[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

“No tendremos mucho, pero por lo menos habrá un poco para todos”


Juan Carlos García, chef de la pizzería El Gran Alcázar ahora hornea pan junto a un equipo de ocho personas. Esa es la estrategia de supervivencia, sin sacrificar la calidad de su producto ni calidad de vida de su personal, expone.

foto-articulo-Economía

¿Qué cambio hizo en su negocio ante la calamidad?

-Pensé en una necesidad básica y me basé en mi propia experiencia. Desde que el gobierno estableció que todos los restaurantes cerraran, a menos que hicieran servicio a domicilio o para llevar, mi pizzería se vio aniquilada. Somos de los pocos restaurantes que tienen la suerte de hacer un producto que sí es apto para un servicio a domicilio, pero no es precisamente un tiempo en donde comes pizza todos los días solo porque estás encerrado y no puedes salir. ¿Cuántos guatemaltecos se quedaron sin trabajo por esto? No hay dinero, menos para una pizza. Por supuesto las ventas bajaron a un nivel en donde el negocio ya no es negocio ahora es pérdida. Obligadamente uno entra en un modo cero gasto innecesario.  Solo gastamos si es completamente necesario y así como yo, la mayoría de guatemaltecos. Gracias a mi estudio como cocinero profesional pude ser flexible y convertir la pizzería a una panadería. Algo más básico y flexible que se puede comprar día a día.

¿Cómo ha sido la respuesta de los consumidores?

-Hasta el momento todos los comentarios han sido buenos, ha habido muchos clientes nuevos que se han vuelto frecuentes y la cadena de seguidores y recomendaciones ha crecido. Parte de este proceso ha sido posible gracias a la interacción por medio de las redes sociales, esa inclusión de las personas en los procesos de cocina, la transparencia y productos de la mejor calidad, con los que se ha trabajado siempre, mostrando esa cocina abierta y creativa a través de las redes. Hago un llamado especial a todo Xela para que ahora compre local. No salga de su casa pero cómprele a los pequeños empresarios. A los locales. Hoy más que nunca necesitamos de su ayuda.

¿Cuánto personal está vinculado con el negocio? 

-El proyecto de pizzeria se sostenía con la colaboración de 8 personas. Se ha formado un buen equipo de trabajo, sólido y consciente de que son tiempos de sobrevivir. Tuve que ser muy honesto con mi personal sobre la situación y les pedí que voluntariamente trabajáramos en el proyecto. También tuve que decirles que si no querían participar en el proyecto tendría que cerrar la pizzería. Porque no es solo la planilla del personal, muchos de nosotros tenemos préstamos con los bancos que creyeron en nuestros proyectos. Tenemos que pagar las cuentas de la empresa incluyendo los outsourcing de los cuales dependemos. Además también hay que pagar al verdadero patrón del negocio y el que más gana en la empresa, al gobierno de Guatemala, con los impuestos. En un negocio en donde tus ventas dependen tanto de recurso humano y que un día para otro te obliguen a cerrar es casi imposible de sobrevivir para un pequeño empresario. Seguramente en esta crisis no veremos ni un solo centavo de todos los impuestos que pagamos las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo si somos los que pagaremos la crisis al completo.

¿Considera que logrará cubrir sus costos y poder pagar la planilla a fin de mes o quincena?

-No, pero fui honesto con mis colaboradores sobre la situación. Estamos en tiempos de sobrevivir así que no tendremos mucho, pero por lo menos habrá un poco para todos. Aunque las ventas se hayan venido abajo, todo el equipo entró en un plan de supervivencia. En ningún momento se pensó en despedir a alguien, sino que se visualizó como un barco en donde flotan todos o se hunden todos, y esa familia que se ha ido consolidando es la que permanece; así que el chef seguro verá de dónde recorta gastos, pero en ningún momento sacrificará calidad de su producto y la calidad de vida de su personal. Lastimosamente las empresas de este mismo rango son las que sostienen al país con los impuestos que pagan, y en situaciones como ésta nos damos cuenta que nada de lo que hemos aportado nos regresará o ayudará al país para poder recuperarse; es cuando nos damos cuenta de tantas deficiencias que tiene el sistema en el que estamos. No son tiempos de avaricia ni egoísmo. Son tiempos de amor, ayuda y de trabajo en equipo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Édgar Gutiérrez
El escenario peruano en Guatemala

¿Optaremos por la dictadura?

noticia Lucero Sapalú / elPeriódico
MP inaugura MAIMI, un modelo de atención a las mujeres víctimas de violencia

Concentrará a 16 instituciones para la atención de las víctimas. 

noticia
A propósito de San Valentín: Conozca el proceso del amor y de cómo manejar el desamor

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Proveedor cuestionado y su hija compiten por los mismos contratos

otras-noticias

Presentan inconstitucionalidad contra la ley de oenegés

otras-noticias

Aifán pide a la CC suspender fallo que la CSJ dictó en su contra

otras-noticias

Publicidad