guiar el contraataque. Para él, el presidente “no ha hecho nada malo”.

Una vez redactados, los artículos de acusación serían sometidos a una votación en la cámara baja del Congreso, que podría ocurrir incluso antes de Navidad.

Teniendo en cuenta la mayoría demócrata en esa instancia, Trump tiene altas probabilidades de entrar en los libros de historia como el tercer presidente en ser acusado, tras Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1998, ambos luego sobreseídos. Richard Nixon dimitió antes de la etapa definitiva, en 1974.

El Senado sería luego el encargado de juzgar al presidente, siendo necesaria una mayoría de dos tercios para destituirle, lo que parece bastante improbable. Los republicanos son mayoría en la cámara alta y, de momento, respaldan en bloque a Trump.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Usac publica convocatoria para designar magistrado por el CSU ante la CC

Los expedientes serán recibidos del 1 al 6 de febrero.

noticia Redacción Deportes
“El All Series transformó nuestra forma de vida”

A pocos días de vivir una jornada épica en el Autódromo Internacional El Jabalí, los hermanos Christian y Stacey Roulet, con más tranquilidad, analizan el triunfo en la división GTU, pero sobre todo meditan sobre los objetivos para la temporada 2021.

noticia Raúl de la Horra
Las mujeres como mercancía

Follarismos.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Director de Salud señala que ha dado órdenes para vacunar a padres de diputados

otras-noticias

Autoridades recuperan los 7,1 millones de balas robadas en centro de México

otras-noticias

El adalid de la esperanza para Guatemala

otras-noticias

Publicidad