[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

La mirada como símbolo


foto-articulo-Domingo

Hace unos días visité la obra inacabada de Rodolfo Abularach. Una preciosa edificación de remembranzas nazaríes que este excepcional artista guatemalteco levantó en los cerros del Este, a las afueras de la capital. Un espacio que él construyó casi con sus propias manos y la ilusión de albergar allí su obra más querida, aquella que no quiso vender, así como extender el uso del mismo a actividades culturales de todo orden. Cada artista tiene su vida y su mundo, pero en el caso de Rodolfo ambas dimensiones se reducían a algo muy sencillo. Hombre modesto, frugal, de vida austera y trato afable, Rodolfo era un artista/artesano que vivió siempre sin lujos, dedicado a trabajar cada día como si fuera el último de su vida. No le preocupaba demasiado vender sus obras. De ahí el inmenso inventario que encontré en el edificio donde las pensaba guardar. No sé, cientos de ellas.

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital Ilimitada Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Ana Lucía Mendizábal Ruiz/elPeriódico
La oración en el huerto y las otras obras robadas de la Ermita del Calvario en 2014
noticia Agencias
Real Madrid remonta y se clasifica en la Copa del Rey
noticia Roberto Moreno Godoy
La Campaña que Nadie Entiende


Más en esta sección

EE.UU. ofrece US$5 millones por captura de cabecilla hondureño de la MS-13

otras-noticias

Al menos 5 guatemaltecos entre los 14 muertos en accidente del norte de México

otras-noticias

Piden US$900 millones por derechos de temas de Michael Jackson

otras-noticias

Publicidad