[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Teófilo, Kléftis y Afelís


foto-articulo-Domingo

Teófilo, un trabajador incansable que, aunque había prosperado, no le había sido nada fácil. Ganando, siendo un niño, apenas, para no morir de hambre, supo exigirse y autosacrificarse, no dando espacio al ocio y limitándose de casi todos los gustos que ofrecía la vida. Simplemente no podía acceder a ellos y se conformaba con no hacerlo, aunque dejando intacta la ilusión que le resultaba, como un premio a futuro, cuando hubiese podido producir lo indispensable, teniendo espacio entonces, para sus “gustos”.  La lógica de Teófilo funcionó y después de 25 años de trabajo duro, finalmente le “empezó a sonar la flauta” y se encontró almorzando en el restaurante que jamás hubiese imaginado, yendo de viaje con su esposa e hijito de apenas seis años; le provocaba mucha felicidad ver gozar a aquel pequeño… de todo lo que él no había tenido. El niño, simplemente no se quedaba con ganas de

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Christian Gutiérrez/elPeriódico
Conred emite recomendaciones por aumento de la actividad del volcán de Fuego
noticia afp
Perú y Costa Rica, listos para el repechaje
noticia Europa Press
Expertos alertan del aumento de las estafas sobre criptomonedas en YouTube


Más en esta sección

Octubre se inicia con una taza de café 

otras-noticias

Djokovic jugará la final en Tel Aviv

otras-noticias

Los santos también a la cárcel

otras-noticias

Publicidad