[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Adolfo “Fito” Mijangos (1929-1971)


foto-articulo-Domingo

Podrán asesinar al hombre pero nunca a sus ideas. El 13 de enero se conmemora un aniversario más de un asesinato horrendo, el cual sacudió la conciencia ciudadana por la cobardía y la saña cometida. El crimen sigue en la impunidad y sus autores intelectuales y materiales no han sido juzgados. Todos los años lo recordamos y le seguimos rindiendo homenaje a este héroe guatemalteco, verdadero quetzalteco universal que cayó acribillado por sicarios paramilitares. Fito Mijangos era parapléjico a causa de un accidente sucedido en Europa años antes y murió acribillado en su silla de ruedas sin más armas que sus ideas y su compromiso con el pueblo guatemalteco. Tan diferente su integridad y valentía a la de sus verdugos, la actitud cobarde de los exgenerales y otros militares que hoy juzgados por crímenes de lesa humanidad llegan en sillas de ruedas fingiendo mala salud.

A las siete de la noche salía de su bufete, compartido con Américo Cifuentes Rivas, situado en la 13 calle y 4a. avenida de la zona 1 enfrente del Edificio Horizontal. Fito, como se le conocía popularmente, era en ese momento diputado al Congreso de la República. Hombres vestidos de paisanos con sombrero se le acercaron y le dispararon por la espalda a quemarropa con armas de grueso calibre solo permitidas a las fuerzas de seguridad del Estado. Eran los tiempos del general Carlos Arana Osorio, conocido por sus acciones represivas y su gobierno que militarizó el país y entregó los recursos naturales a voraces empresas transnacionales, en medio de una corrupción escandalosa.

Recuerdo el duelo entre la comunidad universitaria e intelectual y entre amplios sectores de la población que habían votado por Fito Mijangos. En un acto lleno de emotividad su silla de ruedas fue puesta en un alto pedestal a la entrada de la Universidad de San Carlos. Esa misma noche fuerzas oscuras se la robaron dejando un mensaje lleno de sarcasmo y odio: “Gracias la necesitaba, un parapléjico”. No respetaron nada aquellos asesinos.

El asesinato de Fito fue parte de una cadena de atentados terroristas de fuerzas ligadas al Estado contra los ciudadanos que se opusieron a la militarización y a la corrupta asociación del gobierno del General con la empresa Exploraciones y Explotaciones Mineras de Izabal, S.A. (Exmibal). Fue también asesinado el licenciado Julio Camey Herrera, brillante jurista y sufrieron atentados el destacado economista Rafael Piedrasanta Arandi y el abogado agrarista Alfonso Bauer Paiz, el inolvidable Poncho. Estos dos profesionales tuvieron que salir al exilio. Balas contra conceptos, ametralladoras contra ideas, asesinos contra académicos. ¿Cómo puede progresar un país que asesina y persigue a sus profesionales e intelectuales?

Fito Mijangos ha continuado vivo en nosotros. Su ejemplo de honradez política y compromiso en defensa de los recursos naturales no renovables del país es un paradigma vigente.

Fito Mijangos fue un diputado como los que Guatemala debería tener. Qué tristeza compararlo con los corruptos y tránsfugas que ahora calientan sus nalgas y engruesan sus bolsillos en el Congreso, especialmente la banda del FCN.

Adolfo Fito Mijangos López fue fundador de la Unidad Revolucionaria Democrática URD, junto a Manuel Colom Argueta, Francisco Villagrán Kramer, Américo Cifuentes y otros ilustres ciudadanos y que daría origen después al Frente Unido de la Revolución FUR.

Además fue connotado académico y profesor universitario, abogado y notario de la Usac, doctor en Derecho de la Universidad de París, con una especialización en Derecho agrario en Italia y otra en Luxemburgo sobre Derecho comparado.

Todos los años recuerdo las palabras del doctor José Barnoya: “Fito lo había hecho todo por nosotros, solo le faltaba morir por nosotros”.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Guatemala acomula más de 138 mil de COVID-19

Ministerio de Salud reporta 224 nuevos casos de coronavirus en la última jornada.

noticia Juan José Corado
Opinión: Sigue el desorden en el fútbol nacional

El fútbol guatemalteco continúa sumergido en un completo desorden y eso se refleja en que no ha podido concluir un torneo desde que empezó la pandemia del Coronavirus.

 

noticia EFE
Honduras y la ONU oficializan oficina anticorrupción

El combate a la corrupción es un eje transversal en la agenda del Gobierno y de la Unodc, que tiene 21 oficinas ubicadas en diferentes países



Más en esta sección

Familias de San Marcos creen que guatemaltecos están entre las víctimas localizadas en México

otras-noticias

Maduro presenta gotas “milagrosas” contra el COVID-19

otras-noticias

Presidente mexicano López Obrador anuncia que tiene COVID-19

otras-noticias

Publicidad