[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Stephen Hawking, el embajador de la ciencia


El científico británico realizó contribuciones importantes  a la ciencia.

foto-articulo-Internacionales

El físico británico Stephen Hawking, el científico que explicó el universo desde una silla de ruedas y acercó las estrellas a millones de personas alrededor del mundo, falleció ayer por la madrugada en su casa de Cambridge, a los 76 años.

Sus tres hijos, Lucy, Robert y Tim, anunciaron el deceso en un comunicado. “Era un gran científico y un hombre extraordinario cuyo trabajo y legado sobrevivirá por muchos años. Su coraje y persistencia, con su brillo y humor, inspiraron a personas por todo el mundo. En una ocasión dijo: “El universo no sería gran cosa si no fuera hogar de la gente a la que amas”. Le echaremos de menos para siempre”.

Hawking pasará a la historia por su trabajo sobre los agujeros negros y por intentar unificar las dos grandes teorías de la física del siglo XX, la de la relatividad y la de la mecánica cuántica. También por los populares títulos divulgativos de los que fue autor, entre ellos Breve historia del tiempo, del Big Bang a los agujeros negros, publicado en 1988 y convertido en el libro de ciencia más vendido de la historia.

A los 22 años le fue diagnosticada una esclerosis lateral amiotrófica, ELA, y los médicos le dieron solo dos años de vida. Pero vivió 54 años más. La enfermedad le dejó en una silla de ruedas e incapaz de hablar sin la ayuda de un sintetizador de voz. Redujo el control de su cuerpo a la flexión de un dedo y el movimiento de los ojos. Su apabullante intelecto, su intuición, su fuerza y su sentido del humor, combinados con una destructiva enfermedad, convirtieron a Hawking en símbolo de las infinitas posibilidades de la mente humana, y de su insaciable curiosidad.

“Aunque había una nube sobre mi futuro, encontré, para mi sorpresa, que disfrutaba más de la vida en el presente de lo que la había disfrutado nunca”, dijo en una ocasión. “Mi objetivo es simple. Es un completo conocimiento del universo, por qué es como es y por qué existe”.

ciencia y familia

Stephen William Hawking nació en Oxford el 8 de enero de 1942, el mayor de los cuatro hijos del prestigioso biólogo Frank Hawking y de Isobel Walker, que había llegado a la ciudad universitaria huyendo de los bombardeos alemanes sobre Londres.

Fue un estudiante mediocre en St Albans, Londres, pero su brillantez fue reconocida por sus compañeros que lo apodaron Einstein por su facilidad para comprender la ciencia. Se matriculó en matemáticas y física en Oxford en 1959, estudios que encontró tan fáciles que, según él mismo calculó, sacó adelante con solo mil horas de estudio: una al día.

Solo la cosmología capturó de verdad su interés, pues lidiaba con la gran pregunta del origen del universo. A ella dedicó sus estudios de posgrado en la universidad de Cambridge, a la que ha seguido vinculado hasta el final. Allí empezaron a agudizarse los síntomas que ya había detectado en Oxford –dificultad al hablar o, por ejemplo, al atarse los cordones de los zapatos- y en 1963, un año después de licenciarse, se le diagnosticó la enfermedad. Pasó los siguientes dos años más dedicado a escuchar a Wagner, leer ciencia ficción y beber, que a investigar. Cuando la enfermedad pareció estabilizarse regresó con entusiasmo a la investigación.

En 1965 se casó con Jane Wilde, estudiante de filología. Su matrimonio, del que nacieron sus tres hijos y que Hawking definió como un punto de inflexión en su vida, se rompió en 1990. Hawking se volvió a casar en 1995 con Elaine Mason, una de sus enfermeras. Jane Wilde escribió un libro sobre su vida con Hawking en el que le describía como un “emperador todopoderoso” que encontró en su segunda mujer a “alguien dispuesta a adorarlo a sus pies”.

En los primeros años de la década pasada, tras una serie de visitas al hospital por misteriosas lesiones, la prensa empezó a publicar historias, respaldadas en relatos de diversas enfermeras, sobre supuestos abusos físicos por parte de Elaine a su marido, que él siempre negó. En 2006 se divorciaron.

 

Hawking junto a su esposa Jane, el día de su boda.

Hawking saltó a la fama junto a su colega Roger Penrose a finales de la década de 1960. El motivo, su teoría de la singularidad del espacio tiempo. Los dos físicos aplicaron la lógica de los agujeros negros al universo entero. Su más famoso hallazgo científico fue el del fenómeno que se conocería como la radiación Hawking, por la que los agujeros negros desprenden energía hasta desaparecer.

Su enfermedad lo catapultó a la categoría de figura de culto. Contribuyó también a su enorme popularidad su idea de que la ciencia descubriría algún día “la teoría del todo”, que exploraría en su libro Breve historia del tiempo.

En 1985, una neumonía empeoró su salud, obligándole a respirar por un tubo. Nunca más pudo usar su voz. El físico logró comunicarse gracias a un artefacto electrónico, que le permitió burlar el silencio. La voz robótica de Stephen Hawking se convirtió en parte de su leyenda.

 

Luto  en Cambridge

La bandera del Gonville and Caius College de Cambridge, del que  Hawking fue alumno y luego docente, ondeaba ayer a media asta. Estudiantes, vecinos y turistas llegados de todo el mundo, en un fluir silencioso y constante, se acercan a firmar en el libro de condolencias dispuesto en el viejo college del que fue fellow durante más de 50 años. -EL PAÍS

+10

 

Millones de ejemplares se han vendido de su libro Breve historia del tiempo.

 

“Fue una mente brillante y extraordinaria, uno de los grandes científicos de su generación. Su coraje, su humor y su determinación por sacarle el máximo provecho a la vida fueron una inspiración. Su legado no será olvidado”.

Theresa May, primera ministra británica,  en Twitter.

“Que te diviertas allí afuera entre las estrellas”.

 Barack Obama, expresidente estadounidense, en Twitter.

“Sé curioso. Y por muy difícil que parezca la vida, siempre hay algo, puedes hacerlo. Importa que no te rindas”.

Stephen Hawking, científico británico, en un mensaje grabado en su septuagésimo cumpleaños.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Nombran a nueva Secretaría de Comunicación Social de Giammattei
noticia Méndez Vides
Inmunización colectiva

Dejar de distinguir grupos, edades y funciones.

noticia San Francisco | EFE
Google integra Docs, Meet y Tasks en su nueva plataforma Smart Canvas

En el marco de su conferencia de desarrolladores I/O, la firma de Mountain View (California, EE.UU.) presentó la nueva herramienta, que según contó el consejero delegado de Google, Sundar Pichai, fue diseñada para facilitar la nueva dinámica de mezcla de trabajo remoto y presencial en un mismo equipo.



Más en esta sección

Guatemala pierde contra Rusia y queda a la espera

otras-noticias

Ex magistrada Escobar: “Los corruptos pueden dormir tranquilos gracias a la ilegítima Fiscal General”

otras-noticias

¿Por qué subdesarrollados? (II Parte)

otras-noticias

Publicidad