[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

75º aniversario de las relaciones bilaterales ruso-guatemaltecas: retrospectiva histórica e imperativos de la cooperación actual


foto-articulo-Domingo

Este año la comunidad internacional está celebrando varios aniversarios importantes de los acontecimientos trascendentales del siglo XX, que formaron las realidades jurídicas y sentaron las bases de las relaciones internacionales modernas. Especialmente son el 75º aniversario de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial, así como el 75º aniversario de la fundación de las Naciones Unidas.

Junto con estos acontecimientos históricos mundiales en 2020 celebramos también el 75º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre la Federación de Rusia y la República de Guatemala. Indudablemente esta fecha es una ocasión única para mirar no solo hacia Guatemala, el país más poblado y con la economía más grande de América Central, sino también hacia la subregión en su conjunto.

Oficialmente las relaciones diplomáticas entre la Unión Soviética (URSS) y Guatemala fueron establecidas el 19 de abril de 1945 mediante un intercambio de notas entre los embajadores en Washington

A. A. Gromyko y E. Silva Penya. Sin embargo, los primeros contactos a nivel de los jefes de ambos Estados se remontan a finales del siglo XIX –en 1880 el emperador Alejandro II y el presidente de Guatemala

J. R. Barrios intercambiaron por primera vez las misivas sobre su disposición a desarrollar las relaciones amistosas. Por lo tanto, la historia de nuestras relaciones de facto abarca 140 años.

En los años subsiguientes, las relaciones se caracterizaron por periodos de intensidad variable, pero nunca se interrumpieron. En el siglo XX el predominio ideológico de  Estados Unidos en prácticamente todo el Istmo centroamericano y la aplicación activa de la Doctrina Monroe no favorecieron el desarrollo de los contactos políticos soviético-guatemaltecos a diversos niveles.

La situación cambió en 1991, después de que la Unión Soviética dejara de existir, y Guatemala reconoció a la Federación de Rusia como Estado sucesor de la URSS. En 1994 en Moscú se estableció la Embajada de Guatemala y el primer Embajador fue acreditado. A mediados de 1998 el Encargado de Negocios interino de la Federación de Rusia llegó a Guatemala para trabajar de forma permanente, y en 2007 se abrió aquí la Embajada rusa, encabezada por el Embajador de Rusia con residencia permanente en el país, quien presentó sus credenciales el 27 de febrero de 2008.

Es importante señalar que Rusia, junto con otros Estados y organizaciones internacionales, apoyó el proceso de solución pacífica del prolongado conflicto armado interno en Guatemala. Por consiguiente, por invitación de la parte guatemalteca la delegación rusa participó en la solemne ceremonia de la firma de Acuerdos de Paz Firme y Duradera entre el Gobierno y la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca el 29 de diciembre de 1996.

Sin embargo, en realidad la mayoría de los rusos aprendieron sobre Guatemala, el país de la eterna primavera, después de que Vladímir Putin, presidente de la Federación de Rusia, diera un discurso allí en el 119º periodo de sesiones del Comité Olímpico Internacional, y como resultado de una lucha ardua obtuvimos el derecho a celebrar los Juegos Olímpicos de Invierno en Sochi en 2014. Hasta ahora los guatemaltecos recuerdan calurosamente las actividades que tuvieron lugar en la “Casa Rusa”, nuestras presentaciones artísticas y recepciones, además su capital se ha convertido desde entonces en la ciudad hermanada con Sochi.

Otro auge del interés genuino de los guatemaltecos en nuestro país fue relacionado con el éxito de la Copa Mundial de la FIFA en 2018, cuando muchos centroamericanos pudieron ver Rusia con sus propios ojos, conocer a nuestra gente hospitalaria, aprender nuestras tradiciones y costumbres. Esto tuvo un gran papel positivo para que la opinión pública en Guatemala sobre Rusia cambiara notablemente para mejor. Como saben, en América Central durante décadas se propagaba la percepción de nuestro país en el espíritu del pensamiento de la “Guerra Fría” y de las películas de Hollywood como una ciudadela comunista y enemiga del “mundo occidental libre”.

Así pues, la diplomacia pública, así como la celebración de acontecimientos deportivos y culturales de gran envergadura, son instrumentos eficaces para el desarrollo de los contactos humanitarios entre los países y acercan realmente a los pueblos y los Estados.

