[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Separarse, pero sin abusar emocionalmente de los niños


foto-articulo-Domingo

Licda. Roselyne Aldana, abogada especializada en defensa de derechos de la niñez ra@aldanarobles.com

Sin duda, los más afectados y vulnerables al momento de la separación de los padres, son los niños. Son ellos los únicos inocentes, posiblemente los que más sufren, y desafortunadamente, también son ellos los más utilizados como herramienta de chantaje para obtener beneficios que nada tienen que ver con la voluntad -o el beneficio- del menor.

Es un tema del que se habla ampliamente y a menudo, pero que en realidad no ha logrado crear una conciencia real para que las instancias que forman parte de los procesos legales puedan intervenir eficazmente para proteger y garantizar los derechos fundamentales a los pequeños, como única prioridad ante el tipo de circunstancias que se dan una y otra vez cuando una pareja decide separarse o disolver el vínculo del matrimonio.

“No hay causa que merezca más alta prioridad que la protección y desarrollo del niño, de quien dependen la supervivencia, la estabilidad y el progreso de todas las naciones y de hecho, de la civilización humana.”  Plan de Acción de la Cumbre Mundial a favor de la infancia, 30 de septiembre de 1990. 

Separar a un niño de su padre no solo es inhumano: es psicológicamente dañino pero sobre todo, es ilegal. 

Los problemas legales, los rencores y problemas personales entre progenitores causados por la separación, a menudo provocan que ellos pierdan de vista algo que debería ser lo único crucialmente importante: Que sus hijos no sufran innecesariamente por culpa de sus problemas de adultos. Pierden de vista que su obligación primordial, es cuidar a sus niños, amarlos, pero sobre todo respetar los derechos de sus niños, sin excepción. 

Es común en nuestra sociedad, que las madres con frecuencia, pierdan de foco que los niños no deben de ninguna manera sufrir una destrucción del vínculo paterno filial. 

En la realidad nacional, muchas mujeres que buscan protección a través de medidas de seguridad, y a pesar que en algunos casos las reciben con la declaración expresa de ser dictadas “sin perjuicio de la relación paterno filial”, no se ocupan de que el vínculo del niño con su papá, se mantenga.

Ellas, inmersas en el problema, optan por separar brutalmente al niño de sus padres sin que exista declaración firme de órgano jurisdiccional que lo ordene, y al respecto, tampoco los juzgados competentes se ocupan de establecer una vía adecuada que garantice al niño su derecho fundamental de mantener la relación equitativa y regular con su papá y familia ampliada, como lo ordena la ley. 

Asimismo, con frecuencia se condiciona el derecho del niño de tener una relación paterno filial, lo cual significa que el niño se usa como una moneda de cambio para forzar la voluntad del papá en cuanto a las ventajas y objetivos que se esperan obtener de un proceso que fue consecuencia de la separación. 

Al respecto, el Artículo 9 de la Convención de los Derechos del Niño, tercer párrafo establece el derecho del niño de mantener relaciones regulares con ambos progenitores de tal manera que “Los Estados Partes respetarán el derecho del niño que esté separado de uno o de ambos padres a mantener relaciones personales y contacto directo con ambos padres de modo regular, salvo si ello es contrario al interés superior del niño.” (lo cual en todo caso, debe ser declarado judicialmente). La Convención hace hincapié en que “ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y el desarrollo del niño, reconociéndose a padres y madres como cuidadores en pie de igualdad”

Las cosas por su nombre, esto se llama abuso emocional del cual el niño es víctima por parte del progenitor que lo utiliza. 

Es abuso emocional, infligido a menudo por parte de las madres, convertir el derecho de relación que tiene el niño con su padre, en un “objeto de canje”: una herramienta de manipulación. Abuso emocional es transgredir los derechos humanos básicos más fundamentales, a través de la decisión unilateral de la madre, de destruir el vínculo existente con el otro progenitor, restringir, menoscabar o peor aún, prohibir al niño relacionarse con su propio padre y la familia ampliada de éste, para lograr el cumplimiento de objetivos y demandas de la progenitora. 

Es aquí en donde los Juzgados de la Niñez y Adolescencia deben tomar un papel protagónico en el reconocimiento, restitución inmediata y protección permanente de los derechos de la niñez que sufre abuso emocional, sobre todo tomando en consideración que el problema entre los adultos que debe ser resuelto por los juzgados competentes, es de tramitación lenta y por lo tanto, los derechos del niño permanecen y continúan siendo violentados en tanto se resuelven los procesos en curso. 

Esta labor garantista de los Juzgados de la Niñez y Adolescencia se ha visto disminuida por el criterio judicial, ya que en la actualidad pareciera ser que los juzgados “clasifican” a priori los derechos de los niños que se denuncian como violentados, separándolos algo así como en “derechos importantes” y “no importantes”, dependiendo de la gravedad de la violación que se denuncia según su apreciación, cuando el simple derecho del niño a relacionarse con ambos progenitores de manera equitativa, regular y frecuente, así como con su familia ampliada, es de igual importancia que todos sus demás derechos humanos, sin distinción ni jerarquía alguna.

Por lo tanto, es preponderante que los juzgados específicos en materia de protección de los derechos de la niñez reconozcan y apliquen con prioridad y urgencia el derecho del niño de relacionarse con ambos progenitores de forma regular y equitativa, estableciendo las medidas de protección que garanticen al niño mantener dichas relaciones que propiciarán su derecho humano a una adolescencia saludable y que cumplan con la función asumida como compromiso de Estado: el derecho del niño a que su interés superior sea una consideración primordial.  

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Álvaro Castellanos Howell
Una famosa frase, pero al revés

 ‘“Nunca tan pocos, debieron tanto a tantos” (¿y cumplieron los abogados?)’

noticia Redacción Deportes
Cremas sufren pero ganan en su debut

Comunicaciones parecía con control del partido, pero Xelajú M.C. le hizo varios destrozos en su defensa, y con “media goleada” mutua, 3-2, concluyeron el partido…

 

 

noticia
Por qué deberías planificar un viaje con tu madre todos los años

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Diario prodemocracia de Hong Kong intervenido por autoridades dejará de publicarse el jueves

otras-noticias

COVID-19: segunda ola de contagios supera en gran medida cifras de la primera

otras-noticias

Los Mayas de Tikal cuidaban sus áreas verdes para conservar las fuentes de agua

otras-noticias

Publicidad