[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Domingo

¿La civil sociedad?


Edelberto Torres-Rivas

foto-articulo-Domingo

Al analizar la democracia hoy día se hace referencia directa a las grandes áreas que forman la sociedad: el Estado, la sociedad y el mercado. Son determinadas relaciones entre esos grandes componentes las que explican hoy día las posibilidades democráticas de un país, la naturaleza de su constitución, la perdurabilidad de su esfuerzo, la perdurabilidad cierta de ese empeño. En un intento de que lo inteligible se convierta además en útil, es importante definir operacionalmente lo que entendemos hoy día por Sociedad Civil (SC), y a partir de ahí y, sobre todo, examinar sus relaciones con los procesos de construcción en sociedades que no tienen una tradición de valores liberales y/o que están saliendo de experiencias autoritarias.

Probablemente pocos conceptos induzcan a tantos equívocos como el referido a la aparentemente elusiva SC. La raíz de este involuntario desorden semántico (y no teórico) no es resultado de la irresponsabilidad de los analistas políticos, sino de una extraña coincidencia que se explica en parte por los orígenes del concepto y sus usos en boga, sobre todo porque penetró en el lenguaje común, de políticos y periodistas, en el discurso de la movilización popular. Es bien sabido que tiene un origen pos-medieval, diríase pos-hobessiano, y que entra a la reflexión de los filósofos como Locke y Harrington, para finalmente saltar a Hegel y Marx, en cuya huella fue importante Gramsci. Su uso casi se borra y apenas aparece en los años setenta del siglo pasado, cuando lo utilizan los proyectistas del Banco Mundial para medir el apoyo poblacional. Ha sido su uso empírico el que en Latinoamérica ha alcanzado enorme utilidad.

La noción política importante reside en reconocer que es la comunidad la poseedora del poder en la sociedad. Hoy día está presente la significación del Estado frente a la dinámica de la SC. Se refleja de nueva manera la preocupación por la manera de que en el seno de la sociedad se desarrollen estructuras no políticas, dejando un espacio extraestatal, no político, que tiene que ser necesariamente lo económico. La noción de SC recogió esa preocupación recordando la importancia que tiene el universo de relaciones privadas, en el que los hombres producen, intercambian, consumen, en aspectos vitales sin los cuales la vida de la comunidad no sería posible. Interacciones que se producen al margen del Estado.

Las relaciones de la SC con la vida pública no obedecen a un patrón normativo. Están determinadas por la naturaleza de la sociedad política (instituciones estatales, partidos políticos, cultura participativa, normas, valores propios de la cultura simbólica) y por la dinámica de la sociedad (SC) en un momento dado. Tales relaciones no están prescritas sino abiertas a la incertidumbre de la vida pública, influida por las diversas opciones democráticas que puedan irse conformando. Estas notas están inspiradas en una doble perspectiva crítica, la que se refiere al carácter contradictorio que hoy día adopta a nuestro juicio la vida múltiple de la SC¸ y a través de sus relaciones con la política y con el Estado, su contribución, indiferencia o freno a la construcción de la vida democrática.

Lo anterior obliga a hacer referencia a temas como ciudadanía, Estado y mercado, conflictos de interés, etc. El interés por estos temas está ajustado hoy día por la preocupación universal por construir la democracia política. El desarrollo y consolidación de la democracia en sociedades de mercado reactualiza el tema de la ciudadanía de la sociedad civil. El actual tema intelectual e ideológico que generan los profundos cambios que se operan en la sociedad y particularmente en la economía, explican a su vez el interés por definir bien el papel del mercado.

Llevando al extremo la primacía de lo privado, se enfatiza la identidad extrapolítica de la sociedad, pues es la economía la que define la dimensión básica de la vida social. El punto de partida para una definición de la SC ha sido una distinción entre lo que es lo público y lo privado, otra manera de ver la primacía y las tensiones entre lo político y lo social. Lo público es la esfera de la actividad humana donde se forman los intereses comunes y el contenido de la interacción social no depende de las voluntades personales sino de la formación de un poder que las supera. Hoy día el corazón del universo de lo público es el conjunto de la vida política y, del Estado. Y privado es el reino de los intereses particulares, del sujeto que tiene su fuero personal. SC es un concepto que remite tanto a la noción de espacio como de tiempo.

San Pedro las Huertas. Hacienda Azul.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Peterhansel sigue en el liderato del Rally

El francés Stephane Peterhansel (Mini), tercero este lunes en autos, y el chileno José Ignacio Cornejo (Honda), ganador en motos, conservaron su liderato en el Dakar, tras la octava etapa entre las ciudades sauditas de Sakaka y Neom.

 

noticia Europa Press
Una meteoróloga explica por qué es una mala idea comer trozos de hielo en TikTok
noticia Gonzalo Marroquín Godoy / ENFOQUE
¿Increíble? ¡NO!, era de esperarse…

El término ‘transparencia’ –dejar ver las cosas– es positivo en la gestión pública; el de ‘corrupción transparente’, explica el nivel de cinismo al que hemos llegado.



Más en esta sección

Aumenta seguridad en fronteras de Guatemala y México por el ingreso de migrantes

otras-noticias

Tasa de mortalidad por covid-19 en simios podría ser más alta que en humanos, dice experto

otras-noticias

La pandemia se aceleró en todo el mundo esta semana

otras-noticias

Publicidad