[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Internacionales

Dilma Rousseff se defiende ante el Senado brasileño


Se dirigió a los senadores indecisos respecto a su voto final: “Voten contra el ‘impeachment’ ”pidió la mandataria.

 

foto-articulo-Internacionales

Dilma Rousseff se defendió ayer de su inminente destitución con un emotivo y combativo discurso ante el pleno del Senado, en la que podría haber sido la última intervención que pronuncia como Presidenta en ejercicio de Brasil.

“No esperen de mí el generoso silencio de los cobardes”, dijo Rousseff ante los 81 senadores que deben decidir en las próximas horas, posiblemente hoy o mañana, sobre su destitución tras cinco años y medio de Gobierno.

La mandataria, suspendida del cargo desde mayo por acusaciones de haber permitido manipulaciones fiscales inconstitucionales durante su Gobierno, reiteró que no renunciará voluntariamente al cargo y recordó los momentos más difíciles de su biografía para asegurar que continuará “luchando”. También afirmó que esperará a la votación final en el Senado

El discurso tenía un toque personal, alejado en muchos pasajes de tecnicismos, como preveían los simpatizantes de Rousseff.

Esta exguerrillera, primera mujer en asumir la presidencia de Brasil (2010), que fuera torturada durante el régimen militar en Brasil (1964-1985), volvió a sentarse en el banquillo de los acusados 46 años después. Y así lo contó: “en la lucha contra la dictadura, recibí en mi cuerpo las marcas de la tortura”.

Fue en el único momento, al hablar de esos años en prisión, que su voz se quebró y sus ojos se empañaron.

“Por eso, ante las acusaciones en mi contra en este proceso, no puedo dejar de sentir, en la boca, nuevamente, el gusto áspero y amargo de la injusticia”, destacó y remató: “por eso resisto, al igual que en el pasado”. Su mensaje – estoico – no solo iba dirigido a los senadores, sino a una nación entera.

También resaltó su imagen de política honesta, frente a las acusaciones de corrupción que salpican a sus principales rivales políticos, entre ellos el expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, artífice del proceso de destitución y que renunció hace algunas semanas al cargo por sospechas de corrupción.“Hicieron todo para desestabilizarme a mí y a mi Gobierno”, enfatizó Rousseff.

“Todos saben que yo no me enriquecí en el ejercicio de cargos públicos”, clamó Rousseff en su intervención de unos 45 minutos, 15 más que la media hora prevista. “Siempre actué con absoluta probidad en los cargos públicos que ocupé a lo largo de mi vida”.

El juicio contra la Presidenta está enmarcado en varios escándalos de corrupción que salpican prácticamente a toda la clase política brasileña y en una dura crisis económica en la primera economía de América Latina.

Rousseff no mencionó directamente a su vicepresidente y exaliado político, el actual jefe de Estado interino Michel Temer, pero fustigó al Ejecutivo por impulsar lo que ella considera un “golpe de Estado”.

“No cometí los delitos de los que soy acusada injusta y arbitrariamente”, reclamó Rousseff.

En caso de que sea destituida, Temer asumirá definitivamente la presidencia hasta las elecciones de 2018.

Bajo interrogatorio

Durante la jornada, Rousseff fue interrogada casi sin descanso por detractores y aliados bajo la mirada de Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), su padrino político y la figura que encarnó el despegue de Brasil, el éxito de la lucha contra la pobreza y el presidente más popular de la historia moderna.  A uno y otros repitió lo mismo: soy “inocente” y esto es un “golpe de estado”. El actual mandatario Michel Temer señalaba hace unos días que ya tiene asegurados los votos para su investidura. Medios brasileños señalaban en un recuento previo que los opositores de Rousseff ya tienen 52 votos seguros, dos menos de los necesarios, frente a solo 18 de los 28 que necesita la Presidenta. –AFP/DPA

Esperanza

> Todos los sondeos coinciden en que solo un milagro evitará la destitución de la mandataria. Pero para los aliados de Dilma ese milagro puede ocurrir tras su comparecencia. “Ahora hay que trabajar firme para revertir votos. Estamos exultantes. Es el día en que estamos cambiando el partido”, indicó el senador Lindbergh Farias, uno de los seguidores más fieles de Dilma. –AFP

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
Dibujo de cuaderno de Rubens va a subasta

Rubens llenaba esa libreta con dibujos, anotaciones y textos, con los que se pueden dilucidar cuáles eran sus puntos de vista acerca de todo tipo de temas.

noticia AFP
Chelsea pasa sin problemas

El Chelsea se metió en los cuartos de final de la Liga de Campeones al imponerse 2-0 al Atlético de Madrid, este miércoles en la vuelta de octavos del torneo continental en Londres.

 

 

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Magistrada electa Gloria Porras habla con diputados de EE. UU.

El Congreso no juramentó a la profesional por un amparo contra la designación del Consejo Superior Universitario.



Más en esta sección

Estos son algunos casos en los que intervino Rafael Curruchiche

otras-noticias

Yorkshire enfrentó a un coyote para salvar a su dueña de 10 años

otras-noticias

Profesora usó ingeniosa técnica para que alumnos prendieran sus cámaras

otras-noticias

Publicidad