[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

“El objetivo como empresa es salir con soluciones disruptivas”: Gabriel Salazar, CEO de Biorgani


Biorgani surgió en 2017 con la inquietud de minimizar el impacto ambiental que tienen las industrias más importantes del país. Ofrece soluciones de envasado por medio de resinas de base biológica y compostables, para maquinaria de plástico convencional. Actualmente, más de 50 empresas locales se han sumado a usar sus productos y tiene presencia en Costa Rica, República Dominicana, Puerto Rico, Estados Unidos y trabaja algunos proyectos en Colombia. El CEO de Biorgani, Gabriel Salazar, conversó con ‘elPeriódico’ sobre sus objetivos y la materia prima que utiliza.

foto-articulo-Economía

Actualmente se habla de bioeconomía y economía circular, ¿a qué se refieren estos términos?

– Estos dos términos definen las aristas más importantes en el mundo de los desechables. En la economía circular están por ejemplo las botellas de PET porque tienen un valor posconsumo, ya que es llevado a un centro de acopio donde son sometidas a un proceso que las vuelve a reconvertir en una botella. Mientras, la bioeconomía consiste en que de un recurso renovable, como una planta, se llega a hacer materiales para poder convertirlos en desechables y una vez descartado se reintegra a los suelos de una manera natural. Se le dice bioeconomía circular porque empieza en los suelos y termina en los suelos.

Entonces, ¿bajo estos conceptos surge Biorgani? 

– Sí. Cuando observamos un basurero municipal hay desechos sólidos que no se recolectan y Biorgani nace por esa necesidad de integrar, de nuevo, esos materiales a los suelos. Nos enfocamos en productos que deben terminar siendo biobasados y compostables.

¿Cuáles son sus principales objetivos?

– Lograr minimizar el impacto ambiental que hoy por hoy tienen las diferentes categorías de plástico convencional que más impactan. A través del desarrollo y la innovación estamos buscando ser un actor importante en la reducción significativa de huella de carbono no solo como país sino también el sector corporativo. Entonces el objetivo como empresa es salir con soluciones disruptivas que nos ayuden a permear y que esto sea una realidad.

¿Qué materia prima utiliza Biorgani en la fabricación de sus productos? 

– Primordialmente tenemos desperdicios de maíz, además utilizamos toda la mazorca de maíz que también tiene un contenido de fécula importante, los procesos de molienda que llevamos son muy convencionales. Pero también tenemos desarrollos a base de coco, remolacha y de diferentes materias primas que están surgiendo a nivel internacional, pero lo masivo está enfocado en desperdicio de maíz que es lo único que se puede indexar como si fuera un petróleo y la práctica común es indexar el polietileno.

Con la nueva materia prima se pueden fabricar diferentes productos igual de duraderos que otros materiales.

¿Cuáles son las condiciones requeridas para obtener la biodegradación de estas resinas? 

– Hay un sello que manejamos para ciertos productos, le llamamos compost home o compostable casa, este no requiere de ninguna condición específica sino que en temperaturas de 5 grados a 25 grados centígrados en la intemperie el producto va a tener una digestión agresiva por microorganismos porque al final nuestros bioplásticos a nivel molecular es exactamente igual a una glucosa o un azúcar y eso al final es fuente de carbono, energía o de alimento para un microorganismo. Entonces a mayor integración de resina más rápida va a ser su digestión. También hay productos biodegradables que toman más tiempo porque tienen menor contenido de bioresina y deberían estar entre 25 y 48 meses dependiendo de la condición de desecho

¿Cómo se reintegran sus productos al suelo?

– La gran diferencia con lo que hay en el mercado es que el producto no es biodegradable a través de  la desfragmentación sino que es a través de la pérdida de peso. Es decir el microorganismo lo consumirá poco a poco hasta que la bolsa se adelgace y llegue a ser consumida totalmente. Ahora el compostable casa sí es diferente. Es un producto mucho más amigable en términos biodegradables.

¿Con qué certificaciones cuentan? 

– Manejamos certificaciones con laboratorios bajo normativas europeas y estadounidenses. Lamentablemente no existen normativas creadas en base a las condiciones de desecho que tiene el país específicamente o la región. Pero tratamos de validar nuestro producto bajo las normativas existentes. Cuando uno piensa en Bioplásticos hay que pensar en cómo nace, cómo muere. Certificamos cómo nace en términos de qué porcentaje de biobasado, o de bioresina o biomasa contienen los productos. Y certificamos el cómo muere o qué pasa cuando este producto es desechado en un basurero municipal en diferentes condiciones. Eso lo certificamos bajo normativas EN y ASTM.

La gran diferencia es que el producto se desfragmenta a través de la pérdida de peso. El microorganismo lo consumirá poco a poco.

¿Qué reto representa para empresas como Biorgani que no existan regulaciones sobre el manejo de desechos sólidos en el país? 

– Sé que hay varios foros en donde se está discutiendo el tema del manejo de desechos sólidos, pero todavía hace falta que los gremios y los sectores se sigan uniendo para tratar este tema. Sí es un reto importante, nosotros lo que quisiéramos es abrir el libro técnico de lo que son los bioplásticos o cuál ha sido nuestra experiencia en el campo para que la decisión a nivel gobierno o municipal sea la más correcta e informada posible. No nos interesa de ninguna manera sesgar sino abrir los tecnicismos sobre los bioplásticos

¿Cuál es la diferencia entre las resinas biodegradables y el OXO o P- Life?

– El OXO es un aditivo derivado del metal y lo que hace es oxidar la molécula de un etileno entonces la forma en que se biodegrada es a través de desfragmentación quiere decir que la molécula del etileno se convierte en microplásticos conforme va pasando el tiempo y le va pegando la luz solar. Nuestro producto es muy diferente porque lo que hacemos es que no rompemos la molécula del etileno la modificamos con glucosa y eso hace que un microorganismo puede identificar esa molécula como algo digerible. En bioplásticos en general la química es lo que hace que esto se biodegrade. Es importante incorporar el grado de resinas o biomasas correcto para que eso ocurra.

¿Qué beneficios obtienen las empresas que deciden optar por productos de Biorgani?

– Al consumidor final le genera confianza comprar esos productos. Además, hay un tema de cumplimiento moral con el medio ambiente, también hay una conciencia activa hoy de poder optar a este tipo de alternativas y nosotros somos un facilitador de esa herramienta.

¿Qué perspectivas tienen del mercado local en cuanto a la aceptación de los biodegradables? 

– Es una industria altamente tecnificada que todavía no ha llegado a conocer las bondades de los bioplásticos, la economía circular y bioeconomía. A mayor entendimiento de eso habrá más apertura de poder trabajar con este tipo de resinas. El mercado de Guatemala es excelente para poder adoptar este tipo de tecnologías.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/elPeriódico 
Capturan a 121 personas por incumplir medidas sanitarias COVID-19

Permanecían sin respetar el aforo y el distanciamiento físico.

noticia Lorena Álvarez
Díaz Reyes seguirá al frente de la SAT
noticia Paulina Santizo
El machismo que sí es machismo

Lo que yo creo que Amílcar no termina de entender es que no es que hoy en día todo sea acoso, sino que siempre lo ha sido.



Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

Denuncian irregularidades en la vacunación

otras-noticias

Kevin, cuarto del mundo

otras-noticias

Publicidad