[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

¿Un futuro sin CACIF?


Sociedad de plumas

foto-articulo-Domingo

El presidente Bukele recientemente decidió impedir la participación de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) como representante de los empresarios en instituciones del Estado salvadoreño. Esta noticia fue bien recibida por quienes procuran un movimiento similar en Guatemala. Lo anterior no sorprende, pues la oposición al sector privado organizado tiene raíces históricas. Sin embargo, en los últimos años la discusión se ha radicalizado, al punto de promoverse la consigna “Un futuro sin CACIF”. En mi opinión, esta postura no atiende los problemas de raíz en la relación entre los empresarios y lo público. 

Para empezar, me gustaría reconocer algunas preocupaciones válidas de quienes ven con desconfianza la participación del sector privado organizado en la política. Primero, desde el punto de vista de la teoría de la elección pública, se ha señalado la posibilidad de una captura regulatoria. Esto ocurre cuando una empresa condiciona las acciones del regulador para adquirir un beneficio. Segundo, con cierta razón se critica la existencia de un sistema corporativista, el cual otorga representación a colectivos de forma vertical. Tercero, se ha señalado que la relación entre empresas y Estado tiende a generar oportunidades para la corrupción, la cual es endémica en el caso de Guatemala. Muchas de estas críticas provienen del supuesto que los burócratas del Estado no cuentan con autonomía, desempeñándose como simples delegados de las élites económicas. 

Sin embargo, algunos estudios en el campo de la ciencia política no son tan pesimistas con respecto a la influencia de las asociaciones empresariales en la economía, e incluso en las democracias. En el ámbito económico, Ben Ross Schneider asevera que dichos grupos mejoran la coordinación vertical de las empresas, lo cual mejora la eficiencia y productividad. Asimismo, el politólogo Peter Evans señala la existencia de una “autonomía incorporada”, la cual consiste en una relación de cooperación, no de captura, entre una burocracia autónoma y asociaciones empresariales con un fuerte enfoque técnico. La autonomía incorporada genera regulaciones menos dañinas para el funcionamiento de los mercados. Un ejemplo de esto es la coordinación del sector privado chileno con el Estado en la negociación de tratados de libre comercio. 

En el ámbito político, las asociaciones empresariales también pueden contribuir de forma positiva. Por ejemplo, se ha encontrado que dichos grupos tienden a generar incentivos para que las industrias pongan de lado sus intereses sectoriales y busquen acuerdos que tiendan al interés común. Asimismo, las asociaciones empresariales operan en espacios institucionalizados en los que se conoce quiénes son sus representantes. Al participar en el ámbito público, es posible conocer cuáles son las posturas de los empresarios, incrementando así la transparencia. He observado que las asociaciones empresariales tienden a fomentar el consenso, y sus liderazgos están en constante rotación. Es decir, son menos víctimas del personalismo que sí se observa en otras instituciones de la sociedad civil. Finalmente, en América Latina se ha observado una evolución positiva de las actitudes de los empresarios con respecto a la democracia. 

Sin duda, es innegable que en Guatemala algunos empresarios han acudido a la corrupción para alcanzar sus objetivos particulares, y esto ha disminuido la credibilidad de los gremios. Sin embargo, proponer un futuro sin CACIF es una solución simplista y quizá contraproducente. Al contrario, los hallazgos de la ciencia política reflejan la necesidad de fortalecer las asociaciones empresariales de manera que estas puedan fomentar la transparencia y la ética entre sus miembros. Creo firmemente que un país próspero requiere asociaciones empresariales con altas capacidades técnicas, y un estado libre de corrupción, promotor de la libre empresa y la subsidiariedad. De lo contrario, acciones como las de Bukele adquirirán cada vez más popularidad y será muy tarde para tratar de impedirlas.

Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Esta es la razón para agregar dos hongos a tu dieta diaria

Consumir hongos tuvo una asociación más fuerte con un menor riesgo de cáncer de mama.

noticia Redacción
Presentan solicitud de antejuicio contra el diputado Rudy González
noticia Amílcar Álvarez
Vientos buenos y malos*

El desarrollo del ciberespacio es irreversible.



Más en esta sección

Secretario de Estado de EE. UU.: “despido de Sandoval fortalece las fuerzas de la impunidad”

otras-noticias

Asturias, actualidad permanente

otras-noticias

Diversos sectores respaldan y reconocen trabajo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Publicidad