[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

“Tuve miedo que supieran que una mujer hace las repisas ”


Ana Dionisio Guzmán, de 29 años, aprendió carpintería y comenzó su negocio.

foto-articulo-Economía

Como todo buen negocio, este comienza en un garaje. Ana Dionisio Guzmán era asistente contable en una empresa de mantenimiento de gasolineras, la cual cerró por la crisis económica. Tiene 29 años, con el apoyo de su hijo y esposo emprendió un taller de repisas con acabados.

Ana cuenta que se propuso aprender carpintería, en dos meses aprendió a sacar medidas, cortar las piezas y dar los toques finales.

Sus primero proyectos fueron la cabecera de su cama, una zapatera y una base para la cama de su hijo. Desde mayo del año pasado ha vendido más de 200 repisas en la ciudad capital y algunas otras han llegado a Sololá, San Marcos, Izabal y Jutiapa. Para este año, busca aumentar sus ventas. “Ahora estoy enfocada en hacer crecer mi negocio y quiero aprender más de carpintería”, afirma.

Ahora ha encontrado beneficios como el poder estar cerca de su hijo mientras estudia en sus clases virtuales sin descuidar su trabajo. Pero también ha enfrentado dificultades para proveerse de la materia prima: melamina importada de Italia, ya que las restricciones, aún vigentes en algunos países europeos para prevenir el contagio del COVID-19, han atrasado su ingreso al país.

Un camino para mujeres

“Una chica que vende lámparas me dijo que las repisas se vendían y me movió el hormiguero”, recuerda la emprendedora. Al tener un conocido que es carpintero decidió acudir a él para que le enseñara a elaborarlas. Estuvo en el taller durante un mes, ahí con las herramientas y material que le prestaban empezó su historia.

Su esposo labora en un restaurante y le animó a publicar su trabajo en páginas de Facebook y en el Market de la red social. Así llegaron sus primeros clientes, quienes empezaron a recomendarla. Ante la demanda, Dionisio Guzmán decidió crear su propia página: Repisas GT502. Desde esa vitrina expone los proyectos que ha realizado, aunque su negocio principal son las repisas, también ha hecho libreras o mesas de noche.

“Tenía miedo que las personas supieran que era una mujer que las hace (las repisas). Pero desde que publiqué mi historia de emprendimiento, varias personas me escribieron y entendí que debo quitarme ese chip y enseñar que tanto un hombre como una mujer pueden hacer el mismo trabajo”, afirmó.

Diseños cotizados

En la familia de Ana nadie se dedica a la carpintería, pero recuerda que cuando era pequeña estudió en una escuela pública y en lugar de Artes Plásticas recibió un curso de carpintería. Actualmente, tiene tres diseños cotizados cuyos precios van desde los Q135 hasta Q235 según las medidas. Los clientes le escriben por medio de Repisas GT502 y ella les realiza el diseño, las medidas y ofrece los colores disponibles.

Ofrecen servicio a domicilio de tres a cuatro días hábiles. Para la ciudad de Guatemala, algunas repisas incluyen el envío, pero para los departamentos, con previo deposito, hace la entrega a través de Guatex.

Además, en el negocio se sumó su hermano, que al quedar desempleado invirtió parte de su liquidación para comprar un barreno y si los clientes requieren de instalación, él realiza el trabajo.

Captar nuevos clientes

Para este año, Ana busca captar nuevos clientes para impulsar su negocio. Además, desea comprar una sierra de banco para completar las herramientas que ha ido adquiriendo “poco a poco”. Además, le gustaría alquilar un local en un lugar céntrico para ofrecer sus productos. En lo personal, cuando sus ingresos mejoren, desea  especializarse en carpintería.

“Hago cada repisa como si fuera para mi casa y también para que el cliente regrese”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes
“El Tin” Herrera favorecido con la postergación del torneo

El goleador de Comunicaciones ya entrena con el resto del plantel, y aunque dice que se siente bien tras sufrir “un leve” coronavirus, los dias de parón le sirven para buscar su mejor nivel.

 

 

 

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Trabajadores del Mides denuncian despidos y contrataciones de personal “no calificado”

Empleados de la sede de la capital y de los centros departamentales manifestaron frente a las instalaciones de la zona 9.

noticia AFP
Redes de pesca recicladas serán utilizadas para fabricar pantallas faciales en Tailandia

Hace dos años, un suceso provocó la indignación pública cuando un bebé dugongo, una especie en peligro de extinción, murió de una infección causada por un plástico descubierto en su estómago.



Más en esta sección

Conred reporta nueva fase de erupción en el volcán de Pacaya

otras-noticias

Extradición de Luis Martinelli se resolverá el próximo lunes

otras-noticias

Estos son los magistrados electos hasta ahora para integrar la CC

otras-noticias

Publicidad