[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Níquel: muerte, dólares y rublos


foto-articulo-Domingo

Hace siglos, entre el polvo del desierto y palacios monumentales; desde los tiempos del rey Salomón, la reina del Saba, hasta los fascinantes y eróticos relatos de las Mil y una noches o atendiendo  los requerimientos del dictador de Jadur, llamado Alquazar, los príncipes y los héroes viajaban en portentosas alfombras voladoras, las cuales servían de fantásticos vehículos para que osados y valientes guerreros orientales, después de una serie de peripecias y aventuras, cumplieran su cometido o conquistaran el corazón de su amada. 

En pleno siglo XXI, en un inesperado proceso de transculturización sin límites, las alfombras mágicas dejaron de ser parte de la cultura popular del Medio Oriente, de la maravillosa Arabia o de India fascinante, para volar hasta

Guatemala y convertirse en voluminosos cajeros automáticos de empresarios rusos, repletos de dólares, para comprar la voluntad del farsante marajá bananero y su frijolero y costeño raja favorito, a cambio de un desventajoso contrato de arrendamiento de un terreno de 150 m²  en el Puerto de Santo Tomás para operar su propio muelle y construir una terminal para embarque y desembarque de mena níquel. 

EL INICIO: La  ajetreada y sangrienta historia del níquel en Guatemala, comienza a mediados de los años 50, con la curiosidad de José Manuel Montúfar, quien notando el intenso rojo de la tierra de su propiedad, ubicada a las orillas  del lago de Izabal, decidió enviar una muestra de la misma a la empresa norteamericana Hanna Mining Co., con sede en Cleveland, para ver si su tierra tenía hierro debido a su intenso color rojizo, recibiendo con sorpresa el análisis de suelos de Hanna, que decía que lo que su tierra tenía, era níquel, no hierro.  

Ni lerda ni perezosa, Hanna Mining Co., solicitó tres concesiones mineras en

Guatemala (NiqueGua) entre 1957 y 1962, para explotar níquel, y otros minerales, abarcando el municipio del Estor en Izabal, y los municipios de Panzós, Cahabón y Senahú en Alta Verapaz, sumando un total de 380 kilómetros². Dichas concesiones le fueron concedidas a la brevedad posible por los gobiernos de Castillo Armas, Guillermo Flores Avendaño y Miguel Ydígoras Fuentes.

A mediados de los años 60, Hanna Mining Co., invita a la poderosa empresa International Nickel Company (Inco), fundada en 1902 por JP Morgan, a fusionarse en una sola empresa, con el objeto de explotar los yacimientos de níquel en Guatemala, creando la empresa, Exploraciones y Explotaciones Metálicas de Izabal (Exmibal), quedándose Inco con un 80 por ciento de las acciones y Hanna con un 20 por ciento.   

En 1971, el Gobierno de Arana firmó un acuerdo con Exmibal en el que se estipula que el Estado adquiere un 30 por ciento del paquete accionario de Exmibal. Eran los tiempos en que los intereses de la contrainsurgencia coincidían con los intereses de las mineras transnacionales. De los que se opusieron dentro de una comisión formada por el presidente Méndez Montenegro para opinar sobre el tema, dos fueron asesinados: Adolfo Mijangos y Julio Camey, y dos sobrevivieron: Alfonso Bauer Paiz y Rafael Piedra Sandra. Níquel con vetas de sangre.

LOS PRIMEROS RUSOS: En 2003,  Inco le vende sus acciones a Geostar Metal (canadiense) que  a su vez se las vende en 2004 a Skye Resources Inc., (canadiense)  que se la vende, en el 2008 a Hudson Bay Minerals (canadiense), quien revende, en 2011, a Solway Investment Group, empresa rusa, creada en Suiza y con sede en Malta, que a su vez crea una subsidiaria guatemalteca Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN) para explotar el níquel en las áreas que tenía Exmibal,  creando también la empresa Pronico, para procesar ferroníquel, en el marco de un proyecto que denominó Fénix. El porcentaje de las acciones del Estado guatemalteco fue “licuado” por exministros, amigos del presidente Berger, quienes hicieron que el Estado no concurriera a la solicitud de incremento de capital de la nueva empresa, alegando falta de recursos, cediendo los derechos de explotación del Estado a cambio de prebendas en la nueva empresa, infame negocio de los autores de la ley del uno por ciento. 

