[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

“Los jóvenes del área rural no ven en la agricultura una oportunidad” Jeffrey Lansdale, rector de la Escuela Agrícola Panamericana “Zamorano”


El programa de maestría se enfoca en atender las principales preocupaciones agrícolas, sostenibilidad ambiental y cómo contribuir a que las políticas públicas mejoren las condiciones de desarrollo en los países para mitigar problemas de salud y migración, entre otros.

foto-articulo-Economía

¿Qué opciones hay ahora con la ampliación de la oferta académica para 2020?

– El programa de Zamorano tiene 76 años, y en los primeros 40 años se enfocó en preparar agrónomos con estudios durante tres años, en 1988 se agrega un año más de estudios y se preparan ingenieros agrónomos. Ahora se decide subir el nivel a programas de posgrado, porque eso va a elevar la calidad del programa de pregrado y también porque en la región carecemos de información confiable, no hay una cultura de hacer investigación y luego usarla para la toma de decisiones. Hay que fomentar la cultura en donde las autoridades tengan la información y tomen las decisiones necesarias. Las investigaciones que se harán se van a enfocar en principales temas de preocupación en nuestros países.

¿Se investigan temas para mejora agropecuaria?

– La parte agrícola será muy importante, pero también vemos que hay problemas de nutrición humana, que no se pueden descuidar, existe una tendencia hacia una mala alimentación que incrementa los problemas de salud. Estamos hablando de buscar estrategias para mejorar el valor nutricional tanto para los seres humanos y para nutrición animal. Y en la parte de cultivos de frijol, maíz, sorgo, caña de azúcar, plátano… tenemos en el caso del frijol una unidad de fitomejoramiento que ha logrado desarrollar nuevas variedades de semilla, que son más resistentes a sequía, calor, poca calidad de suelos y a la vez fortificada con hierro y zinc, minerales esenciales para el desarrollo de los niños.

¿Cómo fortalecer la vinculación de academia con políticas públicas?

– Hay una relación de Zamorano con el sector privado y los gobiernos. Se tiene análisis de políticas regionales y vemos que hay políticas que se desarrollan y se quedan engavetadas, por eso es importante el programa de maestrías que dará la oportunidad de revisar esas políticas. En el programa de maestrías se incluyen ciencias agropecuarias, ambiente y desarrollo sostenible, agroindustria alimentaria y administración de agronegocios.

Con el modelo de “Aprender haciendo” ¿cuál es el perfil del graduado de Zamorano?

– Son 44 módulos, la mitad es en clases y la otra mitad es haciendo. Vivimos en tiempos en que sentimos que a los jóvenes no les gusta la disciplina ni estudiar, pero al llegar a Zamorano tienen que levantarse desde las cinco de la mañana. El perfil del graduado tiene que ver con el lema de Zamorano: “El trabajo todo lo vence”, ellos aprenden a no tener miedo al trabajo, a ser perseverantes, no tener miedo al fracaso, ser innovadores, y en estos módulos pasan los cuatro años trabajando en equipo, y hablamos de que hay representación de jóvenes de más de 20 países (Haití, República Dominicana, Perú, Colombia, Ecuador, Centroamérica, México, etc.), y en esta diversidad cultural se tiene que trabajar en grupos y aprender el trabajo en equipo.

¿Cuántos profesionales gradúan al año y de ellos cuántos son guatemaltecos?

– Alrededor de 320 se gradúan. La colonia guatemalteca está entre la tercera y cuarta más importante en Zamorano. La primera es Honduras y le sigue Ecuador. Guatemala está en el Top 4 y es bien bonito trabajar con ellos, en particular los jóvenes que llegan del sistema ENCA, que es un programa ejemplar para toda la región de Centroamérica.

Los jóvenes que acceden a la formación que se ofrece hacen del programa un modelo que aplican en todas sus actividades profesionales y personales.

¿Se tiene participación de estudiantes mujeres?

– El 35 por ciento de un total 1,200 estudiantes son mujeres, es decir que hay 400 mujeres en el campus y con el trato igual. Esperamos de las mujeres lo que de los hombres, entonces si hay que subir un saco de maíz a un vehículo tienen que ver cómo lo pueden hacer.

¿Cree que fortalecer estos estudios agropecuarios puede contribuir a ir frenando la migración, tanto interna como externa que tienen países como Guatemala?

– Sí. Porque definitivamente los jóvenes que crecen en el sector rural no ven la agricultura como una oportunidad y en Zamorano enseñamos dándole énfasis a las ciencias básicas porque esa es la base de la agricultura, el suelo no es tierra nada más, está lleno de microorganismos y eso se aprende en biología y necesitamos las ciencias para entender la agricultura y la agricultura práctica para entender las ciencias. Zamorano está apuntando al desarrollo de programas en línea de maestros de escuelas rurales para ayudarles a enseñar de forma práctica la agricultura.

