[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

Rechazando la realidad, pase lo que pase


foto-articulo-Economía

En estos días muchos estadounidenses viven en una realidad política alterna donde las afirmaciones más simples fundamentadas en hechos se topan con ira y escarnio.

Cuando señalé, al igual que muchos otros, que luego de que entrara en pleno vigor la Ley de Servicio Médico Accesible, el crecimiento en el empleo ha sido el más rápido desde la década de 1990 (que es simplemente lo que dicen los datos del Buró de Estadísticas Laborales de Estados Unidos), recibí un bombardeo de correos electrónicos de gente que afirmaba que estoy loco o que soy un mentiroso.

Similarmente, pero por supuesto en una escala mucho más grande, mucho de lo que he estado viendo en las reacciones al último Informe de Gobierno del presidente Obama equivale a afirmar que solo un imbécil o un periodista de tercera podría creer lo que dijo Obama sobre la fortaleza de la economía de Estados Unidos respecto a otros países avanzados, cuando solo se trata de un simple hecho. Aunque, para llegar a eso hay que suavizar una curva, una curva donde el promedio es arrastrado a la baja por el terrible  desempeño de Europa.

¿Cómo se ve nuestro historial económico comparado con nuestro propio pasado? No muy bien, pero tampoco no muy mal.

El desempleo en Estados Unidos casi ha vuelto a sus niveles de antes de la crisis, pero eso se explica en parte por la caída de la participación de la fuerza laboral. ¿Qué le está pasando al ingreso de las familias? Desafortunadamente, los datos del Buró de Censo sobre esos ingresos vienen con mucho retraso, pero Sentier Research ahora produce estimaciones mucho más oportunas (aquí: http://bit.ly/1RDlzU8). Lo que dicen es que luego de la severa caída, el ingreso familiar medio real también ha regresado más o menos a su nivel previo a la crisis.

No es un resultado excelente; en un tiempo solíamos esperar que el ingreso medio fuera marcadamente más alto en el clímax de cada ciclo de negocios respecto del clímax precedente. Pero, eso no fue así durante el gobierno del Presidente George W. Bush, quien también más o menos presidió un regreso al clímax previo en vísperas de la Gran Recesión, y la economía de la era Bush solo llegó a ese punto gracias a una desastrosa burbuja inmobiliaria (como nota al margen: el ingreso medio tampoco creció mucho durante el mandato del presidente Reagan).

Entonces, el historial macroeconómico de Obama no consiste solo de haber estabilizado la economía luego de una crisis aterradora; también ha presidido un crecimiento en el ingreso que, asumiendo que este año no tengamos otra recesión, habrá sido mejor que lo que hizo su predecesor.

También hemos visto una drástica reducción en el número de estadounidenses no asegurados. Entonces, mientras el ingreso ha permanecido estancado, la seguridad en el ingreso ha aumentado sustancialmente. Por supuesto, nada de esto mellará la convicción entre los sospechosos de siempre de que todo ha sido un desastre. Pero en serio, Obama tiene motivos para sentir satisfacción, aunque no triunfo.

Cuando cosas triviales inducen ira

Josh Marshall, editor de Talking Points Memo, ha ideado un excelente término para el enfrentamiento que se está dando en Oregón: “arte escénica del privilegio blanco”. Tenemos gente participando en una insurrección armada por la vasta opresión de que les pidan que paguen una pequeña cuota por pastorear sus animales en terrenos públicos. Seguramente parte importante de la historia es el hecho de que los perpetradores saben que no enfrentarán las consecuencias que seguirían si, digamos, un grupo de gente no blanca hiciera algo similar.

Sin embargo, algo que me impacta (y que no entiendo por completo) es que cuando gente como esta recurre a retórica embravecida con al menos un toque de violencia, los temas en cuestión tienden a ser notablemente triviales. Hay muchísimos motivos de quejas reales que podrían irritar a los estadounidenses blancos de clase trabajadora, pero lo que realmente los hace estallar, o a sus aspirantes a voceros, son cosas como la creencia de que el presidente Obama está aliviando la deuda de Esa Gente (lo cual esencialmente nunca sucedió).

Recuerden cuando el comentarista conservador Erick Erickson participó de lo que podría considerarse incitación a la violencia en 2009: “¿En qué punto la gente manda al diablo a los políticos?”, preguntó Erickson en un artículo para RedState.com. “¿En qué punto se levantan del sofá, marchan hacia la casa de su legislador estatal, lo sacan y lo golpean hasta dejarlo como masa sanguinolenta por ser un idiota?”, añadió.

Entonces, ¿qué motivó toda esta ira? Regulaciones que prohíben el fosfato en el detergente lavaplatos, lo que según Erickson estaba causando que sus platos no se limpiaran adecuadamente.

Debe haber cierto significado en la impresionante trivialidad de las cosas que inducen esta ira. Pero no sé qué sea.

Paul Krugman es ganador del Premio Nobel de Economía en 2008.

© 2015 The New York Times.

“Distribuido por NYT Syndicate”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos
Gobierno propone deuda por Q800 millones para adquirir vacunas COVID-19

El Ejecutivo propuso financiar la compra con Bonos del Tesoro y con fondos no ejecutados para atención a la pandemia.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Las promesas de Mynor Moto a los agremiados

El juez Mynor Moto prometió a un grupo de abogados defender la Constitución y resolver en margen a la ley. Sin embargo, el funcionario judicial enfrenta varios señalamientos por obstrucción a la justicia y vínculos con personas vinculadas a casos de corrupción. 

noticia AFP
Paris Saint Germain, ¡campeón!

El París Saint-Germain conquistó el Trofeo de los Campeones (denominación oficial de la Supecopa de Francia) al vencer por 2-1 al Marsella, este miércoles en Lens, lo que supone el primer titulo como entrenador del argentino Mauricio Pochettino, recién llegado al banquillo parisino.

 



Más en esta sección

Migración reporta ingreso de migrantes hondureños

otras-noticias

Portuaria Santo Tomás entrega dividendos a trabajadores y autoridades

otras-noticias

Condenan a 145 miembros del Barrio 18 en el juicio más grande del sistema de justicia nacional

otras-noticias

Publicidad