[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Balance de salida


Sociedad de plumas

foto-articulo-Domingo

Con el furor de las redes sociales y la necesidad de utilizar medios electrónicos para comunicarnos, trabajar y estudiar, la creatividad de quienes tienen talento para elaborar mensajes tipo “meme” o videos cortos con parodias, propio de los jóvenes, está muy de moda.

En días pasados me llegó un video que de entrada daba risa, pero al final hay que reconocer seriamente que es un mensaje cruel. Era un fragmento del discurso del diputado Álvaro Arzú sobre la elección de magistrados para la Corte de Constitucionalidad por parte del Congreso que se cortaba en la parte en donde él hacía referencia a que “la magistrada Gloria Porras había enviado más guatemaltecos a Estados Unidos que todos los coyotes de Guatemala juntos” y entonces aparecía un corrido sobre “la Coyote del Siglo”, un personaje de novela que confiesa que trabaja “para quien se lo pida” y que en el video representa la trágica carrera de familias por tratar de cruzar la frontera  a Estados Unidos en búsqueda del “sueño americano”, producto de no tener trabajo ni futuro para sus hijos en el país.

Este humor cruel sirve de base para reflexionar el saldo que deja al país la presente Magistratura de la Corte de Constitucionalidad -todos esperamos que saliente-.

Primero:  nos guste o no, las decisiones de la máxima figura de poder electa por voto popular, el Presidente de la República, consagradas en la Constitución Política de la República deben respetarse y no pueden ser objeto de ningún tipo de revisión, siempre y cuando su razonamiento esté enmarcado en el juramento que a la Constitución hacen en su posesión cuyo fin es el bien común. En esta magistratura vimos como defenestraron la figura del Presidente de la República en varias oportunidades dejando a su paso una ola de ingobernabilidad y debilidad institucional hacia la figura de la Presidencia que tomará mucho tiempo en recuperarse, si es que se logra. 

Segundo: desde John Locke hasta nuestros días, la separación de poderes, necesidad suprema para el equilibrio estatal y garantía para los gobernados, es un baluarte que resguarda el orden y la paz en un Estado de derecho respetuoso. Durante esta magistratura se han emitido sentencias que han legislado y creado instituciones jurídicas superando la competencia de cualquier órgano jurisdiccional, por muy alto que este sea.  Escudarse y fundamentar sentencias en eventos de poca monta como por ejemplo una convención sobre la Constitución de Querétaro, para crear sentencias “atípicas con matices monogenéticos”, términos complicados para decir que resuelven más allá de lo pedido, y como se les da la gana lo que se les da la gana es inmoral e hipócrita. Pero más allá del sentimiento subjetivo que se pueda esgrimir y el rechazo que ha generado, esas son sentencias que han socavado la institucionalidad de ministerios del Ejecutivo y del Congreso, y mermado considerablemente los ingresos del Estado. Son esas mismas sentencias las que han empujado a miles de guatemaltecos, que se han quedado sin trabajo, a irse de ilegales a Estados Unidos y muy seguramente serán las que sirvan de base en el futuro a demandas millonarias en contra del Estado, en tribunales arbitrales internacionales por violación a derechos legítimos de los inversionistas que se plantearán, y que podrían resultar en condenas millonarias que todos los contribuyentes terminaremos pagando.

Tercero: es imposible dejar de mencionar la parcialidad con que la mayoría de los magistrados han actuado a favor de ciertos grupos y personas, obviando el principio de igualdad ante la Ley. Si fuéramos a comparar esos favoritismos con el servicio de las aerolíneas, son algo así como los privilegios de los que gozan los “viajeros frecuentes” quienes fueron favorecidos en tiempo de resolución y en eterno favor hacia sus argumentos, sin importar cuales fueran las consecuencias de las resoluciones para el país y las personas sobre las que recaían fallos en contra. 

Por último no está de más mencionar, que si bien es cierto es la lista de irregularidades y abusos de la Magistratura saliente no tiene fin, podrían todavía cometer el último y más grave de todos los abusos que llegaría al colmo de la ilegalidad, el cual es pretender prolongar su estancia en el poder. Atrincherarse en los cargos más allá de la ilegalidad y el irrespeto a la Ley no debe permitirse y en todo caso cualquier intento de hacerlo no puede quedar impune.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Neil Young vendió parte de su catálogo
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Salud publica listado de vacunados hasta el 5 de abril
noticia Junta Directiva Asociación de Periodistas de Guatemala -APG-
Día Internacional de la Mujer 8 de marzo de 2021

Mujeres líderes: Por un futuro igualitario en el mundo del COVID-19


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

MP pide que abogado enfrente proceso por dos delitos

otras-noticias

Financiamiento UNE: FECI pedirá que Sandra Torres vuelva a prisión

otras-noticias

Abrirán centro de vacunación en el centro comercial Centra Norte

otras-noticias

Publicidad