[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

El retorno del tatascán


José Luis Chea Urruela

Desde Argentina, en 1850, el escritor, político y eventual presidente de ese país, Domingo Sarmiento, se refería, con sorna, desprecio y no sin cierta dosis de verdad a las guerras civiles que tuvieron lugar en la efímera República Federal de Centroamérica entre 1838 y 1840, diciendo “El mundo está cansado de oír hablar de ciudades que apenas son algo más que aldeas” … “Centroamérica ha hecho un estado soberano de cada aldea”.  Un siglo después, otro argentino, Andrés Calamaro, resumiría, con un lenguaje más contemporáneo la situación de la Argentina actual “Que lástima Argentina, eras un bizcochuelo, ahora sos gelatina”

Estaba escrito, que ni por la razón, ni por la fuerza, Centroamérica sería una realidad, ni como región, ni como colección de naciones. Sabedores de ello, después de una seguidilla de golpes e imposiciones, las buenas conciencias de los geómetras del Departamento de Estado de la América Indispensable decidieron crear, con la complicidad del gobierno de México, el Triángulo del Norte, en el sur de su frontera, para resolver los problemas domésticos que les causa la migración irregular. La Geopolítica de Pitágoras, una ficción geométrica inviable, puesta en evidencia por el presidente Bukele, donde ni la hipotenusa es igual a la raíz cuadrada de la suma de los tres países, como tampoco lo es la suma del cuadrado de sus catetos.

Es en este contexto de realidades políticas y malabarismos geométricos, que el Senado norteamericano acaba de resucitar la carrera diplomática del embajador Todd Robinson, nombrándolo subsecretario de Estado para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley (INL), para disgusto de unos y alegría de otros. Según medios de prensa locales, Robinson indicó, que la INL sería clave para combatir la corrupción no solo en Estados Unidos, sino en países de Latinoamérica. “La corrupción mata”. It is indeed, a long way from Barcelona.

En relación a Guatemala, país que conoce como la palma de su mano, el nuevo funcionario aseguró que aquí ha presenciado los efectos de la corrupción “donde las élites políticas, económicas y sociales, a veces trabajando con organizaciones criminales, compran jueces, y amenazan a actores judiciales independientes y valientes.” Las élites depredadoras. En ningún momento se refirió, si desde su alto cargo iniciaría, como corresponde, según sus declaraciones, investigaciones sobre las sospechas de corrupción que apuntan a las más altas esferas de los últimos gobiernos norteamericanos, tanto republicanos como demócratas, porque después de todo, la corrupción mata, en inglés o en español.

En el ejercicio de su cargo como embajador de Estados Unidos en Guatemala, la gestión del embajador fue polémica y además crucial, en gestionar la salida y posterior caída de Pérez Molina y el accionar del MP y la CICIG entre los años 2014 al 2017 en contra del pacto de corruptos. El poderoso embajador afirmaba “Yo no mando en Guatemala” ante la vergonzante mirada de Pérez Molina y la ira, ya en prisión, de la señora Vicepresidenta. Always For America.

Controversiales continúan siendo sus declaraciones de esa época, en relación a la soberanía nacional. En este aspecto el embajador Robinson, ante unas declaraciones del Nuncio Apostólico y Decano del Cuerpo Diplomático, Nicolas Thevenis, fue enfático al indicar que sus prioridades en Guatemala eran el combate a la desnutrición, la lucha contra la corrupción y falta de seguridad, añadiendo, frente a los reclamos del Nuncio que “para él” (para Estados Unidos), un embajador recibe instrucciones “en la lista de prioridades, el tema de la soberanía estaba de último”. Donde manda Todd, no manda ni Nuncio ni decano. Sin embargo, años después de su salida de Guatemala, la lucha contra la desnutrición es una burda caricatura, la corrupción y el narcotráfico se han apoderado del Estado, y la seguridad está en trapos de cucaracha, salvo, claro está, cuando se trata de capturar extraditables que le convienen a sus intereses. ¿Qué obtuvo Guatemala a cambio de la hipoteca temporal del sistema de justicia?

