[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

¿Acaso no hemos aprendido?


foto-articulo-Domingo

En los últimos días hemos visto cómo la conflictividad y el riesgo de la democracia se ha incrementado en países de Sudamérica. Países como Ecuador, Bolivia, Chile y, no olvidemos, Venezuela están atravesando crisis en donde la institucionalidad local está en peligro. Lo que sucede en estos lugares nos debe de servir como ejemplo de la conflictividad que no debe suceder en Guatemala. No se puede abusar del derecho de manifestar y de la libertad de expresión. El ejemplo que nos debe servir es para dejar claro que esos movimientos violentos y delictivos debilitan el sistema de gobierno.

Es tan preocupante cómo ciertos actores guatemaltecos todavía están interesados en generar inestabilidad política en el país. ¿Acaso no hemos aprendido? Si bien es cierto nos encontramos en una grave crisis institucional es necesario copiar lo bueno, pero desechar siempre lo malo. Nosotros somos un ejemplo de llegar a consensos y manifestaciones sin el uso de la violencia pero siempre debemos estar claros que el éxito de las expresiones ciudadanas debe llevar soluciones y propuestas a los problemas que se tienen. 

Tomas Hobbes menciona que se deben crear unas condiciones que eviten enfrentamiento entre los distintos grupos sociales y que alguien mande por la fuerza. En el estado de naturaleza no hay normas que indiquen el bien y el mal que sí existen en el orden artificial. Para establecer esas normas debe existir una autoridad que se encargue sobre lo que está bien y lo que está mal. 

Los ciudadanos le damos la potestad al estado de la administración del sistema de justicia. Las instituciones están para respetarse. La historia del derecho ha tenido un desarrollo a lo largo del tiempo y no para permanecer como un recuerdo, si no para evidenciar que toda institución tiene a su vez sus remedios, procesos y formas de revisión de los errores. Quiero recalcar que nunca se debe abusar de los remedios ya que estos irían sobre la ley. 

Cualquier complicación que exista en el sector justicia, si se resuelve apegado a derecho y especialmente a la constitución política del país, tendrá como resultado la aplicación adecuada de la ley. Sin embargo, debemos tener siempre en consideración que es esencial ignorar las acciones de terceros que quieran viciar el proceso. Cualquier intervención de este tipo puede afectar la objetividad de la aplicación del Estado de Derecho

Si bien es cierto la situación que nos absorbe desde el sistema judicial no es la que todos quisiéramos, creo conveniente hacer la siguiente reflexión: ante cualquier problema siempre debemos buscar soluciones y no más complicaciones. 

Hoy la justicia guatemalteca enfrenta uno de los vacíos jurídicos más grandes de la historia. Dichos vacíos ponen en riesgo resoluciones, fallos y sentencias; sin embargo, el debilitamiento institucional no es, ni debe ser, la solución que buscamos.

Estamos claros que es imperante trabajar por las reformas a la ley del Organismo Judicial. Pero eso no debe ser excusa para manipular la elección de jueces y magistrados en beneficio único de ciertos grupos ideológicos.

No puede ser que después tantos años y análisis no hayamos aprendido nuestro lección. Guatemala nos necesita. Solamente trabajando juntos lograremos fortalecer las instituciones. Solo con instituciones fuertes lograremos construir un Estado sólido. 

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Integrantes de la mara Salvatrucha son condenados de 90 a 420 años de prisión
noticia Gonzalo Asturias Montenegro
Una masacre que aún sangra

El eterno conflicto entre democracia y autocracia.

noticia Rodolfo Neutze
“Es la economía, estúpido”

Al final del día para todos lo más importante es tener certeza económica.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Jaime Aparicio es condenado a cinco años de cárcel

otras-noticias

Integrantes del CSU defienden designación de magistrados ante la CC

otras-noticias

FECI pide juicio para fiscal del MP que colaboró con Los Huistas

otras-noticias

Publicidad