[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

Una historia circular


foto-articulo-Domingo

Ixquic, hija de Cuchumaquic, un señor de Xibalbá, es la figura femenina encargada en el Popol Wuj de perpetuar la estirpe de los jugadores de pelota. Además de haber sido una actividad que gozaba de mucha popularidad, el juego de pelota tenía profundas significaciones entre los antiguos mayas. Cuando la pelota de caucho tocaba el suelo, llevaba la esencia de la Luna, o el sentido femenino. Cuando se levantaba tenía la función solar, o el contrario masculino. Tierra y mujer, por un lado y cielo y hombre por otro, eran ya polaridades que cumplían funciones ideológicas y de ordenamiento sociocultural en aquella sociedad teocrático-militar, patriarcal y agraria. Los señores de Xibalbá usaron su poder para someter a la casta de los jugadores de pelota, asesinando a Hun-Hunahpú y Vucub-Hunahpú. La cabeza de Hun-Hunahpú da origen a un árbol cuyos frutos atraen a Ixquic, quien se acerca llevada por la fuerza

Cada suscripción es un grito en contra de la corrupción y la impunidad

Este contenido es exclusivo para miembros de nuestra Suscripción Digital y Suscripción Digital + Impreso. Iniciar sesión Suscribirme hoy

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europa Press
Nuevo récord de energía de fusión en un experimento europeo
noticia Cristian Velix/elPeriódico
Laboratorio móvil continúa con alta demanda de pruebas de COVID-19
noticia Redacción/elPeriódico
Matan a tres personas en interior de farmacia en Morales, Izabal


Más en esta sección

Isabel de los Ángeles Ruano, vida y poemas de la escritora guatemalteca

otras-noticias

Irma Flaquer, su vida y obra en un conversatorio

otras-noticias

Tras las cámaras de Rafael Lanuza, cineasta guatemalteco 

otras-noticias

Publicidad