[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Maduro se aferra al poder con el apoyo de militares


El mandatario venezolano reitera que se mantendrá en el poder pese al descontento popular y a la pérdida de apoyo internacional.

 

foto-articulo-Internacionales

La juramentación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela provocó un tsunami de consecuencias aún impredecibles en un país que vive sumergido en una crisis económica y social galopante. El nuevo empuje de la oposición, con el respaldo de parte de la comunidad internacional, ha atrincherado a Nicolás Maduro, que ahora se escuda en el apoyo de la cúpula militar ante la pérdida de apoyo en las calles y entre sus simpatizantes.

En sesión especial en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ, de línea oficialista), Maduro agradeció a los militares el apoyo ante lo que denunció como “un golpe de Estado en marcha” dirigido por Washington.

El Presidente anunció el cierre de su embajada y todos los consulados en Estados Unidos, tras romper relaciones con el gobierno de Donald Trump por reconocer al jefe parlamentario opositor como mandatario interino. Además, reiteró el plazo de 72 horas que dio a EE. UU. para sacar a su cuerpo de funcionarios de Caracas.

Las declaraciones ayer por la mañana del ministro de Defensa, Vladimir Padrino, ofreciendo el respaldo a Maduro y desconociendo la investidura de Guaidó sugieren, de nuevo, que la cúpula militar venezolana sigue constituyendo el elemento más fiable del régimen para sostenerse en el poder.

La jura de Guaidó liberó fuerzas adicionales en los resortes del Estado venezolano. La rotundidad del pronunciamiento de la comunidad internacional, especialmente de Estados Unidos, y el carácter multitudinario de la manifestación del miércoles, han evidenciado a un Maduro titubeante, sin vínculos con la población, que acusa los rigores del asedio. La respuesta de los seguidores de Maduro en la calle en la jornada del 23 de enero fue asombrosamente precaria.

El nuevo espaldarazo de Padrino a Maduro, sin embargo, ha dejado traslucir algunos síntomas que indican que los bolivarianos no las tienen todas consigo en la actual coyuntura, ni siquiera entre los militares. Las fuerzas de seguridad de Maduro no se han atrevido a tocar a Guaidó y la resolución del Tribunal Supremo exhortando al fiscal general, Tarek William Saab, a que proceda penalmente contra Guaidó, no se ha concretado.

Después del mensaje de Padrino, el expresidente de la Asamblea Nacional, ahora en el exilio de Bogotá, Julio Borges aseguró que buena parte de los militares presentes en la declaración habían asistido “obligados” y que muchos de ellos se habían comunicado con la dirigencia opositora. “Vamos bien”, aseguró Borges.

Venezuela amaneció ayer con dos presidentes. La dirigencia opositora en cierta manera, ha recuperado poder político, aunque a estas alturas no hay nadie que se atreva a pronosticar cuál será su próximo paso.

El reconocimiento a Guaidó no generó consenso en la Organización de Estados Americanos (OEA) ayer, pese a que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, presionó. Washington pidió una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela mañana. La Unión Europea se limitó a pedir “elecciones libres” sin reconocer a Guaidó, lo que sí hizo el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani.

RESGUARDADO

Según una fuente opositora, Juan Guaidó “está resguardado” en un lugar no precisado. Desde que juró asumir la Presidencia interina se desconoce su paradero, aunque,ha permanecido activo en redes sociales agradeciendo el apoyo a organismos internacionales y gobiernos. Según sus allegados, espera el desarrollo de la situación y la actuación de la justicia. “El mayor impedimento para que asuma en la práctica es el alto mando militar”, dijo a AFP el analista Diego Moya-Ocampos. –Agencias

“Gracias a Dios, a la virgen y a todos los santos, ángeles y arcángeles estoy bien del coco (cabeza), de la salud voy muy bien y (…) nunca renunciaré”.

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

 

El martillo de Trump sobre Caracas

Errática en buena parte de las relaciones internacionales, la política de Donald Trump con Venezuela ha resultado constante desde que el republicano llegó a la Casa Blanca.

La Administración estadounidense reconoció oficialmente al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino del país de forma casi inmediata, después de un periodo en el que las sanciones al régimen de Nicolás Maduro no han dejado de endurecerse, incluyendo al propio presidente y su círculo más cercano, y entrando ya en medidas económicas que han tratado de estrangular financieramente al gobierno chavista.

En mayo de 2017 la recién estrenada Administración de Trump sancionó al mandatario y a siete miembros del Tribunal Supremo venezolano. Meses después, llegaron sanciones económicas, un paso con riesgos, por el daño que acaba infligiendo en la población sin garantías de derribar el régimen. Washington dificultó la emisión de deuda de PDVSA, la petrolera estatal, un golpe muy duro para una de las grandes fuentes de financiación del país, pero no ha aplicado embargos al crudo, del que EE. UU. es el principal cliente.

Washington, en cualquier caso, sacó el martillo contra Caracas. La voz del republicano anticastrista Marco Rubio en este terreno influyó. La impronta trumpista entra en juego cuando el presidente empieza a hablar a la ligera de intervenciones militares en Venezuela. “Tenemos muchas opciones para Venezuela, incluida la militar si fuera necesario”, dijo en agosto de 2017.

EE.UU. no amenaza con usar la fuerza militar en Latinoamérica desde la invasión en Panamá en 1989. El tono del Presidente recuerda a la era de la Guerra Fría y contrasta con el giro aislacionista en otros conflictos, como el sirio. El consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, apeló ayer al asunto de la vecindad. “El hecho es que Venezuela está en nuestro hemisferio, tenemos una responsabilidad especial allí”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Un estudio revela qué pacientes de cáncer de hígado se benefician de la inmunoterapia

El cáncer de hígado es el sexto tipo de cáncer más frecuente en el mundo, pero la cuarta causa de muerte por cáncer. Esto se debe principalmente a que el cáncer de hígado no suele detectarse hasta una fase avanzada.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Familiares de pacientes gastan hasta Q10 mil en medicamentos por desabastecimiento

La oficina del PDH reporta 180 camas ocupadas, tomas de oxígeno sin funcionar y falta de tratamiento para pacientes en el área COVID-19 del hospital San Juan de Dios. 

noticia Enrique García
Aspirantes a la CC comienzan a cabildear en el Congreso


Más en esta sección

Mingob asegura que inició la cancelación de asociaciones vinculadas con disturbios

otras-noticias

Cinco empresas podrán instalar fibra óptica en La Antigua Guatemala

otras-noticias

Embajador anuncia intención de donar más vacunas

otras-noticias

Publicidad