En 2015, Empornac concesionó el uso de 21 mil metros cuadrados, a la empresa guatemalteca Pahame, para que esta instalara plataformas flotantes para descargar el níquel en las propias instalaciones de Empornac, creando un pequeño puerto privado para que CGN pudiera enviar sus cargamentos a la planta de procesamiento Pobuszhsky, situada en Ucrania, tal y como lo hace actualmente. Sin embargo, la Contraloría General de Cuentas, denunció el negocio por órdenes de la Presidencia y la PGN lo declaró lesivo para el Estado, lejos quedaban las fotos del presidente Pérez inaugurando Pronico, y los viajes de tres de sus ministros de Estado a Londres para reunirse con altos personeros de Solway.

LOS SEGUNDOS RUSOS: Por su lado, otra empresa canadiense, Anfield Nickel, vende su subsidiaria guatemalteca MayaNiquel a Cunico (ruso-israelita) que terminó vendiéndole su subsidiaria guatemalteca MayaNiquel  al consorcio ruso suizo Telf, el cual a  través de su empresa International Nickel Supply, S. A. controla en la actualidad MayaNiquel, empresa que tiene en concesión  las mismas áreas que tiene la otra empresa subsidiaria rusa en Guatemala, la CGN.

A finales de abril de este año, una delegación de empresarios rusos, acompañados de un israelí de origen argentino, en nombre de la empresa Atlantic Bull Cargo (ABC), filial en Guatemala de International Metal Supply Holding, vinculada también al grupo Telf, visitaron el reino de Guatemala y, el día 29 de abril por la noche, asistieron a la casa del Marajá tropical que nos gobierna, dejándole una alfombra persa con fajos de dólares enrollados en su interior, con el noble propósito de agasajar la conciencia del primer mandatario y regocijar al primer efebo de la nación, a cambio de un desventajoso contrato de arrendamiento de un terreno en el Puerto de Santo Tomás con el objeto de almacenar y despachar la mena de níquel de MayaNiquel.

Está bien que los imperios jueguen a la geopolítica y defiendan su correspondiente lebensraum, pero en momentos que la América Indispensable está saliendo de forma tan humillante de una guerra sin fin en Afganistán, no parece ser el “timing” adecuado para que los rusos quieran tomar control de un puerto estratégico para la seguridad nacional de EE. UU. situado en su propio patio trasero. Por esa razón, las autoridades de Empornac, en un curso exprés de inglés de Duolingo, optaron por denegar a los rusos el contrato solicitado. Halcón caído, el coordinador general adjunto de Pronacom, a quien no hubo alfombra mágica capaz de sacarlo del lodazal donde lo atascaron, empañando sus azules aspiraciones presidenciales.

Solo en la cabeza de un corrupto cabe negociar y comprarle vacunas Sputnik a los rusos, cuando Johnson y Johnson y Pfizer están tan cerca, pero solo un medio pendejo se pone a jugar geopolítica como fachada de su insaciable corrupción. Falta ver si la alfombra mágica podrá regresar por sí sola a Rusia, y qué pasará con los dolaritos aceptados de antemano. En estas situaciones, los russkies podrían esperar, o aceptar rublos, o descontarlo de la comisión de la vacuna Sputnik V, pero con los ucranianos a saber. Nasdrovia, presidente Timochenko.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Cómo aprovechar al máximo tu tiempo en familia
noticia Edwin Felipe Escobar Hill / exalcalde de Villa Nueva
He ejercido mi derecho de defensa
noticia Cristian Velix/elPeriódico
Usac declara vacante el puesto de rector por la ausencia de Murphy Paiz

Dependencias de esa casa de estudios presentarán un proyecto para elegir a la nueva autoridad universitaria.



Más en esta sección

Seguros Universales entrega el Galardón Guatemaltecos Ilustres 2021

otras-noticias

Su historia de incompetencia, corrupción y negligencia criminal la perseguirán por siempre 

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Publicidad