[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Manipulación, como prioridad


foto-articulo-Domingo

¿Cuándo fue la última vez que usted decidió lo que era prioritario para su vida? En muchos casos la respuesta será “antes de la pandemia”. Y es que este evento, tan desafortunado, vino a imponer prioridades, a la brava. Irrumpió en nuestras vidas, se apoderó de todo lo mediático y de pronto, no existió otra cosa importante que no fuese “evitar morir”, infectado por el terrorífico virus que moría -por decirlo de alguna forma- con agua y jabón. Esto último, pareciera una nimiedad, si no fuese, porque vivimos en un país con fuentes de agua contaminadas, mantos friáticos en descenso y falta de acceso al agua potable, en más del 30 por ciento de los hogares. 

¿Cuándo fue la última vez que se hizo su chequeo médico periódico de rigor… sobre todo si usted ya está en edad de merecerlo, como yo? Seguramente muchos lo dejaron al tiempo, el último año, porque el colesterol, ácido úrico, triglicéridos, glucosa y hasta la hipertensión, dejaron de “ser importantes”, ante la “única” fuerza mortal que podríamos afrontar… el “todopoderoso” COVID-19, que no implicó un incremento sensible de muertes a escala global; usted puede corroborarlo en las estadísticas convenientemente ocultas. La razón, indiscutiblemente, cedió su lugar al miedo; el miedo entonces se apoderó de la virtud y esta -atormentada e inmóvil- la sometió a la esclavitud, a la libertad y el libre albedrío. Terminamos llamando al sometimiento… consejero y al estatismo… refugio. 

¿Cuál fue la última vez que abrazó al amigo que pensaba querer hasta la muerte, quiso reunirse con él, conversar, tomar algo y disfrutar de su compañía? Muy probablemente, desde antes de la pandemia, porque, en los tiempos adversos, el cariño resultó ser “no prioritario”. De repente, ha sido prioritario lacerar amistades, fracturar sentimientos y soslayar afectos.  

¿Hace cuánto que no disfruta de planificar un viaje sencillo al interior del país? Seguramente, para pocos es prioritario hacerlo, no solamente, porque el virus acecha, -según las cajas de resonancia del horror- en todo ambiente abierto, sino además en los cubiertos del restaurante, en el chile relleno que tanto le gustaba, o hasta en la cebolla que adornaba aquellas tostadas que dejó de comprar… por miedo; el virus mora hasta en el cangrejo playero y sobrevive al cloro de las piscinas. La situación económica “no está para gastar”; las economías han sido golpeadas sin piedad, el desempleo campea por doquier y ese si que mata y avasalla, tanto al más ilustrado, como al ignorante. El miedo paró la rueda de la producción, contrajo la economía y genera desaliento en millones de guatemaltecos, cuya salud mental está comprometida en algún grado. 

¿Cuánto ha aumentado su codicia últimamente? Un poco, al menos. Menor solidaridad, porque hay que guardar, menor empatía, ante la amenaza del prójimo como agente patógeno. Menor compasión para el indigente, menos contacto con el efectivo, “colmado de COVID-19”. Desbordan las excusas por ayudar menos, pues “hay que ser precavidos” y pensar solamente en nosotros. Compramos menos por miedo, consumimos al mínimo y eso exacerbará la miseria; somos herramientas del gran objetivo… quebrar al aparato productivo, para hacer surgir, como dios, al Estado. 

¿Cuándo dejó de soñar en su próximo emprendimiento, o en todo caso, por cuánto tiempo ha diferido sus sueños?, ¿Espera que el virus deje de ser o que le informen que ha dejado de existir, para seguir adelante? La vida corre, los años se extinguen como siempre, los días de felicidad son más necesarios que nunca y los anhelos mandatorios, para contar con la alegría de la vida que viene, casi siempre más de lo que soñamos que de lo que tenemos. 

Si se fija bien, las prioridades nos las imponen. Desde la creciente parte mediática formal que es maléfica, hasta las patéticas redes sociales, surge la agenda de lo que “debemos opinar”. El sistema está hecho, para dividirnos, terminarnos de desocializar y mantenernos en un proceso paranoico que nos convence que otros -los Estados claro está- tendrán todas las soluciones para los individuos. Estos, solamente deben ocuparse de temer y obedecer; estando en libertad -únicamente- de elegir un falso bando ideológico, mientras repudian la búsqueda de la verdad. 

