[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Presidente Giammattei, no nos pela


foto-articulo-Domingo

En un audio que circula en redes sociales, el Ministro de Finanzas afirma que NO importa a quiénes se entregan los bonos para la emergencia del COVID-19. “Tenemos que entregarlos a como dé lugar… no sé si está bien o está mal… o sea no importa, PELA”. Este mismo Ministro denunció a mediados del presente año, el robo de su reloj Rolex, valorado en Q100 mil, por un ladrón en la zona 14. El Ministro tenía el tiempo, el ladrón tuvo el reloj. Afortunado funcionario, nunca supo la hora en que lo asaltaron. Perdón señoritas, al señor Ministro, LE PELA. 

Parásito permanente, narcisista empedernido, prepotente arriero de serviles sicofantes, infame médico de cabecera del Pacto de Corruptos, soberbio portavoz de la bajeza y la pobreza humana e intelectual del actual Gobierno, cómodo propietario de una ancestral mentalidad mafiosa, que convive en perverso y feliz contubernio con los mediocres hijos bastardos de la patria, carente de las más mínima empatía, lisiado emocional, infeliz arquitecto de la DISTOPÍA DEMOCRÁTICA que ha construido con dedicación y esmero, un hinchado Presidente, cebado a puro Salmón y carpaccio por la “extinta” SAAS, ordena recortar de un plumazo Q200 millones destinados al combate de la desnutrición infantil, al mismo tiempo que aumenta en Q500 mil el presupuesto de comida para la piara de chanchos satisfechos de la NOVENA AVENIDA.

Tan solo a mediados de año, el usualmente malhumorado Presidente, afirmaba, con voz conmovida y ceja levantada, que “los niños y niñas malnutridos son el gran fracaso de nuestro país. Ellos son el PRIMER objetivo de este gobierno para los próximos cuatro años”. Seis meses después, mientras se atiborra, como pelón de hospicio, de finas viandas y embutidos, aprueba el recorte de fondos para el combate a la desnutrición, condenando a cadena perpetua a toda una generación de niños guatemaltecos a ser de baja estatura y tener un bajo cociente intelectual, en un mundo cruel sin posibilidades laborales ni educativas, ciudadanos marginales y desechables. Al Presidente LE PELA. 

Actor principal de una nueva y tropicalísima mise en scene de La cage aux folles, burdamente montada con el mejor elenco del Centro de Gobierno, actores de reparto con olor de perfume de gardenia, al compás de la música de I am What I am, ejecutada por la Sonora Santanera; en medio de una decrepitud moral sin precedentes, exhibida sin recato a vista y paciencia de la santa Iglesia Católica y la “bendecida” Iglesia Evangélica, quelle horreur, nuestro obeso Calígula bananero hace de su vida privada un sórdido espectáculo público. Sin embargo, tal despropósito igualmente LE PELA.

La desaparición de los 135 millones del CIV, las anomalías el nuevo hospital de Santa Lucía Cotzumalguapa, el robo a manos llenas por los nuevos y bendecidos contratistas del Estado, el imperdonable retraso de los sueldos del personal de Salud, la desesperación de un pueblo que se muere de hambre y no tiene empleo, la enorme cantidad de mujeres asesinadas y desaparecidas, los más de 4 mil muertos por COVID-19, también LE PELAN.

En medio de una crisis económica global sin parangón, “bendecidos” por la pandemia del COVID-19, y la vulnerabilidad del país frente a la tormenta Eta y la depresión tropical Iota, en un orgiástico festín sin fin, una caterva de impresentables bandoleros sin antifaz, elabora el proyecto de Presupuesto del Estado “sugerido” por el Ejecutivo. Amancebados en una obscena mezcolanza de corruptos, narcotraficantes, viejos y emergentes empresarios, este heterogéneo hato de ganado porcino chapotea alegremente en su chiquero, disponiendo a su sabor y antojo y a su leal saber y entender de los impuestos del pueblo.

De esta cuenta, en ese muladar que constituye el pleno del Congreso de la República, se aprobó por mayoría apabullante el Presupuesto con el “mayor agujero fiscal de la historia” de Guatemala, por un total de Q99.70 millardos (un aumento de cerca del 30 por ciento sobre el anterior), se ratificaron dos préstamos por US$448 millones, los cuales nos costarán aproximadamente Q20 millones de quetzales anuales solo en intereses, heredándole con ello una deuda sin precedentes a los hijos de los hijos que todavía están por nacer. Como guinda del pastel, con total desparpajo, sin guardar las mínimas formas, esta recua de ilustres diputados se autorrecetó un presupuesto de Q1,068,600 millones para seguir enriqueciendo y engordando a costillas de los impuestos del pueblo. A los diputados, GUATEMALA TAMBIÉN LES PELA.

Atrapados sin salida, en el laberinto perfecto, sin mayores espacios de participación política o ciudadana, los guatemaltecos contemplamos impávidos, cómo, en tan solo diez meses, el Presidente ha logrado convertir nuestra frágil e incipiente democracia en una dictadura disfrazada, comprando, a precio de oro, a los otros dos organismos del Estado, perfeccionado a golpe de obras y efectivo el ejercicio del poder absoluto, respetando la cáscara de la Democracia. Descanse en paz Charles Louis de Secondat, Barón de Montesquieu. 

Frente a esta situación, vale la pena preguntarse con seriedad ¿si es factible enmendar la democracia ubicándose fuera de ella misma? La respuesta legal está contemplada en el Artículo 45 de la Constitución de la República, el cual justifica el legítimo derecho de resistencia; la respuesta real radica en el hartazgo de un pueblo que se apodera de la plaza. Sin embargo, a diferencia del 2015, la ciudadanía de hoy carece de los instrumentos que hicieron posible el 2015, léase, el apoyo irrestricto de los medios de comunicación locales, la sutil injerencia del Departamento de Estado y el hartazgo de los Dioses del Olimpo con el Frankenstein que ellos mismos habían creado. 

Mientras tanto, en lo que esperamos que la indignación se movilice ¿dónde está el Rolex? ¿Dónde está el dinero? ¿Dónde están las hieleras? Presidente, a los guatemaltecos NO LES PELA, es más, guardando las formas, usos y costumbres católicas, Usted se las persigna.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Un super ordenador virtual listo para encontrar tratamientos contra el coronavirus
noticia AFP/DPA
Brasil: Fiscalía pide prisión preventiva de “Lula” da Silva

La fiscalía presenta denuncia contra exmandatario por ocultamiento de patrimonio y falsedad ideológica.

noticia Enrique García elPeriódico
Diputados darán marcha atrás en cambios realizados al Código Penal

Bancadas se habrían reunido la semana pasada para “negociar” cambios al delito de financiamiento ilícito, mientras que diputados reelectos y con antejuicio negociaron para aprobar la conmutación de penas.



Más en esta sección

Hodge no venderá la histórica camiseta de Maradona

otras-noticias

Manchester United-París SG, un duelo especial

otras-noticias

Lewis Hamilton da positivo al Coronavirus

otras-noticias

Publicidad