[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

La constitución interpretada


foto-articulo-Domingo

“Decidir es difícil. En el Tribunal se vive día a día la doble y continua oportunidad de aprender y de equivocarse. La responsabilidad ante el posible error pesa tanto que en ocasiones solo se soporta por dos razones: porque se comparte y porque se delibera”.

Francisco Tomás y Valiente

Se ha dicho que si la redacción de la ley fuese tan perfecta que no diera lugar a más de un modo de entenderla, el legislador se sustituiría al juzgador. Pero como esto no es posible, se hace necesario atribuir sentido a las reglas por medio del proceso intelectivo que pertenece con más propiedad al juez. Las palabras (a veces los signos ortográficos) no tienen el mismo significado. Por ejemplo, el vocablo “ley” tiene 50  variables en el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia. Si los signos pueden ser engañosos y las palabras suelen ser ambiguas, qué decir de las definiciones que tienen la contingencia de la relatividad personal, formada por creencias de grupo o de ideología. Qué pensar de las variadas acepciones de los principios generales del Derecho, de los derechos subjetivos o de los derechos humanos, que existen tantas como intérpretes pueden haber.

De ahí que, por estabilidad, cuando deba aplicarse la ley con carácter vinculante, en particular en aquellas situaciones en que de su fiel acatamiento dependa la libertad y seguridad de la persona, incluyendo su propia vida, hubo de superarse la modalidad salomónica de juzgar y encomendarla a peritos imparciales al entender, como lo explicara Cicerón, que “el magistrado es la ley que habla”.

La Constitución instituyó la Corte de Constitucionalidad como tribunal permanente e independiente. Aún no se ha escrito su historia, porque la misma se está haciendo todos los días, solo registrada en su producción jurisprudencial pero sin testimonio imparcial de su intimidad, puesto que el mensaje de sus resoluciones no traduce, ni tiene por qué hacerlo, el proceso interior de sus debates. Se trata de un órgano constitucional que ha vivido de y entre la controversia, descalificado por algunos y mitificado por otros. Quizá lo más ecuánime sería entenderla como el espejo de la realidad política y social, de suerte que todos tienen la obligación de renovarla y fortalecerla en la medida misma en que aspiran a la perfección de las instituciones. Nada sería más ruinoso que creerla infalible ni nada más perverso que negarle sus aciertos. 

Las técnicas de interpretación jurídica pueden ser complejas y de suyo exigen experiencia y habilidad para aplicarlas en la intelección de las normas, en particular de aquellas redactadas de manera ambigua y algunas veces contradictoria. A pesar de la sofisticación que suele ocurrir en la tarea de entender las ideas que el legislador quiso expresar con palabras, es posible formular algunas reglas sencillas del sentido común para apreciar en su conjunto la Constitución Política, que en algunas ocasiones ha sido difamada por oportunismo o por inocencia. Reglas que ojalá fueran tan accesibles como los Diez Mandamientos, dictados para el pueblo y no para exégetas. Algo que haga recordar cosas de alcance natural y ordinario, tan simples como las que siguen:

  1. Sabiduría popular en la Constitución.

Los constituyentes, producto de una elección libre y democrática, fueron, en su conjunto, hombres sencillos y corrientes, pero reflejaron sabiduría popular y plasmaron lo que quisieron crear o decir. La pulcritud técnica no puede ser necesariamente sinónimo de lo genuino, por lo que es esta naturaleza la que debe extraerse del texto y no su mayor o menor fortuna gramatical.

  1. La Constitución debe ser insospechosa como la mujer del César.

 Debe entenderse que la Constitución no solo proclamó el sistema democrático, pluralista y representativo, el respeto a los derechos humanos y las garantías para protegerlos, sino que no dejó ninguna puerta falsa para burlarlos.

  1. La Constitución debe ser inviolable.

Esto significa que el intérprete no debe tolerar ardides de quienes pretendan asirse de una coma, de una palabra aislada, de una frase incompleta o de una omisión sobreentendida, para manipularla. “Los términos de la Constitución no han de ser anulados por un astuto criticismo verbal, sin consideración a la mira y objeto del instrumento y a los principios en que ha sido formulado”.

  1. La Constitución es finalista.

La Constitución incorpora una serie de valores que informan todo el ordenamiento, por lo que la interpretación debe ser siempre a favor de la libertad y reconociendo la dignidad humana como fundamento.

5.- La Constitución es superior y obligatoria. 

Debe entenderse que la Constitución es derecho positivo directamente aplicable y que a sus preceptos están sujetos todos los centros de poder. 

6.- La Constitución no está hipotecada a normas inferiores. 

Debe rechazarse el absurdo de pretender deducir el sentido de la norma constitucional de lo que dicen normas de rango inferior, porque son estas las que deberán interpretarse dentro del marco de la supremacía jerárquica.

7.- La Constitución tampoco está congelada. 

 Como obra de cultura la Constitución vincula el pasado con el futuro generacional. Este carácter histórico le da significación de viviente. Por ello, el intérprete debe ser realista para entender la época de su promulgación con el proceso que el nuevo tiempo demande. 

8.- La Constitución es inocente de su aplicación. 

Una Constitución con los atributos señalados siempre será inocente de su aplicación, cuya responsabilidad recae en los hombres y las mujeres llamados a cumplirla y a luchar por ella. 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala
Cinco municipios de Petén reportan brotes de langosta voladora

Autoridades realizan acciones de control para evitar que se extienda a otras áreas del país. 

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia EFE
Chile se prepara para comicios regionales con expectación sobre participación

Se prevé que la elección mueva a menos electores que los megacomicios de mayo.



Más en esta sección

Consejo Nacional Empresarial: Porras ha provocado la pérdida de confianza de la población

otras-noticias

CC otorga amparo provisional al PDH para garantizar el derecho de manifestación

otras-noticias

¿Es esta la barra de pan más diminuta del mundo?

otras-noticias

Publicidad