[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Hay que ver la estrategia de país


foto-articulo-Domingo

Las élites empresariales no lo ven venir ni tampoco la clase media. Pero el peligro puede estar más cerca de lo que imaginas. Primero daré un rodeo para llegar luego al punto focal de este artículo, que es importantísimo. Me adelanto a decirte que los anunciantes guatemaltecos no deben ceder ante la presión de Giammattei. Veamos de qué se trata.  

En las recién pasadas elecciones de Perú, el país se dividió en dos: la extrema derecha, representada por Keiko Fujimori, y la extrema izquierda, por el maestro de escuela y dirigente sindical magisterial Pedro Castilo, de 51 años de edad. Aunque el partido político que postuló a Castillo se define como marxista-leninista, el eventual próximo presidente de Perú (falta aún la confirmación oficial) dice ser socialista y progresista, al menos en su jerga electoral. Entre sus propuestas figura la aprobación de una nueva Constitución Política. Amenaza con desactivar el equivalente a lo que en Guatemala es la Corte de Constitucionalidad, si esta se opone a ello. Frases semejantes ha tenido en contra del equivalente de lo que en Guatemala es el Procurador de los Derechos Humanos. ¡Son amenazas autoritarias, no democráticas! No obstante que Castillo no tiene mayoría en el Congreso, no descarto que, en un estira y encoge político, disuelva a ese ente independiente, al estilo de como lo realizó el expresidente Fujimori. Castillo también ha adelantado que es necesaria una regulación más estricta de los medios de comunicación, lo que nos recuerda a Cuba, Venezuela y Nicaragua. También, a Ecuador de Correa y a Bolivia de Evo Morales. Sin empachos, Castillo reconoce que Nicolás Maduro de Venezuela es un gobernante democrático.

No descarto que, en las próximas elecciones, los guatemaltecos tengamos dos frentes extremos y opuestos. Uno de extrema derecha y otro de extrema izquierda, cuyo pivote, en este segundo caso, pudiera ser Codeca y su partido Movimiento para la Liberación de los Pueblos, que tiene bases en crecimiento. Los dirigentes de Codeca y su partido han pasado de ser ladrones de energía a personas adoctrinadas, defensoras del Socialismo del Siglo XXI. La exembajadora de Venezuela en Guatemala llevó a ideólogos chavistas a dar clases a miembros de Codeca. La propia Universidad de San Carlos abrió un diplomado sobre Altos Estudios de Hugo Chávez, dirigido a “líderes emergentes”.  Si la izquierda se hubiera aliado en las pasadas elecciones hubiera pasado a segunda vuelta, en competencia con Sandra Torres de la UNE. Guatemala se hubiera ido al traste. El partido de Codeca podría ganar las elecciones en dos o seis años. No lo deseo pero no lo excluyo. Por prudencia hay que prepararse ante todos los escenarios posibles. Luego te diré cómo prepararte.

En Nicaragua, el dictador Daniel Ortega ya cerró todos los espacios políticos y democráticos. Ha encarcelado a los candidatos presidenciales rivales, perseguido a la oposición y a los periodistas. Los hermanos Chamorro, Cristiana y Carlos Fernando, llevan el periodismo y la política en la sangre. Su padre, Pedro Joaquín, escritor y periodista, fue asesinado por el dictador de derecha Anastasio Somoza. Su delito fue pedir democracia y denunciar los actos anómalos de Somoza. Ahora sus hijos hacen otro tanto, solo que con un dictador de izquierda, déspota hasta la coronilla. 

En realidad, la prensa independiente lo es igual ante regímenes de derecha que de izquierda. Denuncia la corrupción donde esta ocurra. Exige espacios de libertad para los ciudadanos. Señala los atropellos a los derechos fundamentales. No mira si son regímenes de izquierda o de derecha. Es de una sola pieza. Esta es su importancia. Y para los corruptos, el peligro.

