[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

La rebelión del sentido común


foto-articulo-Domingo

Ayn Rand se equivocó en todo, hasta en la caracterización de Atlas, pues en la mitología antigua este titán no sostenía el mundo sino los cielos. Los seudo liberales contemporáneos han levantado hasta “los cielos” la simpleza de Rand, poniéndola en un pedestal de adoración con el fanatismo propio de una secta fundamentalista. Ya aburren, más que lo que cansa al pobre Atlas sostener la bóveda celeste como castigo de Zeus. Lo único objetivo en el “objetivismo” de Ayn Rand es su completo subjetivismo acientífico. La felicidad no es solo una cuestión egoísta y la moral está enraizada en lo social. Por lo tanto el egoísmo no puede ser ni racional ni moral.

Dejemos la mitología y vayamos a la realidad. Samir Amin, economista egipcio, estudioso del desarrollo y subdesarrollo, también conocido como crítico del comunismo soviético, comparó al neoliberalismo con un virus letal del cual la humanidad logró recuperarse. La enfermedad neoliberal se reconoce por las ronchas del mercado “auto regulado” y el fin del papel del Estado en la economía y los asuntos sociales, reduciéndolo a solo dos funciones: seguridad y justicia pero sin tomar en cuenta la justicia social.

Otro economista y Premio Nobel, el norteamericano Joseph E. Stiglitz, considera que “el fundamentalismo de mercado neoliberal siempre ha sido una doctrina política que sirve a determinados intereses. Nunca ha estado respaldado por la teoría económica. Y tampoco está respaldado por la experiencia histórica.”

Pero lo peor para Stiglitz son las consecuencias de las políticas neoliberales: “está claro quiénes son los perdedores: aquellos que siguieron políticas neoliberales, que no solo han perdido la lotería del crecimiento, sino que cuando esos países crecían, los beneficios iban a parar desproporcionadamente a las clases más altas”.

Las últimas décadas demostraron, rotundamente, que el neoliberalismo es inviable en América Latina para superar la pobreza. La pobreza, en países como Guatemala, aumentó en contraste con la concentración de mayor riqueza en menos manos. La falta de equidad en la distribución de la riqueza, socialmente creada pero privadamente distribuida, ha alcanzado niveles inaceptables. La pobreza aumentó en contraste con la concentración de mayor riqueza en menos manos. Y en países como el nuestro, es origen de la violencia, la inseguridad e incluso la corrupción. Porque la pobreza tiene causas y también efectos.

La teoría de la autorregulación del mercado como único mecanismo creador de bienestar, ha colapsado. El neoliberalismo agoniza pero da patadas de ahogado. En Guatemala es un discurso no apegado a la democracia y aliado de los fascistas. Los neoliberales se consideran
ahora dizque republicanos.

El neoliberalismo tampoco puede o quiere ver las consecuencias nefastas para el medio ambiente, causadas por la falta de regulaciones. Hasta han llegado a negar fenómenos comprobados como el recalentamiento global y la contaminación minera y petrolera.

En cuanto a políticas públicas, el neoliberalismo se aplicó plenamente durante tres décadas con las negativas consecuencias a la vista. Sería una actitud de ceguera y exacerbado sectarismo seguir disfrazando los fracasos con la machacada excusa de que “no fue el neoliberalismo sino el mercantilismo”. Y que el Estado responsable socialmente es algo perverso y negativo, es decir los neoliberales eliminan, por ingenuidad o por cinismo, el concepto del “bien común”. Ya es una necedad seguir esperando que la brecha entre riqueza y pobreza la arregle la “mano invisible” a través del “derrame” de la riqueza creada. Porque el único derrame que se ha dado es el “cerebral” de los teóricos y corifeos neoliberales, ante las consecuencias del capitalismo salvaje.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Danilo Parrinello
“El Chancle”

Persona bien vestida y muy cuidadosa de su aspecto.

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
MP realiza allanamientos por un caso relacionado con lavado de dinero
noticia AFP
Acta de acusación contra Trump es entregada al Senado

El juicio comenzará el 9 de febrero.



Más en esta sección

Hermano de diputada Sofia Hernández es hospitalizado en el San Juan de Dios

otras-noticias

MP y PNC realizan cerca de 40 allanamientos en diferentes sectores de Escuintla

otras-noticias

Salud publica nuevos horarios para centros comerciales, supermercados y mercados

otras-noticias

Publicidad