[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Pensar como niños para los niños


Sociedad de plumas

foto-articulo-Domingo

Apenas empezaba el camino del periodismo, allá por 2001. Recuerdo bien el momento en el que el director del medio en el que trabajaba, el extinto Siglo21, se mostraba ansioso y caminaba de extremo a extremo de la redacción. Sabía bien que una gran historia había detrás. 

Esa tarde volvía de Chiquimula un equipo de periodistas experimentados. Recuerdo bien que la reportera se veía consternada, indignada… Había vivido, muy de cerca, la historia de Juanita, una niña que murió como consecuencia de una severa desnutrición, en Jocotán. Cada vez que contaba cómo sostuvo en brazos el cuerpecito inerte de la niña envuelto en un petate, no podía contener el llanto. 

En ese momento supe que el periodismo me mostraría, en muchas ocasiones, el lado más crudo de la realidad. Y así fue. Desde nota roja hasta periodismo comunitario, no era difícil encontrar historias que pusieran en evidencia la enorme vulnerabilidad que afrontan los niños en este país. 

Y desde ese 2001, muy pocas cosas han cambiado. Los medios siguen compartiéndonos historias que estremecen hasta los huesos, como es el caso de la pequeña Hillary. 

Llevamos años indignándonos, pero ahora vemos que ese sentimiento no ha sido suficiente para avanzar al ritmo correcto en ofrecer mejor calidad de vida a nuestros niños. Sin duda alguna, muchas madres cerramos los ojos, apretamos los puños y elevamos una oración por la familia de Hillary, pero es importante dar un paso más. La justicia debe funcionar para que los monstruos que andan sueltos al acecho de los inocentes sepan que sus fechorías no se quedarán sin castigo. 

Las fuerzas de seguridad deben ser dotadas de herramientas y valores para que cumplan con su función y velen realmente por la seguridad de todos, pero principalmente de los más pequeños. 

En 2004 entró en vigencia la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia, pero es un esfuerzo que se queda corto, si no hay recursos que acompañen las políticas que contempla. Es un esfuerzo a medias, si no hay institucionalidad y prevalece la indiferencia hacia la niñez. 

No podemos olvidar que la violencia no es la única amenaza para los niños. La desnutrición, la migración sin control, el bajo nivel educativo y el difícil acceso a la salud están ahí, poniendo en riesgo su futuro.

Para colmo de males, llegó la pandemia, y con ello, una mayor complicación para la niñez. Datos de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional reflejan que la cifra de casos de niños con desnutrición aguda se elevó a 20 mil 924, entre enero y agosto del año pasado. Aumentó también la mortalidad infantil, de acuerdo con el Ministerio de Salud, y nos hace falta medir cuánto impactó el cierre de escuelas en la calidad de la educación. No podemos negar que la calidad y la cobertura educativa ya eran un problema antes de la llegada del COVID-19, así que tocará trabajar con más ahínco para retomar algunos indicadores que apenas empezaban a mejorar. 

La fotografía de Juanita en aquella portada del periódico, y los rostros de otros niños cuyas historias conocí en mi trayectoria periodística, han estado apareciendo en mis sueños y en mi memoria, desde que el caso de Hillary golpeó nuestros corazones. Ojalá de igual forma golpee a nuestra sociedad y les dé un remezón a quienes tienen en sus manos la posibilidad de dar a la infancia guatemalteca una vida más digna. 

Quizá nos hace falta pensar un poco más como niños otra vez, para recordar la inocencia con que en esa etapa se ve al mundo. Tal vez desde esa perspectiva entenderemos cuanta ilusión está en juego, y el futuro que estamos comprometiendo. 

Hacer algo es la mejor forma de pedir perdón a Hillary, a Juanita y a toda la niñez guatemalteca.

Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Misterioso “síndrome de La Habana” amenaza a diplomáticos de EEUU
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico*
Mynor Moto pide que se le reincorpore como Juez Tercero Penal

El abogado tiene orden de captura por obstrucción de justicia por el caso Comisiones Paralelas 2020.

noticia Geldi Muñoz Palala / elPeriódico
Haití, Guatemala y Honduras enfrentan crisis alimentarias graves

Se estiman que en la región hay 11.8 millones de personas en estado de inseguridad alimentaria aguda.



Más en esta sección

Pacientes crónicos del IGSS sufren escasez de medicamentos

otras-noticias

Giammattei evita hablar de corrupción, pide ayuda sin condiciones y responsabiliza a EE. UU. de demanda de drogas

otras-noticias

Sala confirma absolución de hijo y hermano de Jimmy Morales

otras-noticias

Publicidad