Tenemos otras similitudes importantes. A pesar de que Rusia y Guatemala están geográficamente muy distantes entre sí, nos une la multinacionalidad de los pueblos, la riqueza cultural y étnica de las lenguas y tradiciones, las raíces históricas que se remontan a muchos siglos atrás, y la fe cristiana. Es una buena base para una cooperación fructífera.

Por supuesto, persisten las contradicciones, así como las diferentes opiniones sobre los acontecimientos que tienen lugar en el mundo moderno. Me gustaría subrayar que esto es absolutamente normal. Y es aquí donde la diplomacia debe actuar hábilmente buscando opciones mutuamente aceptables, y manifestarse la voluntad de las partes para persuadir y negociar.

Pero hay mucho más puntos en los cuales coincidimos. Guatemala es nuestro socio y aliado en las iniciativas internacionales promovidas por Rusia dentro del sistema de las Naciones Unidas. En particular, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, Guatemala ha votado tradicionalmente a favor de las resoluciones contra la glorificación del nazismo y para fortalecer la seguridad de la información internacional. En 2018 este país se unió a la iniciativa de no ser primeros en emplazar armas de ningún tipo en el Espacio Ultraterrestre. Nos apoyamos mutuamente en la votación por los candidatos a varios órganos y estructuras de la ONU. Las consultas políticas regulares han probado ser un instrumento eficaz de la cooperación bilateral. La última ronda a nivel de viceministros de Relaciones Exteriores se celebró en diciembre de 2018 en Moscú.

Nuestros lazos económicos también se caracterizan por un desarrollo progresivo, pero sin duda están sujetos a la influencia de las tendencias mundiales y la coyuntura global. Agradecemos a Guatemala por no apoyar, al igual que otros países latinoamericanos, las sanciones económicas antirrusas. El volumen del comercio mutuo llegó a US$120.5 millones el año pasado, con saldo a favor de nuestro país. Obviamente el potencial en esta área es bastante significativo, ya que la estructura de nuestro comercio es complementaria y entre los consumidores rusos seguramente habrá demanda de café guatemalteco de primera categoría, cacao, ron, bananos y camarones. Estamos interesados en diversificar nuestras relaciones comerciales, económicas y de inversión, y en este sentido esperamos que haya reciprocidad de la parte guatemalteca.

Para lograr este objetivo, en 2019 se estableció, con la asistencia de la Embajada, la Cámara de Comercio Ruso-Guatemalteca “RUS-CAM”, que logró entablar útiles contactos con estructuras rusas especializadas en exportación con el objetivo de posicionar mejor los productos nacionales en la región.

Consideramos que es muy importante establecer relaciones no solo bilaterales sino también multilaterales, ya que ambos países son miembros de bloques de integración comercial regionales –la Unión Económica Euroasiática (UEEA) y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA)– y se trata de una modalidad para establecer una cooperación económica multilateral. Esto es exactamente el mecanismo que estamos tratando de establecer en el marco de los contactos con las estructuras de integración regional ubicadas en Guatemala –la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Cabe señalar que ya hay progreso notable en esta área. En particular, actualmente está bajo consideración un documento sobre la cooperación entre la SIECA y la Comisión Económica Euroasiática. A su vez, el Parlacen aprobó la Resolución que dispone instar a la creación de la Asamblea Parlamentaria Eurasia-Latinoamérica (Eurasialat), destinada a concertar el trabajo multilateral de los legisladores de Eurasia y América Central. En el contexto de la tarea de desarrollar la diplomacia parlamentaria, el 2 de julio de 2019 fue firmado en Moscú el Convenio sobre Colaboración entre la Asamblea Federal de la Federación de Rusia y este órgano legislativo subregional. La reciente iniciativa de crear la Liga de Amistad Parlamentaria Rusia-Guatemala en el Congreso de la República es una esfera prometedora para el fortalecimiento de las relaciones interparlamentarias bilaterales.

Como ha demostrado la experiencia de cooperación en el marco del Primer Foro Centroamericano sobre Ciberdelito y Seguridad de la Información Internacional, así como del Foro Internacional “Unión Económica Euroasiática y América Latina y el Caribe: Cooperación para una mayor integración regional”, que fueron organizados el año pasado con el apoyo de nuestra Misión Diplomática en Guatemala, los parlamentarios, la comunidad académica y una parte de los círculos gubernamentales de este y otros países centroamericanos están realmente interesados en profundizar la cooperación con Rusia y nuestros socios de la UEEA sobre una base colectiva.

