[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

La primera visita de Kamala Harris


El Sísifo Centroamericano.

La nueva administración demócrata acaba de (re)heredar el desafío de crear una política pública exitosa en la frontera sur de su país. Es el mismo reto que heredaron los republicanos en 2016, y los demócratas en 2008, y los republicanos en 2000… Las dinámicas humanas en la frontera sur de Estados Unidos han significado por varias generaciones un debate sobre migración, empleo, cultura y política en Washington. Fue, recordemos, uno de los puntos de opinión pública más álgidos en la administración pasada, y en estos primeros meses el exoficialismo convertido ahora en oposición ha anticipado que utilizará de la misma manera el tema para desgastar al nuevo gobierno. 

Ciertamente muchas cosas han cambiado en las últimas décadas. México, por ejemplo, es un país con diferentes patrones migratorios y, desde el progresista gobierno de AMLO, con una coercitiva política de contención migratoria en todo su territorio, especialmente en los estados sureños de la Federación. Parece que efectivamente se ha creado otro muro al sur de México. El principal reto parece no estar en el norte de Mesoamérica. 

Al sur, “Triángulo Norte” de Centro-américa parece ser el cuello de botella donde se focalizan buena parte de flujos migratorios hacia Estados Unidos. No se olvidan las imágenes de la primera caravana migratoria a Estados Unidos hace algunos años, práctica que parece se ha vuelto rutinaria. Se ha mencionado que Guatemala presenta las condiciones coyunturales más estables por el momento para trabajar políticas públicas que aborden las “causas raíz” de la migración; Honduras está siendo salpicada por escándalos de narcotráfico al más alto nivel y en El Salvador el cesarismo parece ir cuajando cada año. Habría que agregar que la posición geográfica de Guatemala también es estratégica en este sentido, potencialmente puede contener los flujos migratorios de toda la región. 

Dirigir parte de la solución de toda esta dinámica ha caído entonces en la primera mujer vicepresidenta de Estados Unidos (y tal vez futura candidata del Partido Demócrata) Kamala Harris. Un reto particularmente engañoso no solo por las enormes expectativas políticas y sociales de muchos actores locales en los países mesoamericanos, sino por lo que puede significar en el largo plazo para la dinámica partidista y política en Washington. En el caso de Guatemala el reto es enorme, como viejas generaciones de políticos pueden dar testimonio, técnicamente resolver(les) las “causas raíz” de la migración implica en buena medida encauzar al país en una vía sostenible de desarrollo. 

El riesgo de la actual dinámica política es que nuevamente sea otro gran movimiento de actores nacionales e internacionales para darle una nueva mano de barniz a las políticas anteriores. Siendo América Crece (2019) y el Central America Engagement Strategy (2016) las más recientes. En ese sentido es importante aprender de las experiencias pasadas.

En primer lugar, es elemental utilizar la abundante data objetiva que explican las diferentes causas directas de la migración irregular. Por ejemplo, varios estudios ya detallan la naturaleza económica de la migración guatemalteca. El BID en el estudio Tras los pasos del migrante Perspectivas y experiencias de la migración de El Salvador, Guatemala y Honduras en Estados Unidos (2019) indica que el 87 por ciento de los migrantes guatemaltecos salió de su país por temas económicos, 66 por ciento pensó que sería de forma temporal y 51 por ciento todavía espera regresar. El análisis Determinantes de la Migración y sus Implicaciones de Política Pública (2019) publicado por USAID muestra que la migración se podría reducir si: a) mejoramos el ingreso formal a nivel municipal; b) ampliamos el acceso a la banca para ahorro y para créditos para vivienda; c) reforzamos el acceso a salud y educación para mejorar la productividad laboral; y d) reducimos las extorsiones y los conflictos agrarios. Es una tragedia generacional que buena parte del llamado “bono demográfico” tenga que migrar a ciudades estadounidenses porque en las nuestras no hay empleos formales. Un buen amigo en un espacio en el que participo mencionaba que el sueño americano debería ser exportar a Estados Unidos, no irse.

El segundo punto importante será el de tener una estrategia con objetivos claros. Por ejemplo, atender las causas económicas de la migración implica ciertamente fortalecer el Estado de Derecho, así las inversiones que generarán los cientos de miles de empleos formales que hacen falta sean sostenibles. Un pequeño empresario que sufre extorsiones y que no puede resolver rápidamente un conflicto comercial en un juzgado no puede sostenerse, menos crecer. No se diga una empresa extranjera que pudiese invertir capital para la creación de empleos bien remunerados. En ese sentido no hay que inventar el agua azucarada para comenzar, ya existen consenso en sectores amplios de reformas y políticas públicas con amplio impacto que todavía no avanzan en la agenda legislativa. Reformas al sector justicia, fortalecimiento al Seguro Social, reformas a la Ley de Compras y Contrataciones, por mencionar algunas. A nivel local las circunstancias son más variadas, pero ciertamente la infraestructura es esencial, mejorar la conexión de mercados locales, pueblos y ciudades no puede esperar. No se diga la creación de puertos, proyectos de riego en comunidades, centros de enfriamiento y acopio, tal vez algún día trenes. Asimismo, es necesaria la labor de las organizaciones que trabajan enfrentando realidades locales y fortalecen las capacidades de municipalidades y comunidades enteras, pero deben replicarse aquellos esfuerzos que sí han probado tener un impacto sostenible y medible.

Por último, el elemento político es el más complicado. La polarizada competencia por la atención de la delegación no beneficia el éxito de la nueva política estadounidense en la región. Más que una discusión por temas de política pública, los debates parecen concentrarse en quién debería ser el ungido para una inyección de capital político. Situación que parece no ser diferente a la de ejercicios anteriores. Acá es importante cambiar el enfoque, se debe crear un mecanismo de consulta permanente con todos los actores, formas que trasciendan las coyunturas. Si se siguen escuchando los mismos enfoques de forma selectiva cada vez que se quiere reformular la política, los resultados para este ciclo serán los mismos, otro gato pardo. Es importante sistematizar las formas de consulta antes, durante y luego de su implementación para no perder el enfoque en resultados. Importante no olvidar el rol de la clase política y la burocracia, el poder formal que recae en ellos permite o evita reformas y políticas públicas. 

Romper el ciclo vicioso para desarrollar el país no es cosa fácil, ni cosa de un solo actor. La terquedad y dolorosa intransigencia (generalmente ideológica) ha sido parte de nuestra condena. Las aguas que está moviendo la visita de la Vicepresidenta es una oportunidad no solo para reenfocar parte de las políticas internas, es una oportunidad para romper ciclos dañinos en la formulación y sostenimiento de políticas regionales. Tal vez las lecciones aprendidas y la nueva Vicepresidenta puedan ser elementos diferenciadores esta vez. 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
En riesgo 2.6 millones de empleos en la cultura

En el estudio se revelan las graves consecuencias de la pandemia en el sector cultural de la región.

noticia Europa Press
Día Mundial de las Contraseñas: 56 por ciento de los usuarios nunca cambian sus claves de acceso

El equipo de expertos de S2 Grupo ha elaborado un decálogo con diez consejos para crear buenas contraseñas y seguras, que comienzan por no utilizar datos familiares.

noticia AFP
La variante Delta del COVID-19 será dominante en los próximos meses, según la OMS


Más en esta sección

CSJ pide a legisladores de oposición demostrar que son diputados

otras-noticias

Embajadores y funcionarios de EE. UU. respaldan a Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Porras quitó a la FECI caso de plazas fantasma en Salud

otras-noticias

Publicidad