[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Rumbo a un futuro libre de humo


La empresa Phillip Morris International ha invertido US$4.5 mil millones para crear productos que resulten menos dañinos a la salud de los fumadores en el mundo.

foto-articulo-Domingo

Luego de que la firma Phillip Morris International (PMI) lanzara cuatro productos, entre estos el denominado IQOS, un dispositivo libre de humo para personas fumadoras, más de 5 millones de personas han dejado el cigarrillo para consumir el producto que fue lanzado en 38 países, incluida Guatemala. La Organización Mundial de la Salud (OMS), calcula que mil millones de personas seguirán fumando en la próxima década, por lo que surge la idea de ofrecer alternativas menos nocivas para su salud.

En Guatemala se ha instalado una tienda y varios quioscos para ofrecer el producto, que tienen como objetivo principal su promoción entre personas que ya son fumadoras.

“Tenemos un compromiso muy claro, queremos lograr un mundo sin humo, esto quiere decir que en futuro dejar de vender cigarrillos y darle a cada uno de los adultos fumadores, de América Latina y del mundo alternativas mejores que seguir fumando. Hoy sabemos que millones de personas consumen el tabaco en su forma más dañina, que es el cigarrillo, pero gracias a la innovación y la ciencia, estamos en condiciones de ofrecer productos mejores, asegura Gabriela Wurcel vicepresidenta de Asuntos Corporativos para América Latina y Canadá de PMI.

El IQOS es un producto libre de humo. (PHILIP MORRIS INTERNATIONAL)

Los expertos están de acuerdo en que la principal causa de daño por tabaquismo son los químicos tóxicos asociados con la quema. PMI trabaja desde hace una década en la investigación y desarrollo de productos libres de humo que sean potencialmente menos nocivos que fumar. La compañía ha invertido más de US$4.5 mil millones y ha establecido fábricas en Italia, Alemania y ha hecho la conversión de fábricas existentes en Grecia, Rusia, Rumanía Corea y dos líneas de producción adicionales en Suiza. Científicos ingenieros y expertos en 30 disciplinas fundamentales como ciencia de materiales electrónica de consumo, ciencia clínica y toxicología de sistemas, forman parte del equipo de investigación contratado por la firma internacional.

Recientemente se celebró en Washington, Estados Unidos, la actividad denominada The E-Cigarrette Summit Science Regulation & Public Health, donde científicos y organismos como la FDA debatieron sobre el tema de los productos con tabaco calentado, como alternativa al cigarro.

“Queremos estar presentes en cada uno de los países ofreciendo a los fumadores adultos una alternativa mejor. Es necesario que los organismos reguladores y autoridades de Salud Pública de cada país incorporen a sus políticas antitabaco medidas de reducción de daño. Esto requiere una regulación que distinga eficazmente los productos combustibles de los productos sin humo”, especifica Wurcel.

La mayoría de las regulaciones de tabaco fueron creadas cuando los productos sin humo aún no existían Los expertos reconocen que no todos los productos de tabaco son iguales. “Por eso existe una urgente necesidad de actualizar el marco regulatorio para reflejar esta realidad”, especifica la ejecutiva.

“Hoy con el conocimiento científico y los expertos en salud pública es necesario actualizar estos marcos regulatorios para permitir que se comunique a los fumadores sobre los beneficios de los productos sin humo, la falta de combustión, pero también de los riesgos de estos productos porque estos son adictivos y no son libre de riesgo, y también que se aseguren que los mercados tengan los más altos estándares, técnicos y científicos, para que no entre cualquier cosa al mercado y para que los menores no tengan acceso a los productos”, resalta.

Gabriela Wurcel informa que se pretende ofrecer a las personas fumadoras una opción mejor.

 

“Hay una tendencia mundial, que es clara hacia la utilización de productos sin humo como parte de la estrategia de reducción de daño contra el tabaquismo, en países que están en la vanguardia del control del tabaco, como nueva Zelandia, Reino Unido y Estados Unidos claramente se están moviendo a la dirección de estimular la innovación, la tecnología para desarrollar productos sin humo y desestimular el consumo de cigarrillos. Y esta visión es la que compartimos”, especifica Wurcel.

La ejecutiva de PM señala que por el momento no pretenden dejar de vender el cigarro convencional debido a que correrían el riesgo de que se incremente el comercio ilícito. “Tenemos el objetivo de dejar de vender cigarrillos, pero cuando tengamos la oportunidad de ofrecer las alternativas”, puntualiza Wurcel.

Diferencia entre un cigarrillo electrónico y el dispositivo IQOS

Tienen en común que están basados en el principio de calentar sin quemar, actualmente se sabe que el principal problema es la combustión, al quemar el tabaco, sale humo que contiene componentes nocivos.

El cigarro electrónico calienta un líquido que puede o no contener nicotina y lo calienta y sale un vapor. En el caso de IQOS lo que se calienta es el tabaco, pero no supera los 350 grados centígrados. La diferencia entre estos productos que se calientan con los cigarrillos convencionales es que en estos últimos hay combustión, alcanzando de 650 a 800 grados centígrados lo que genera humo. Al calentarse la nicotina o el tabaco expulsa vapor y no humo.

Cómo funciona el IQOS

El producto consiste en un cartucho de tabaco que se inserta en un dispositivo electrónico que tiene un software de alta tecnología, calienta el tabaco a una temperatura que nunca llega a la combustión. Entonces en lugar del humo, sale un vapor, y ese vapor contiene hasta un 90 por ciento menos de componentes nocivos que el humo del cigarrillo.

PM resalta los resultados de estudios efectuados por equipos contratados:

El IQOS no genera combustión, ni humo. – El vapor del IQOS contiene niveles en promedio 90 por ciento menores de agentes tóxicos en comparación con el humo de un cigarrillo de referencia diseñado para investigación científica, con niveles de nicotina similares a los del humo del cigarrillo.

Los estudios de laboratorio confirman que estos niveles más bajos de agentes tóxicos dan lugar a que el vapor del IQOS sea significativamente menos tóxico que el humo del cigarrillo.

PMI indica que fumadores que se cambiaron completamente al IQOS en dos estudios clínicos de una semana y en dos de tres meses redujeron significativamente su exposición a 15 agentes tóxicos.

El uso del IQOS no afecta negativamente la calidad del aire en interiores y no es una fuente de humo de tabaco de segunda mano, especifica la empresa.

14 por ciento
de fumadores japoneses se han cambiado a productos sin humo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Mario Fuentes Destarac
La clase media es un bastión de la democracia

Los clasemedieros rechazan la dependencia clientelista.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
CC deja sin efecto las reformas a la Ley de Reconciliación Nacional
noticia Jose Rubén Zamora
360 A vuelo de pájaro


Más en esta sección

Llegó la hora para Luis Carlos Martínez

otras-noticias

El 45 por ciento de población tiene al menos una dosis contra COVID-19 en Costa Rica

otras-noticias

Presidente de Panamá confirma llegada de casi medio millón de vacunas Pfizer

otras-noticias

Publicidad