Si hay un joven de una aldea que se esforzó para ser buen estudiante y pasa el examen de admisión en Zamorano, logra entrar y se ajusta al ritmo y disciplina podemos garantizar que este joven jamás volverá a la pobreza. Este es como si fuera el pasaporte para salir de la pobreza, en lugar de pensar en migrar este joven va a pensar en cómo ser exitoso trabajando en la parte agrícola, todos los zamoranos pueden trabajar en un banco, ministerio, etc. siempre se involucran con la parte agrícola porque la entienden muy bien. Tenemos ejemplos de jóvenes que crecieron la parte rural y en pobreza, es decir candidatos para migrar pero ahora son personas exitosas y hasta empleadoras de muchas personas. Este programa frena la migración y crea oportunidades de trabajo.

¿Cómo puede un país tener una economía fuerte basándose en su producción agrícola?

– Lo que se necesita es darle valor agregado. Hoy en día es importante porque hay mucha competencia a nivel mundial. En la región, Guatemala para liderar en este tema debe ser exportador de productos agrícolas y dejar de importarlos. Es una gran oportunidad que se tiene en Centroamérica al estar cerca a la parte Este de Estados Unidos, en este momento las necesidades alimenticias de esa zona están siendo suplidas por California, lo que nosotros visualizamos es que Centroamérica podría aprovechar y utilizar tecnología e innovación para no solo mejorar la producción sino también para dar valor agregado a otros subproductos. Eso ayuda a la economía de Guatemala y ofrece a su población alimentos para el consumo.

La universidad logra generar un megavatio con la inversión realizada en paneles solares que se instalaron en su sede.

¿Cuánto cuesta estudiar en el programa Zamorano?

– El programa de Zamorano son 11 meses al año, durante cuatro años. El costo total incluye matrícula, alojamiento, alimentación, uniforme, lavandería, acceso a la clínica y herramientas para los módulos. Entonces tomamos en cuenta todo lo que implica: costo de la matrícula, US$13 mil anuales, costo de alimentación y demás servicios, US$6 mil y US$2 mil que incluyen una computadora y la unidad de IT que le da asistencia técnica. Son US$21 mil anuales. Pero lo primero que se sugiere es que una persona interesada no debe pensar solo en el costo, sino primero en el examen de admisión y si logra un puntaje arriba de 1,200 puntos, ha tenido buenas notas de secundaria y realiza una entrevista pasa a un ranqueo donde se seleccionan los perfiles más fuertes para ofrecerles una beca. Cada año aportamos con US$3 millones para becas parciales a los estudiantes, también hay gobiernos que apoyan con asistencia financiera, y el sector privado y graduados de Zamorano aportan para darle la oportunidad a otros jóvenes. Son varios esfuerzos para darle oportunidad a los jóvenes, esperamos que se sumen también los gobiernos locales.

Hay jóvenes que vienen de familias humildes y son los mejores estudiantes de Zamorano.

Campus ecológico

La universidad internacional Zamorano impulsa el uso de energías renovables y la reducción del uso de plásticos para reducir la huella de carbono. La sede se encuentra en San Antonio de Oriente, Francisco Morazán, Honduras.
Los estudiantes tienen acceso a laboratorios con tecnología de punta, equpos y maquinaria que les facilita las labores en el campo. El plan de estudios es de 11 meses por año.

200

mil agricultores tienen a disposición la semilla de frijol mejorada que se produce en Zamorano.

3

mil 500 paneles solares para producir un megavatio se instalaron en la universidad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Elección de magistrado por el CANG
noticia AFP
Lazio gana el clásico romano

La Lazio consiguió un valioso triunfo por 3-0 sobre su vecina Roma, con doblete del español Luis Alberto Romero, este viernes en la apertura de la 18ª jornada de la Serie A, gracias a lo cual se acercó a la pelea por los puestos altos y a la zona de Liga de Campeones.

 

noticia
Chris Evans y el Capitán América están listos para regresar al MCU

Según los informes, el actor estará retomando su papel de Capitán América en un regreso al Universo Cinematográfico de Marvel



Más en esta sección

Diputado publica nombres de 13 migrantes que habrían muerto de forma violenta en Tamaulipas, México

otras-noticias

BID Invest otorga US$75 millones a CMI Alimentos

otras-noticias

Mascotas presidenciales pasean por la Casa Blanca

otras-noticias

Publicidad