[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Educar, una condición para el desarrollo


foto-articulo-Domingo

De la serie de problemas que aquejan a Guatemala, definir prioridades debe ser complicado. Pese a ello, hay grandes acuerdos sociales que no pueden pasar desapercibidos y que permiten encontrar los caminos correctos para conducir al país. Uno de estos consensos es la necesidad de trabajar por la educación, en todos sus ámbitos y niveles. 

El mismo presidente Alejandro Giammattei mencionó en su discurso de toma de posesión la necesidad de apostarle a la educación “como motor de la sociedad”. Incluso, enérgicamente, resaltó: “La reforma educativa inicia aquí y ahora”. 

Espero que esa afirmación trascienda la oratoria, pues no es posible seguir postergando ese cambio radical que requiere el sistema educativo nacional. Lo anterior no es solamente revisar el Currículo Nacional Base, sino modernizar los métodos de enseñanza, garantizar una infraestructura escolar digna, premiar el mérito de los docentes y, por qué no, promover una renovación de los liderazgos magisteriales los cuales, más que aliados de la educación, han sido un obstáculo. 

Recuerdo el año pasado que, durante una reunión con los coordinadores de las Juntas Electorales, uno de ellos mencionaba que las condiciones de las escuelas es un asunto que se trata únicamente en años de elecciones. “Solo cada cuatro años nos acordamos de que las escuelas están en pésimas condiciones”, señaló. Baños sin agua, techos con agujeros, paredes sucias y pisos quebrados, son solo algunas carencias que saltan a la vista y que las mismas Juntas debieron solucionar, en muchos casos, con dinero de sus bolsillos. 

Si apenas 

En cuanto a la calidad de la formación, es un buen inicio trazarse una meta ambiciosa de cubrir 200 días de clases; sin embargo, el Ministerio de Educación no debe pensar en ese indicador como una cuota por llenar, sino garantizar que esa cifra también sea sinónimo de clases productivas que incidan en la vida de los estudiantes más allá de las aulas. 

La complejidad de lo anterior siempre ha radicado en el ¿cómo lograrlo? Algunos gobiernos han apostado por aumentos salariales a los maestros; otros, por cambiar los cursos que reciben los estudiantes, y unos más, por programas de descentralización y autogestión educativa. Sería importante conocer el impacto específico de cada una de estas y otras decisiones que han adoptado diferentes ministros, porque si hay algo indiscutible, es que no ha sido suficiente.

El Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), en la Ruta para el Desarrollo de Guatemala 2020-2024, habla de la formación de capacidades y para ello incluye un tema que no se ha abordado en su justa dimensión: la tecnología. Es triste que los directores o comités de padres deban preocuparse primero por cómo colocar un chorro en la escuela, antes de una computadora, porque el Estado no ha sabido cubrir esas necesidades básicas. Un reto para este nuevo gobierno debe ser encontrar los medios que le permitan dotar de tecnología a las aulas y contar con el personal que sepa enseñar a utilizarla.

El presidente Giammattei también resaltó en su discurso que un eje prioritario será la generación de empleo. En este sentido, la educación vuelve a ser un actor protagónico. 

Si bien la certeza jurídica y la inversión son condiciones indispensables para contar con empleo formal, también es trascendental que quienes opten a esos puestos tengan las destrezas necesarias para desempeñarse y crecer en ellos. Las pruebas a graduandos muestran el enorme desafío en áreas como la matemática y lectura donde, si bien hubo una mejoría en los resultados entre 2015 y 2019 con un incremento en el logro de los estudiantes (11.06 por ciento en lectura y 5.1 por ciento en matemática), los avances no marchan al ritmo deseado. 

La tecnología y cursos que vayan a la vanguardia de las tendencias globales son una prioridad, pero estos no son funcionales si no se acompañan por un pensamiento crítico y sistémico.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia IN ON CAPITAL
Inversores en Wall Street evalúan inflación

Los rendimientos cayeron por cuarto día consecutivo.

noticia Jaime Arimany
Juez corrupto afecta al sistema

La paciencia y la fe nos han dado la confianza de que la justicia llega.

noticia EFE
Justicia cerca al Presidente de Honduras en juicio contra narco

Los fiscales estadounidenses llevan dos años señalando que Juan Orlando Hernández ha aceptado sobornos del narcotráfico.



Más en esta sección

Mingob asegura que inició la cancelación de asociaciones vinculadas con disturbios

otras-noticias

Cinco empresas podrán instalar fibra óptica en La Antigua Guatemala

otras-noticias

Embajador anuncia intención de donar más vacunas

otras-noticias

Publicidad