Vean los temas de la semana y su manejo tendencioso:

 1- Crisis económica mundial por resolverse: Nos convencen que tanto EE. UU. como Europa empezarán su repunte económico, mientras que la Latinoamérica le tomará más tiempo, todo ello condicionado -por supuesto- a la evolución de la “PlanDemia”, es decir, las economías, según estos pregoneros de engaño, se recuperará, a pesar de estar bajo el asedio del estatismo, pese a que EE. UU. sea la nación más endeudada de la Tierra y a pesar de que España por citar un ejemplo- haya hecho colapsar su fundamental actividad turística. Las soluciones, según los manipuladores, vendrá de subsidios estatales a familias con bajos ingresos, a empresas quebradas y todo este desorden de gasto público… traerá “prosperidad”. El prerrequisito del progreso es la estabilidad y no al revés, pero curiosamente “ya no importa”, los analistas económicos más “serios” y los tanques de pensamiento más “sesudos”, suscriben falacias y se muestran permisivos, con el endeudamiento obsceno y gasto público, entre opaco a asqueroso. Regalar dinero que no se tiene, desde el Estado, es tan irresponsable, como usar la tarjeta de crédito, en lo individual… a sabiendas que no se tendrá para pagarla. 

2- En Guatemala las niñas son quienes sufren mayor desdicha, por ser asesinadas y abusadas: Verdad triste y cruda que oculta una verdad aún más horrorosa que se evidencia, con un millón de niños menores de cinco años desnutridos crónicos (la mitad de los que habitan en esa condición en Centroamérica) condenados a convertirse en descerebrados (de poca inteligencia), con motivo del desprecio que por sus vidas, siente el Estado y la mayoría de activistas hipócritas, solamente interesados en alcanzar mayor poder. 

3- El ciclo escolar se reinició de forma virtual: La verdad es otra, el Ministerio de Educación da pena; Joviel se sigue enriqueciendo sin trabajar, mientras la educación pública está suspendida. Guatemala acumulará en 2021, dos años de retraso académico, decretado por el Estado, pero sin un centavo de ahorro para los contribuyentes. 

4- La segunda ola se está superando, ya no existe saturación en los hospitales: Se oculta, mañosamente que los hospitales -excusa  para el endeudamiento- nunca funcionaron bien y es mentira la saturación hospitalaria ¿cómo es posible que la prensa no evidencie los pasillos desérticos de hospitales públicos y sirva de megáfono para las mentiras gubernamentales? 

La manipulación es la norma hoy en día, pocas personas leerán estas líneas que son una pérdida trágica de mi tiempo, sin duda impregnadas de frustración y desesperanza, en medio de una nación pobre e ignorante, donde la nota roja sigue siendo lo “sabroso” y se fabrican memes de la tragedia, el latrocinio y la desfachatez. Tenemos obligación de encender nuestras lámparas, aunque los reflectores de la farsa la vistan de “verdad”. ¡Piénselo! 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Murió de covid-19 el “capitán Tom”, centenario héroe del confinamiento en Inglaterra

Veterano de la Segunda Guerra Mundial, el “capitán Tom” recaudó en abril la suma sin precedentes de 33 millones de libras,  dando 100 vueltas a su jardín, durante varios días, ayudado de su andador.

noticia AFP
Lionel Scaloni y Argentina están listos

El director técnico Lionel Scaloni completó con tres jugadores de River Plate la lista de jugadores argentinos convocados para la doble fecha de eliminatorias sudamericanas al Mundial de Catar 2022, informó este lunes la Asociación de Fútbol Argentino (AFA).

 

 

noticia José Manuel Patzán/elperiodico
“El Taquero” se ausenta de audiencia


Más en esta sección

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

La Rebelión de Abril enterró la sucesión dinástica de Rosario Murillo

otras-noticias

Ministra de Salud da positivo a COVID-19

otras-noticias

Publicidad