Ambos países siguen interactuando con éxito en el sector de la seguridad, a través de los órganos de orden público entre otros, incluyendo la capacitación de policías guatemaltecos en los cursos especializados en Rusia y su participación en los programas del Centro de Capacitación del Ministerio del Interior de Rusia en Managua.

La Embajada de la Federación de Rusia en Guatemala está haciendo notables esfuerzos para desarrollar la cooperación bilateral en el sector espacial. Dos cosmonautas rusos, Héroes de Rusia Y. Usachev y M. Kornienko han visitado últimamente el país. Se está trabajando en la creación de una Agencia espacial regional y un centro educativo para niños y jóvenes. Una de las universidades guatemaltecas, en cooperación con la Universidad Estatal del Suroeste, está organizando un Centro de Control de Vuelos para nanosatélites estudiantiles. Esperamos que Guatemala lance los primeros objetos espaciales con el apoyo de Rusia en un futuro próximo.

Estamos trabajando activamente para desarrollar los lazos humanitarios, educativos y culturales. Desde octubre de 2012 en Guatemala funciona el Centro ruso-guatemalteco de estudios de la cultura, historia y escritura maya Y. Knórozov, científico soviético que descifró los jeroglíficos de esta antigua civilización. Un resultado importante del trabajo del Centro es la elaboración del atlas de las lenguas mayas de Guatemala por pedido del Ministerio de Cultura y Deportes. En diciembre de 2015, el Centro lanzó el sitio web en ruso “Atlas Epigráfico de Guatemala y Yucatán” con acceso libre a todo el material recopilado.

El 12 de marzo de 2017 se inauguró el Centro Nacional de Arte en Amatitlán, ciudad hermanada de Gzhel, cuyo objetivo es desarrollar la cerámica guatemalteca utilizando las tecnologías y los motivos rusos, preservando las tradiciones culturales nacionales de los pueblos de ambos países.

Objetivamente Rusia está aumentando su presencia en Guatemala. Es gratificante que aquí se hayan convertido en tradicionales los eventos dedicados a nuestro país, tales como las exposiciones de fotos, las conferencias sobre el arte ruso y la historia del traje típico ruso. La Misión Diplomática rusa organiza regularmente conferencias sobre literatura y política, mantiene contactos con los compatriotas que viven aquí. Se ha convertido en una buena tradición invitar a Guatemala a famosos músicos rusos quienes dan conciertos y talleres.

Todos los años, jóvenes guatemaltecos talentosos reciben becas para estudiar en las universidades rusas y el país aprovecha su cuota al máximo. El número de solicitantes aumenta constantemente. Las especialidades de ingeniería, medicina y arte gozan de una gran demanda.

Consideramos que nuestra tarea inmediata consiste en promover el diálogo político constructivo con el nuevo Gobierno de Guatemala, encabezado por el presidente doctor Alejandro Giammattei, y seguir ampliando el marco jurídico de las relaciones bilaterales, así como enfocarnos en el fortalecimiento y la diversificación de los vínculos comerciales y económicos entre nuestros países.

Sin embargo, me gustaría que los rusos también tuvieran la oportunidad de conocer el patrimonio cultural e histórico de este hermoso país con una rica cultura que es consonante con nuestra cosmovisión nacional. El acercamiento y el enriquecimiento mutuo entre los pueblos de Rusia y Guatemala en diversas esferas es una de las metas importantes de la Embajada de Rusia.

Para concluir, quisiera expresar mi convicción de que el camino de 75 años es solo el comienzo de una fuerte amistad basada en los principios del respeto mutuo y la cooperación mutuamente beneficiosa entre nuestros dos países. Confío en que únicamente mediante esfuerzos conjuntos podremos garantizar la estabilidad, la seguridad, el bienestar y la prosperidad de nuestros países y pueblos.

*Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación de Rusia en la República de Guatemala

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
EO Guatemala organiza charla motivacional
noticia Silvia Tejeda
El abusivo precio de un medicamento

Otra orilla.

noticia
¡Vibrante carrera!

Williams Julajuj se impuso por tres segundos a Alberto González; ¡Heidy Villegas derrotó de nuevo a la “invencible” Merlin Chali!: fue una Max Tott de agonía…



Más en esta sección

Periodista es agredido mientras cubría un incendio en Puerta Parada

otras-noticias

Instituciones rechazan incremento en tasas de servicios de Salud

otras-noticias

Extinguen tres vehículos y US$158 mil del narcotraficantes Ramón Yañez

otras-noticias

Publicidad