[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Nuestro vecino, el incongruente


foto-articulo-Domingo

El viaje a través del Istmo hacia el Norte sigue siendo una odisea, porque hace mucho que el muro se convirtió en escuadrones con escudos antimotines que calzan botas con punta de metal.

El pasado sábado 28 de agosto, en su intento por salir de Tapachula, Chiapas, familias migrantes mayoritariamente procedentes de Haití fueron agredidas por soldados de la Guardia Nacional de México. También estaban presentes elementos de las fuerzas armadas y agentes del Instituto Nacional de Migración (Inami), quienes fueron la aguerrida barrera que violentamente cerró el paso a la caravana. Las imágenes, a su vez chocantes y extemporáneas, muestran como el uso de la fuerza desproporcionada contra padres que llevan en manos a sus hijos e hijas se mantiene vigente como la estrategia de Estados que acatan las órdenes dictadas desde la Casa Blanca. Los videos que circularon por redes sociales muestran cómo un oficial vestido de civil trata de pisar la cabeza de un migrante que yace en el suelo, ilustrativo de la externalización de la vigilancia de la frontera estadounidense cada vez más al sur del Río Grande. Un número indeterminado de personas fue detenido esa tarde en Chiapas. Varias resultaron heridas. 

En lo que va de 2021, la Comisión Mexicana de Ayuda al Refugiado (Comar) recibió 64 mil 378 solicitudes de protección. De ellas, 45 mil 72 —75 por ciento del total—se procesaron en Tapachula; es decir, en la frontera entre México y Guatemala. La previsión del Comar es sobrepasar los 100 mil solicitantes de asilo, un récord por encima de los 70 mil de 2019. La comisión se ha visto obligada a cerrar sus instalaciones por brotes de coronavirus, ya que los solicitantes pasan horas aglomerados en el exterior de sus oficinas esperando ser atendidos. Actualmente, los que piden asilo reciben una cita para enero de 2022. 

Pasan los sexenios y los gobiernos mexicanos le siguen haciendo el trabajo sucio al de EE. UU. en su frontera sur. Desde el gobierno vemos cómo los discursos oficiales del presidente Andrés Manuel López Obrador han tendido a criminalizar a los migrantes, vinculándolos a redes de narcotráfico y trata de personas. Prometiendo que contendrá el flujo migratorio, AMLO afirmó que no quiere que esas personas “tengan libre paso”. En esencia, México ha intercambiado migrantes centroamericanos —y ahora de muchos otros países que transitan por el Istmo— por amistad y buen trato diplomático con Washington. 

La brutalidad del Inami y la Guardia Nacional no es aislada. De acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos en México, las denuncias han aumentado 80 por ciento en los últimos dos años. La Guardia Nacional, fundada por AMLO en 2019, ha recibido 219 denuncias. Además, se han registrado 51 detenciones arbitrarias, tres casos de tortura, dos homicidios extraoficiales y dos desapariciones forzadas. El injustificable maltrato a migrantes es modus operandi en la militarizada frontera sur de México, pero se contradice con acciones recientes. Incoherente, el Gobierno mexicano muestra sus puertas abiertas y exhibe un sentido humanitario con la apertura de sus fronteras a refugiados de Afganistán. Al ser cuestionado por el contraste entre la intrépida determinación de ofrecer una mano amiga a un contingente de exiliados afganos y la política migratoria mexicana respecto a los países de Centroamérica, el canciller Marcelo Ebrard sostuvo que no había discrepancia. Dijo que hay una “diferencia entre los migrantes económicos y las personas que buscan refugio y asilo”.

¿Es el gobierno de AMLO el cruel rostro de la hipocresía? Lamentable que luego exijan trato digno a los mexicanos en EE. UU. y respondan con uno denigrante a los centroamericanos, haitianos, venezolanos y africanos. La realidad es que estamos en un momento coyuntural donde Guatemala no percibe un deterioro en sus relaciones con el vecino, a pesar del mal trato que reciben sus ciudadanos en aquel territorio, donde el clima de xenofobia sigue creciendo. Tal vez desde acá se piensa que no hay nada que mejorar, puesto que nuestro gobierno también es cómplice del trato aberrante a las personas que transitan por el territorio nacional. El Estado de Guatemala también pone botas y antimotines en su frontera sur. En medio de una sequía de solidaridad regional, el sentimiento antiinmigrante encuentra terreno fértil para crecer.

El éxodo de la desesperación no tiene ya nada que perder, ni siquiera el miedo. Una crisis de gran magnitud continúa siendo administrada cada vez con mayor violencia. EE. UU.

es consciente de que no puede parar las llegadas, pero tampoco se puede permitir que crucen orondos a la vista de todos. Por eso es que, desde el principio, el presidente Biden ha instado a México y Guatemala a redoblar esfuerzos para detener a los indocumentados. Ambos gobiernos lacayos son apéndices de un sistema migratorio carente de protecciones para las personas que deben salvaguardar. A pesar de todo, las caravanas seguirán empujando hacia el Norte a través del peligroso corredor mesoamericano.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción/ elPeriódico
Carta blanca a “Cuentos y talentos”
noticia AFP
Costa Rica busca captar “nómadas digitales” para impulsar su economía

Se permitirá a toda persona extranjera, con un ingreso mayor a US$3 mil al mes, permanecer hasta por un año en Costa Rica el país con una visa que puede prorrogarse por un año adicional.

noticia Phillip Chicola
El eficiente Estado guatemalteco

Sus características patrimoniales trascienden ideologías y banderas políticas.



Más en esta sección

Consejo Nacional Empresarial: Porras y su equipo debe renunciar

otras-noticias

Seguros Universales entrega el Galardón Guatemaltecos Ilustres 2021

otras-noticias

Una guardería en el Zoológico La Aurora: estas son las crías que resguarda la institución

otras-noticias

Publicidad