[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

El Pepe que yo conozco


foto-articulo-Domingo

Nació en 1945, hijo de Chuck Jones, tuvo un origen infortunado, con serias limitaciones congénitas. Mefítico de nacimiento, sin poder evitar tal condición y con problemas motrices que le impedían caminar normalmente, debiendo dar saltitos para moverse, nunca -hasta 2020- perdió ni su alegría ni su optimismo. Buscador incansable del amor, persistente, empático y simpático, no se dejó acomplejar por sus “defectos” y perseveró siempre, en el objetivo de la plenitud de todo individuo… amar y ser amado. 

Enamorado perdidamente de Penélope, Pepe sucumbía a sus encantos. Era entonces maltratado, golpeado y abusado… pero él interpretó -quizá por su baja autoestima- todas aquellas agresiones, como coqueteos, como afanes azarosos de su amada, por tenerlo consigo y solamente para ella. 

La persiguió con vehemencia, le habló de amor y le confesó, cada uno de sus sentimientos, sin inmutarse, con total franqueza; quienes le conocimos, fuimos testigos de su esmero, su devoción y persistencia. Penélope, a pesar de ser bastante sosa, pareció -para él- siempre seductora; se acicalaba, de forma accidental -aseguraba ella- como a Pepe siempre le gustaba y él, simplemente, la adoraba. Los mimos del enamorado eran correspondidos con huidas inesperadas, desplantes que él interpretó como berrinches de prendada, inmadura y testaruda. 

Pepe nunca logró sus objetivos de amor, se vio frustrado, no entendió lo que ocurría y quizá ello fue consecuencia, de que su inteligencia también era precaria. No supo distinguir la realidad, no comprendió que Penélope no era, ni de su estirpe, ni le correspondía, y lejos de ello, siempre lo despreció… desde lo más profundo de sus entrañas. Un mal día, ya con 75 años, Pepe sería objetivo de un atentado moral y mortal irreparable… Nadie volvería a verlo igual, salvo, los que lo conocimos, pues se convertiría -según la opinión pública-  en  un depredador, un paria.  Un escritor, atolondrado, con un horizonte torcido de la vida, visiblemente tendencioso y necio, de nombre Charles M. Blow, voz influyente, en la vorágine de degradación creciente; se encargaría de destruir la reputación de Pepe y los medios oficiosos y malinchistas, replicarían sus desvaríos, como razones y sus insanos criterios, como verdad absoluta. 

Pepe, de todas formas ya estaba extenuado por el mundo que le tocó vivir, en su vejez; degradación en todas partes, gente decadente como “Bad Bunny”, y “PitBul”, entre otros, eran la inspiración de la juventud, el “romance” y la alegría; estaba harto de escuchar las porquerías del reguetoneo. El buscador del amor, no daba crédito, desde hace muchos años, a las letras que eran populares y ganaban premios musicales locales e internacionales: Grammy, Lo Nuestro, MTV, entre muchos. Temas con mensajes repugnantes,  como las siguientes: “Esto es perreo a lo bruto, a lo cavernícola. Dándote hasta joderte la vesícula, trícula abierta 24-7. Viola la Ley pa’ ponerte el grillete…”. “Tú ere’ bien puta.  Es lo que ella busca se disfraza y me ejecuta cuando se convierte en puta. Que le haga un palde Willy -¿WTF?- y se lo  enjuague por su ruta”. Ella sabe con cojones, pero se hace la bruta…”. “Tu pusiste el pan yo pongo el hot dog si viene tu amiga le damo’ a las 2…”. “Darte como una perra, como una cualquiera. Jalarte por el pelo, agarrarte por el suelo. Usarte como escoba, aúlla como loba…”. “Mi flow se les mete a las nenas, como en la playa cuando se te mete entre las nalgas arena”.

Por estas porquerías que deforman almas, denigran a las mujeres y promueven el abuso, nadie protestó. La sociedad exaltaba el mal y condenaba la inocencia, buscando culpables, donde no los había. Pepe fue la primera víctima pública del atropello; su historia, fue contada de forma absurda, malinterpretada y sancionada, por gente como Blow. 

Retorcer la historia, es un acto inmoral, al igual que agredir la memoria de quienes fuimos niños y nos divertimos con el “violador” Pepe Le Pew, con la “acosadora” Bruja del 71, el “abusador” de ratones Tom, el “hipócrita” Piolín, el “pedófilo” Gallo Claudio, el “fisgón” Intrépido Volador o el “asesino” Sam Bigotes. Sin olvidar al “abusador de esposas”, Pedro Picapiedra; al “opresor de empleados”; señor Júpiter; o al “golpeador” Ratón Ignacio y la “ninfómana zoófila”, Gata Loca. 

Propongo a los que piensan como el columnista del New York Times, Charles M. Blow, que formulen otras hipótesis sobre la relación de Pepe Le Pew y Penelope Pussycat. Por ejemplo, que tal pensar que la gata, era realmente una abusadora del retrasado mental Pepe y aprovechando que él no podía distinguir entre una gata y un zorrillo, simulaba ser zorrilla, para abusar sexualmente del indefenso animalito; podría haber sido, una sadomasoquista consumada; es realmente sospechoso pensar que se pintara “por accidente” una franja blanca en el lomo, cada vez que salía a la calle. O que tal si Pepe Le Pew, era en realidad “progre” que, adelantándose a su época, quería tener relaciones sexuales con una especie distinta a la suya ¿Qué tendría de malo ello, frente a la cosmovisión actual? Pueden ser elucubraciones tontas, pero sin duda mucho más evolucionadas que las del pobre Blow que, como muchos, mientras el mundo se hunde, entre el engaño… se proponen seguir confundiendo, de forma orquestada y amoral, a los incautos, criminalizando las inocentadas, mientras encubren a los criminales. ¡Piénselo! 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Misión especial de la OEA llega a El Salvador para observar comicios legislativos

El Salvador celebrará el próximo 28 de febrero sus elecciones legislativas y municipales.

noticia Carlos A. Dumois /DUEÑEZ EMPRESARIA
Ejes de transformación

Toda transformación digital es una historia repleta de avatares. Es un largo proceso que nos toca conducir con alegría.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Planillas 1 y 3 pasan a segunda vuelta por control del CANG


Más en esta sección

Así fue el concierto de Ricardo Arjona en “streaming”

otras-noticias

Población de Izabal sin cumplir medidas de distanciamiento y uso de mascarilla

otras-noticias

EE.UU. entrega ocho ventiladores al Ministerio de Salud

otras-noticias

Publicidad