[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Economía

“Ordenar finanzas y sanear la SAT” Erick Coyoy, economista


El economista independiente advierte que el nuevo gobierno tiene que afrontar un sistema financiero estatal sin recursos.

foto-articulo-Economía

¿Qué se encontrará el nuevo gobierno?

– El nuevo gobierno va a encontrar problemas adicionales a los que esta administración encontró en 2012. Las finanzas públicas están mucho más deterioradas que en 2012. En ese año había afectado la crisis económica internacional y también seguro la corrupción del momento. Pero ahora el nivel de corrupción en aduanas llegó a un nivel que ha complicado severamente las finanzas.

¿Se viene un 2016 duro?

– Vemos cómo el MP anuncia que ya no tiene para pagar salarios de este mes, no digamos para el resto del año. Así que la situación de finanzas va a ser severamente complicada. Seguramente no habrá recursos para iniciar el año y posiblemente también habrá gastos pendientes de pago de este año. Esa es una práctica que este gobierno ha usado mucho a pesar de que está prohibida la deuda flotante.

¿No tendrán capacidad de acción las instituciones?

– Estará muy afectada la capacidad de las entidades para prestar sus servicios y cumplir sus funciones. Hemos visto también un deterioro de las fuerzas sindicales, que se han dedicado a hacer alianzas con los políticos de turno para buscar intereses materiales y monetarios únicamente y no para preocuparse por los servicios que prestan. Esto va a ser muy complicado, sobre todo en salud y educación que es donde están los mayores sindicatos.

¿Cuáles son los problemas principales que usted encuentra?

– Las dos características con las que se encontrará el nuevo Gabinete son la falta de dinero y la debilidad de las instituciones. Casi nadie se escapa a esa insuficiencia de recursos y prácticas sindicales poco proclives al desempeño laboral.

¿Imposible que funcionen los programas?

– Será muy difícil trabajar, salvo aquellos programas que cuenten con recursos externos que son unos cuantos. Pero la mayoría de programas tendrán dificultades para contar con los recursos necesarios para su funcionamiento adecuado. Tanto por el lado del personal adecuado como por el lado de recursos financieros suficientes para operar y alcanzar objetivos. Al igual que este año, la mayoría de entidades empezará operando solo con lo básico para pagar salarios y en algunos casos ni eso.

¿Y la SAT?

– La cifra de recaudación del nuevo presupuesto es prácticamente la misma que se espera para este año pero hay que tomar en cuenta que la SAT va a tomar algún tiempo en restablecerse, en cuanto a sus capacidades para recaudar. El problema en aduanas, que es lo que más está afectando, no es un problema únicamente técnico o informático como en algún momento se quiso plantear. Es un problema de crimen organizado.

¿El sector privado puede ayudar a los ingresos extra?

– Complementar recursos para inversión con el apoyo del sector privado es posible, pero vemos que habrá que hacer un replanteamiento de la agencia que busca alianzas público privadas para inversión. Prácticamente no funcionó en esta administración. Se le dieron recursos de varios millones en estos cuatro años, pero sin ningún resultado.

¿Y la crisis afectará a la economía nacional?

– Para bien se puede decir que los actos de corrupción del sector público tienen poca incidencia en la actividad productiva. El sector productivo privado sigue desenvolviéndose adecuadamente. En el corto plazo no afecta y seguramente no afecte este año y esperemos que la situación se empiece a corregir el próximo año, pero en el largo plazo sí tiene un efecto negativo. La corrupción drena las capacidades del sector público para contribuir a la mejora de las condiciones del país en educación, salud o infraestructura.

¿Qué urge arreglar?

– Primero se deben ordenar las finanzas y sanear la SAT en el inmediato plazo, para tratar de contar con algunos recursos. Además, no se deben autorizar más aumentos salariales en el sector público para no generar más presiones de gasto. Se deben eliminar programas de gasto no prioritarios. Pero de gasto real, algo contundente, no como siempre se habla de gasto en combustible, viáticos, celulares… algo real.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Allanan residencias de familiares de Benito

El exministro de Comunicaciones no ha salido del país según el reporte migratorio. 

noticia AFP
Gobierno de El Salvador defiende derecho de Bukele a presentarse a la reelección
noticia Roberto Blum
El interminable conflicto israelí-palestino

Ambas partes creen y están convencidas de que sus respectivas posiciones son justas.



Más en esta sección

Terminan de afinar detalles para el recorrido de la Biciruta 502

otras-noticias

Washington enfrenta las consecuencias de su política hacia Guatemala

otras-noticias

Porras pide fondos para pagarle Q249.6 millones a contratistas

otras-noticias

Publicidad