Ahora voy al punto central de mis elucubraciones: elPeriódico es un medio de comunicación solvente. Su economía no es boyante pero sí estable. El Presidente Giammattei, como lo hicieron sin éxito sus antecesores, está pidiendo a los anunciantes que no publiciten sus productos y servicios en el diario. Como a mí me gusta ver todos los escenarios, me pregunto qué pasaría si Codeca llegara a ser gobierno y no estuviera ya elPeriódico para denunciar abierta y brutalmente los abusos, atropellos, procedimientos antidemocráticos y corrupción de ese grupo radical (el poder corrompe y el poder en manos de extremistas corrompe más rápidamente). En un un gobierno codequista, ¿qué sería de Guatemala sin elPeladero? La primera víctima de Codeca sería Giammattei, a quien, sin duda, le confiscarían la mansión que construye cerca de Santa María de Jesús. 

En el caso de que Codeca hiciera gobierno, quienes dejen de anunciarse en este medio se lamentarán de que ya no exista elPeriódico y que no haya ningún órgano de prensa exitoso que, de verdad, enfrente a ese eventual gobierno. Cuando ellos y sus empresas sean víctimas de los empellones antidemocráticos e ilegales se lamentarán de no haber consolidado a un medio como elPeriódico, cuyo pecado (¡no es pecado sino fortaleza!) es no dejarse avasallar ni vender su espacio a postores políticos. Un medio que es independiente en todo el sentido de la palabra. Igual acontecerá a la clase media, que pudiendo suscribirse masivamente a elPeriódico no lo hace hoy por desidia. 

Como ajedrecista (el ajedrez es estrategia) señalo que es el momento de apoyar a elPeriódico, medio que siempre denunciará la corrupción de derecha y de izquierda, que luchará como los Chamorro en Nicaragua, igual contra los abusos antidemocráticos y corrupción de un dictador de derecha que de uno de izquierda. Los Chamorro son dos generaciones de nicaragüenses que se han rifado el pellejo por un mejor país. Cristiana está en prisión domiciliaria por postularse como candidata presidencial, en tanto que a Carlos Fernando le han cerrado sus medios periodísticos digitales e impresos y han confiscados sus bienes. Su pecado: reclamar democracia y derechos humanos para Nicaragua. El padre de ellos fue víctima mortal de una dictadura de derecha y ahora los hijos son perseguidos por una feroz dictadura de izquierda. Toda una gran lección. Quizá esto te explique lo que es la prensa independiente. Reiteradas veces, elPeriódico ha dedicado su Editorial a condenar los atropellos antidemocráticos en Venezuela y Nicaragua. Igual allá que aquí. Igual aquí que allá.

Todo esto me recuerda una plática con el publicista Rodolfo Gutiérrez Machado, que tuvo lugar hace muchas décadas. Con acierto, Rodolfo me dijo que él recomendaba a sus colegas publicistas y a los anunciantes anunciarse en los canales 11 y 13 de Antonio Mourra, porque ¿qué sería del medio publicitario de TV de Guatemala si Mourra quebrara y que todo quedara en manos de Ángel González, propietario ya de los canales 3 y 7? Como esto ocurrió, ahora Ángel es zar sin competencia, pone reglas, límites. Es corruptor y corrompido. Hasta hace poco tiempo, si te anunciabas en Guatevisión tenías vedado hacerlo en los canales de Ángel.

No tomes este artículo a la ligera. Es el momento de meditar. La prudencia, que es virtud, aconseja prepararse. Adelantarse. Prever más que lamentar. Ir siempre un paso adelante. Entender, no atolondrarse. Jamás jugar con fuego. Tener un entendimiento de país.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cindy Espina
Empresario azucarero fallece a los 98 años
noticia Lucero Sapalú/ Cindy Espina/ elPeriódico
Accidente aéreo deja tres personas fallecidas
noticia EFE
El FMI advierte a El Salvador de riesgos al adoptar bitcóin como moneda legal

Actualmente, un equipo del Fondo negocia con las autoridades salvadoreñas la aprobación de un programa de asistencia financiera por valor de US$1.300 millones.



Más en esta sección

CSJ mantiene la inmunidad al magistrado Jaime Fernando Echeverría Argueta

otras-noticias

Corte instala audiencia contra 10 exfuncionarios salvadoreños por corrupción

otras-noticias

CACIF: “Trabajo del MP no debe interrumpirse por la inclusión o retiro de una persona”

otras-noticias

Publicidad