[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Llamado a la realidad


Sociedad de Plumas

foto-articulo-Domingo

Hay momentos cruciales en la historia mundial o de cada país, la pandemia lo será para nuestra generación. 

El coronavirus está marcando un antes y un después en todos los aspectos sociales y económicos, será clave para los países poder sortear los efectos de la pandemia y salir bien parados. Como bien dice el dicho “toda crisis puede ser una oportunidad” si se aprovecha el momento y existe un plan bien delimitado. ¿Será este el caso de Guatemala? 

Durante los meses que hemos convivido con el COVID-19 nuestra frágil institucionalidad pública ha sido retratada como pocas veces. Por ser un problema que nos afectó a todos, muchos esperábamos una respuesta, servicio o solución eficaz por parte de distintas instituciones del Estado, pero lamentablemente varias de estas demandas no fueron correctamente satisfechas. 

Hemos visto un gobierno con poca y tardía capacidad de ejecución, producto de una excesiva burocracia estatal y falta de utilización de mecanismos ágiles de compra. El ejemplo más claro de esto es la limitada capacidad del sector público para realizar pruebas de COVID-19. Aproximadamente, por cada cien pruebas que se realizan el 50 por ciento se hacen en laboratorios privados, 25 por ciento en el IGSS y 25 por ciento las realiza el Ministerio de Salud. 

Por otro lado, vemos un Congreso dividido que avanza muy poco en la agenda legislativa. A pesar de contar con agendas extensas para las sesiones plenarias, rara vez progresan en la aprobación de leyes cruciales para el desarrollo económico del país. Si bien es cierto esto obedece a varios factores, Guatemala no puede darse el lujo de perder más tiempo. La pobreza, desnutrición y migración aumentarán a menos que existan condiciones que fomenten la inversión y el empleo digno. 

Nuestro sistema de justicia se vio muy afectado por la limitación de las “gestiones de papel” y por el distanciamiento social que obligó a postergar miles de audiencias. Si bien es cierto ya existen iniciativas y acciones que buscan solucionar esto, aún estamos rezagados en la implementación de herramientas tecnológicas para agilizar la justicia. 

En términos generales podemos decir que nuestra burocracia no está satisfaciendo las necesidades que los ciudadanos tenemos. Estamos en un momento crucial para realizar los cambios necesarios en el país; no hacerlo nos acerca inevitablemente y en cámara lenta a un deterioro institucional de serias consideraciones. 

La solución a esta problemática está en todos nosotros, no es un problema exclusivo de los gobernantes sino también de todos los miembros de esta sociedad. Esto, mediante el compromiso, acciones concretas y exigencia de cambios sustanciales en nuestras instituciones. 

Por lo anterior, debemos recordar las reformas estructurales impostergables. En este grupo hay que mencionar las reformas a la Ley del Servicio Civil para profesionalizar a nuestros servidores públicos y crear una moderna y técnica burocracia. También las reformas a la Ley Electoral y de Partidos Políticos para mejorar la participación y representación ciudadana en la esfera política. De igual manera se debe modernizar la Contraloría General de Cuentas para llevar a cabo procesos de cuentadancia técnicos que auditen de forma objetiva a los funcionarios públicos, sin que esto implique que tengan miedo de hacer su trabajo por hallazgos discrecionales y arbitrarios.

No quiero sonar alarmista, pero definitivamente el COVID es un llamado a la realidad para todos los guatemaltecos por haber evidenciado nuestra precaria institucionalidad. 

La situación se complica aún más por la incertidumbre total de la duración y el alcance de esta enfermedad, ni siquiera sabemos cuánto durarán los efectos de la misma. Lo que sabemos sin duda es que, a menos que los guatemaltecos que deseamos un mejor país trabajemos unidos en proponer y generar cambios, el resultado final de esta emergencia no será tan alentador.


Sociedad de Plumas es una red de colaboradores comprometidos con promover en las páginas editoriales el balance, el contraste y la propuesta constructiva.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
Guatemala bajo la lupa
noticia AFP
Un exempleado destruyó 50 vehículos Mercedes con una excavadora
noticia AFP
Expulsados por los ciclones y atraídos por Biden, nueva ola de centroamericanos migra a EE.UU

Desde diciembre abundan en redes sociales convocatorias para la “Caravana 15 de enero 2021”, que tiene previsto salir de la hondureña San Pedro Sula e ir sumando en el camino a guatemaltecos, salvadoreños y mexicanos atraídos por el “sueño americano”.



Más en esta sección

Gustavo Herrera: un hampón de grandes ligas exonerado por conocidos magistrados –suplentes– de la impunidad

otras-noticias

EE. UU. sigue de cerca acciones del Congreso

otras-noticias

Guatemala rompe su récord de corrupción

otras-noticias

Publicidad