Por supuesto, el embajador Robinson no fue el primer embajador norteamericano que se pasó por el arco del triunfo, la inexistente soberanía nacional. En el contexto de la Guerra Fría, otro embajador norteamericano, John Peurifoy, en declaraciones dadas a la revista Time dijo que la situación en Guatemala –creada y exacerbada por el mismo Gobierno de Estados Unidos– “podría obligarnos a tomar ciertas medidas para impedir que Guatemala caiga en manos del comunismo internacional”. La primera hipoteca de la inexistente soberanía nacional estaba consumada. El comunismo como excusa para la contrarrevolución y la defensa de los intereses de la United Fruit Company y sus socios, entre ellos altos funcionarios del Gobierno norteamericano. Eran los tiempos de la América republicana y la Guatemala emperifollada. Los yankeetecos sometidos y oficiosos, los chancles de la época.

Suyos son los tiempos de la América Demócrata, de la implosión del último imperio occidental, del tortuoso y elegido camino de hacer de Estados Unidos otra Inglaterra, en el contexto de la distensión, el consenso, el multilateralismo y la globalización, la corrupción, que es real, como excusa para reivindicar la mala conciencia de la América indispensable, abriendo y removiendo las subyacentes  heridas del pasado, creando inexistentes estados multinacionales y falsos líderes locales y nacionales de poncho y tocoyal. Los nuevos protagonistas de los juegos del calamar.

Suyos los tiempos de la impecable ejecución del golpe blando, a la mano dura. La promoción de manifestaciones populares con fondos secretos de USAID asignado para atacar “gobiernos hostiles”, la cooptación de jueces y magistrados, la exacerbación de las diferencias étnicas y culturales y el vano intento de cooptar la totalidad del sistema de justicia y después del Estado, a través de una candidatura presidencial fabricada desde los sótanos de la ignominia y la traición al país. Son los tiempos de los otros yankeetecos, en cuyos altares no hay santos, ni mapa de Guatemala, tan solo un muro de lamentos donde a gritos y golpes de dólares y sumisión, se solicita la urgente intervención de Washington para arreglar el problema de la corrupción. 

Washington no parece escuchar, su Dios no habla castellano, los migrantes no hablan inglés, y los migrantes sí te pueden hacer perder una elección, los corruptos no. En esta ocasión, el tic tac del reloj no parece estar a favor del nuevo subsecretario de Estado. De continuar, así las cosas, los republicanos retornan al poder, la política exterior bipartidista continuará agonizando y para muchos guatemaltecos, una enésima hipoteca de nuestra ficticia soberanía nacional resulta inadmisible.

Guatemala es una oprobiosa historia circular, un fallido y eterno experimento norteamericano, demócrata y republicano, donde nada cambia y todo sigue igual, donde los directores del nuevo juego de calamares nos obligan, sin sentido, a pelear entre el pasado y presente, condenándonos a perder el futuro, solo que diferencia de los juegos del calamar aquí el tiempo no existe, ni los premios tampoco, ni el dinero. ¿Dónde está el dinero?

Qué pena con don Sarmiento, tal vez después de todo, tenía razón, seguimos siendo una pequeña aldea con aspiraciones de nación soberana. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Grandes duelos en la jornada del fútbol italiano

El derbi romano como apertura el viernes, el duelo entre los dos favoritos al título, Inter y Juventus, el domingo, y un posible título de campeón de invierno el lunes para el líder Milan. La 18ª jornada de la liga italiana se anuncia rica en platos fuertes.

 

noticia Enrique García /Claudia Ramírez
Congreso autoriza a Giammattei el uso de Q1.5 millardos para la compra de vacunas

El gobierno tendrá que presentar un informe mensual en el que detalle el plan y costos de todo el proceso de vacunación contra el COVID-19.

noticia Europa Press
¿Agua en Marte? Perseverance confirma que el cráter Jezero fue un lago tranquilo

Lo que hoy es una depresión seca y erosionada por el viento estuvo alimentado constantemente por un pequeño río hace millones de años.



Más en esta sección

Celtics, con gran triunfo

otras-noticias

Solskjaer, en la cuerda floja

otras-noticias

Cronología: Décadas de ataques y amenazas a elPeriódico

otras-noticias

Publicidad